11.5°SAN LUIS - Lunes 10 de Mayo de 2021

11.5°SAN LUIS - Lunes 10 de Mayo de 2021

EN VIVO

El Municipio de Justo Daract declaró la emergencia hídrica

Tomarán otras medidas con los grandes consumidores para asegurar el servicio para el consumo humano. Todos los veranos la ciudad sufre la falta de agua.

Por redacción
| 17 de septiembre de 2019
Un problema conocido. Durante el verano, baja la presión de agua y algunas zonas sufre la falta del servicio. Foto: Archivo.

Como una alternativa urgente, para evitar los problemas de la falta de agua que ocurren permanentemente durante el verano, el Municipio de Justo Daract declaró ayer la emergencia hídrica. Luego de firmar la disposición, el intendente Juan José Baggini aclaró que esta medida va dirigida a los grandes consumidores a quienes le pedirán que tomen otras medidas y así poder asegurar el abastecimiento del servicio para el consumo humano.

 

“Esto nos permite actuar de inmediato ante una situación que genera grandes inconvenientes. Este verano que pasó tuvimos muchos problemas con el agua, estábamos muy al límite, entonces decidimos decretar esta emergencia para que los ciudadanos cuiden el agua, no la derrochen, y podamos pasar la temporada sin ese tipo de dificultades”, manifestó Baggini.

 

A su vez comentó que en Justo Daract el agua es utilizada para las industrias, los lavaderos de autos y otros lugares que tienen gran consumo. A través de esta resolución pretenden darle prioridad a los pequeños contribuyentes. “Con este decreto en mano, Obras Sanitarias tendrá la herramienta para salir a hacer las inspecciones correspondientes y controlar mejor el uso debido del agua. En el caso de los grandes consumidores, van a tener que determinar qué alternativa tienen para no utilizar ese servicio. Una solución puede ser el sistema de perforación”, aseguró el jefe comunal, que luego aclaró que los controles van a ser periódicos en toda la ciudad, para que la gente no derroche el agua. “De esta forma vamos a llegar mucho mejor al verano”, dijo.

 

Actualmente la ciudad se abastece de dos plantas de bombeo, que se encuentran en Lavaisse y Villa Reynolds. Ese líquido llega a la planta conocida como el Borde de Chivato, donde hay dos cisternas que concentran un millón y un millón y medio de litros. Cuando arranca la temporada del uso y consumo masivo de agua, esos depósitos se vacían más rápido, disminuye la presión, y varios sectores sufren la falta del servicio en gran parte del día. 

 

“Estamos viendo la posibilidad de hacer una pequeña obra en el acueducto de Lavaisse, para ver si podemos activar las dos bombas juntas, ya que solo funciona una y la otra está por algún caso de emergencia”, detalló el mandatario daractense.

 

A principios de este año, Obras Sanitarias colocó medidores a los grandes consumidores que normalmente suelen ser las fábricas y los lavaderos de autos. A través de esa medida, la empresa y el Municipio se dieron cuenta que había un consumo excesivo del líquido. “Creemos que si estas empresas extraen agua de su propio suelo ya no estarían limitando el servicio para los domicilios”, señaló Baggini, que luego aclaró: “Estos usuarios tienen otro tipo de tarifa que obviamente pagan mucho más que una vivienda familiar, pero en este caso no se trata de un problema económico sino de abastecimiento”.

 

Comentá vos tambien...