Escuchá acá la 90.9
X

Ponce mandó a no cobrar la tarifa, pero los inspectores ya la aplican

Según adujo el secretario de Gobierno de la Comuna, Francisco Petrino, durante la primera semana los inspectores informarán a los usuarios sobre la medida. Pero El Diario de la República comprobó que ya aplican la tarifa.  

 

O la Municipalidad de la ciudad de San Luis es el reino del revés, tienen problemas de comunicación, alguien miente o cada uno hace lo que quiere. Al parecer padecen algún dilema similar porque este lunes los inspectores de tránsito en torno a plaza Pringles comenzaron a cobrar el estacionamiento medido a todos los automovilistas que optaron por dejar sus autos a la vera del espacio verde más importante de la capital puntana. El problema radica en que, al parecer, el intendente Enrique Ponce mandó a no exigirles el pago a los usuarios y que los informaran sobre la nueva modalidad.

El Diario de la República comprobó que esa supuesta orden no se cumplió y fue testigo de cómo los inspectores recibían los pagos de $10 la hora y entregaban comprobantes a los automovilistas. La medida comenzó a aplicarse por la mañana.

Lo irrisorio fue que, al mismo tiempo, en forma simultánea, el secretario de Gobierno de la Comuna, Francisco Petrino, con una convicción notable afirmaba en conferencia de prensa: “No, no estamos cobrando el estacionamiento medido. Pusimos a disposición de la gente a nuestros inspectores porque el Ejecutivo municipal dispuso que durante esta semana la modalidad fuera informativa”.

Cuando la rueda de prensa culminó, otra vez, El Diario de la República recorrió Plaza Pringles y volvió a observar que los inspectores continúan, billetera en mano, cobrando el estacionamiento. Es decir, Petrino miente o Ponce habla y nadie le obedece.

“Como lo habíamos anunciado el viernes, a partir del lunes a las 8, comenzó a regir el estacionamiento medido en plaza Pringles. No hubo ningún inconveniente y todo se desarrolla con normalidad”, expresó Petrino en la conferencia de prensa.

“La medida abarca las calles San Martín, Rivadavia, lo que queda de  Junín y Pringles, respetando las respectivas paradas de taxis y rampas para discapacitados. En el transcurso de la siesta aplicaremos los cajones de estacionamiento y determinaremos cuántos lugares habrá para estacionar”, remarcó.

“Ahora no estamos cobrando el estacionamiento medido. Pusimos a disposición de la gente a nuestros inspectores, así lo dispuso el Ejecutivo municipal. Durante toda esta semana la modalidad será informativa”, subrayó.

Mientras tanto, los automovilistas que dejan sus autos al costado de plaza Pringles siguen pagando. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Ponce mandó a no cobrar la tarifa, pero los inspectores ya la aplican

Según adujo el secretario de Gobierno de la Comuna, Francisco Petrino, durante la primera semana los inspectores informarán a los usuarios sobre la medida. Pero El Diario de la República comprobó que ya aplican la tarifa.  

Foto: Martín Gómez.

 

O la Municipalidad de la ciudad de San Luis es el reino del revés, tienen problemas de comunicación, alguien miente o cada uno hace lo que quiere. Al parecer padecen algún dilema similar porque este lunes los inspectores de tránsito en torno a plaza Pringles comenzaron a cobrar el estacionamiento medido a todos los automovilistas que optaron por dejar sus autos a la vera del espacio verde más importante de la capital puntana. El problema radica en que, al parecer, el intendente Enrique Ponce mandó a no exigirles el pago a los usuarios y que los informaran sobre la nueva modalidad.

El Diario de la República comprobó que esa supuesta orden no se cumplió y fue testigo de cómo los inspectores recibían los pagos de $10 la hora y entregaban comprobantes a los automovilistas. La medida comenzó a aplicarse por la mañana.

Lo irrisorio fue que, al mismo tiempo, en forma simultánea, el secretario de Gobierno de la Comuna, Francisco Petrino, con una convicción notable afirmaba en conferencia de prensa: “No, no estamos cobrando el estacionamiento medido. Pusimos a disposición de la gente a nuestros inspectores porque el Ejecutivo municipal dispuso que durante esta semana la modalidad fuera informativa”.

Cuando la rueda de prensa culminó, otra vez, El Diario de la República recorrió Plaza Pringles y volvió a observar que los inspectores continúan, billetera en mano, cobrando el estacionamiento. Es decir, Petrino miente o Ponce habla y nadie le obedece.

“Como lo habíamos anunciado el viernes, a partir del lunes a las 8, comenzó a regir el estacionamiento medido en plaza Pringles. No hubo ningún inconveniente y todo se desarrolla con normalidad”, expresó Petrino en la conferencia de prensa.

“La medida abarca las calles San Martín, Rivadavia, lo que queda de  Junín y Pringles, respetando las respectivas paradas de taxis y rampas para discapacitados. En el transcurso de la siesta aplicaremos los cajones de estacionamiento y determinaremos cuántos lugares habrá para estacionar”, remarcó.

“Ahora no estamos cobrando el estacionamiento medido. Pusimos a disposición de la gente a nuestros inspectores, así lo dispuso el Ejecutivo municipal. Durante toda esta semana la modalidad será informativa”, subrayó.

Mientras tanto, los automovilistas que dejan sus autos al costado de plaza Pringles siguen pagando. 

Logín