eldiariodelarepublica.com
En setiembre reanudarán el juicio contra Liliana Luchessi

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

En setiembre reanudarán el juicio contra Liliana Luchessi

El examen neurológico que había pedido la defensa para probar que la mujer es inimputable aún no fue realizado.

Después de casi un año y medio de la última audiencia, recién a mediados de setiembre, Liliana Jaquelina Luchessi será puesta nuevamente frente a los jueces de la Cámara Penal 1 de Villa Mercedes. El juicio por el homicidio de su hijo Jair, de apenas un año y nueve meses, y que la tiene como acusada será reanudado. Sin embargo, hasta el momento, el estudio neurológico que su defensor había solicitado para dar cuenta que la discapacidad intelectual de su clienta la hace una persona inimputable todavía no fue hecho.

El debate continuará, según designó el tribunal, el 12, 13, 16, 17, 18, 19 y 20 de setiembre. Para esos días de audiencias serán citados 48 testigos, entre ellos, policías, la forense que hizo la autopsia de la criatura, una médica policial, un psiquiatra del Poder Judicial, familiares de Luchessi y algunos vecinos del barrio San Antonio, que vivían junto a la casa de la acusada y, en su momento, hablaron de cómo la mujer maltrataba al nene.

El juicio por el homicidio de Jair, en realidad, había empezado el 21 de febrero de 2017. Pero, a cuatro días de su inicio, fue suspendido. En aquella oportunidad el fiscal Néstor Lucero dijo no estar al tanto de que Luchessi es beneficiaria de una pensión por discapacidad. El funcionario le explicó al tribunal que, solo para confirmarlo, se lo había consultado a la mujer un rato antes de que comenzara la audiencia. La concesión de esa ayuda social era porque, de acuerdo a una junta médica que la había revisado en su momento, ella poseía un 80 por ciento de discapacidad física y mental.

Por eso Lucero requirió, de inmediato, que fuera examinada por una junta médica que corroborara si estaba en condiciones de entender la criminalidad de sus actos, dado que si no lo estaba sería inimputable y la acusación levantada en su contra quedaría sin efecto.

El 28 de mayo del año pasado, cuando el tribunal ya contaba con los resultados del estudio solicitado por el fiscal, reanudó el debate oral. Pero el reinicio apenas duró una audiencia.

Después de que el secretario de Cámara leyera la acusación, en la que la fiscal Rosario Verdugo requería que Luchessi fuera condenaba a prisión perpetua por matar a su hijo, el abogado de la mujer, Pascual Celdrán, hizo un planteo preliminar.

Para empezar, remarcó que no le quedaba claro si el juicio que llevaban a cabo se trataba de un nuevo debate o si era la continuación del anterior. Porque si se trataba de uno nuevo, el otro, el primero, debió declararse nulo, dijo.

Luego pidió que su defendida fuera examinada como corresponde por neurólogos y demás especialistas porque el único informe que le habían elevado a la Cámara era uno del psiquiatra Diego Mayor que se basaba en estudios hechos en 2002 y en 2008 para sostener que Luchessi era imputable.

La mujer de 30 años está procesada por el homicidio de su hijo desde julio de 2014. Jair había muerto a raíz de una hemorragia interna a causa de lo que podían ser interpretados como golpes.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

En setiembre reanudarán el juicio contra Liliana Luchessi

El examen neurológico que había pedido la defensa para probar que la mujer es inimputable aún no fue realizado.

28 de mayo de 2018. La mujer de 30 años cuando escuchaba que el debate otra vez sería suspendido. Foto: Héctor Portela.

Después de casi un año y medio de la última audiencia, recién a mediados de setiembre, Liliana Jaquelina Luchessi será puesta nuevamente frente a los jueces de la Cámara Penal 1 de Villa Mercedes. El juicio por el homicidio de su hijo Jair, de apenas un año y nueve meses, y que la tiene como acusada será reanudado. Sin embargo, hasta el momento, el estudio neurológico que su defensor había solicitado para dar cuenta que la discapacidad intelectual de su clienta la hace una persona inimputable todavía no fue hecho.

El debate continuará, según designó el tribunal, el 12, 13, 16, 17, 18, 19 y 20 de setiembre. Para esos días de audiencias serán citados 48 testigos, entre ellos, policías, la forense que hizo la autopsia de la criatura, una médica policial, un psiquiatra del Poder Judicial, familiares de Luchessi y algunos vecinos del barrio San Antonio, que vivían junto a la casa de la acusada y, en su momento, hablaron de cómo la mujer maltrataba al nene.

El juicio por el homicidio de Jair, en realidad, había empezado el 21 de febrero de 2017. Pero, a cuatro días de su inicio, fue suspendido. En aquella oportunidad el fiscal Néstor Lucero dijo no estar al tanto de que Luchessi es beneficiaria de una pensión por discapacidad. El funcionario le explicó al tribunal que, solo para confirmarlo, se lo había consultado a la mujer un rato antes de que comenzara la audiencia. La concesión de esa ayuda social era porque, de acuerdo a una junta médica que la había revisado en su momento, ella poseía un 80 por ciento de discapacidad física y mental.

Por eso Lucero requirió, de inmediato, que fuera examinada por una junta médica que corroborara si estaba en condiciones de entender la criminalidad de sus actos, dado que si no lo estaba sería inimputable y la acusación levantada en su contra quedaría sin efecto.

El 28 de mayo del año pasado, cuando el tribunal ya contaba con los resultados del estudio solicitado por el fiscal, reanudó el debate oral. Pero el reinicio apenas duró una audiencia.

Después de que el secretario de Cámara leyera la acusación, en la que la fiscal Rosario Verdugo requería que Luchessi fuera condenaba a prisión perpetua por matar a su hijo, el abogado de la mujer, Pascual Celdrán, hizo un planteo preliminar.

Para empezar, remarcó que no le quedaba claro si el juicio que llevaban a cabo se trataba de un nuevo debate o si era la continuación del anterior. Porque si se trataba de uno nuevo, el otro, el primero, debió declararse nulo, dijo.

Luego pidió que su defendida fuera examinada como corresponde por neurólogos y demás especialistas porque el único informe que le habían elevado a la Cámara era uno del psiquiatra Diego Mayor que se basaba en estudios hechos en 2002 y en 2008 para sostener que Luchessi era imputable.

La mujer de 30 años está procesada por el homicidio de su hijo desde julio de 2014. Jair había muerto a raíz de una hemorragia interna a causa de lo que podían ser interpretados como golpes.

Logín