17.9°SAN LUIS - Jueves 22 de Octubre de 2020

17.9°SAN LUIS - Jueves 22 de Octubre de 2020

EN VIVO

Octubre rosa: motivos para cuidarse y tocarse a tiempo

Una de las enfermedades más frecuentes en las mujeres puede ser controlada a tiempo.

Por redacción
| 10 de octubre de 2020
Ilustración: Mailén Escudero.

“Lo primero que me salió desde adentro de mis entrañas después de que me avisaron que el cáncer estaba controlado dentro de mi cuerpo fue pura gratitud. Los días, las horas y las semanas que pasé dentro de una sala de quimioterapia, los medicamentos y los pensamientos que me invadieron durante el tiempo que padecí esta enfermedad indomable me dieron el doble de fuerza y la actitud para afrontarlo y decirle 'basta, hasta acá llegaste. Hoy te vas de mi vida'", expresó Mariel Orellano, una de las tantas mujeres recuperadas de cáncer de mamas que hay en la provincia y que espera que quienes aún padezcan la enfermedad la enfrenten con la misma esperanza que pudo hacerlo ella.

 

Pero Mariel también espera que las mujeres se toquen. "Es hora de que exploren sus cuerpos. Una palpada a tiempo en los senos puede prevenir un montón de cosas", agregó la escritora, que editó el año pasado un libro en el que refleja su historia y lo tituló "Volver a nacer".

 

Octubre es el mes de la concientización y la lucha contra el cáncer de mama, un tipo de cáncer que es frecuente en las mujeres y se origina por el crecimiento rápido y desordenado de las células que revisten los conductos de la mama. Si no es tratado de manera temprana, puede avanzar hacia otras regiones del cuerpo.

 

El próximo lunes 19 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama por iniciativa de la OMS, pero desde el pasado jueves 1º, cintas y barbijos rosas, ilustraciones, campañas en las redes, entre otras actividades de diferentes géneros, invadieron los medios de comunicación y las calles para concientizar a las mujeres a prevenir la enfermedad durante todo octubre.

 

Según datos provenientes de  la Sociedad Argentina de Mastología, se calcula que una de cada ocho mujeres que hayan alcanzado la edad de 80 años desarrolló la enfermedad en algún momento de su vida.

 

Aunque la enfermedad no puede evitarse, es posible realizar una prevención secundaria. Primero con una autoexploración para conocer mejor el estado de las mamas, usando las manos para determinar si hay algún cambio en el aspecto y composición de los senos.

 

El autoexamen mamario no siempre detecta el cáncer de mama, pero es recomendable ya que una gran cantidad de mujeres informaron que el primer signo que encontraron fue un nuevo bulto en la mama que descubrieron ellas mismas. "Un día estaba en la ducha y comencé a explorar mi cuerpo porque me sentía rara. Sentía los senos más toscos que lo normal y me preocupé. Pedí un turno con mi ginecólogo y él me terminó de confirmar que allí estaba el bulto que desencadenó todo lo que vino después", expresó Mariel.

 

Cristina Bazla, directora de la sede villamercedina de la Liga Argentina de la Lucha contra el Cáncer (Lalcec), una asociación que se dedica a la prevención de la enfermedad, explicó que también  es necesario que todas las mujeres se realicen una mamografía al menos una vez al año, para poder detectar el cáncer a tiempo. La detección precoz es el principal aliado en la lucha contra la enfermedad.

 

"Si las mujeres se realizan los estudios a tiempo, tienen casi un noventa por ciento de probabilidades de curarse lo más pronto posible con terapias menos agresivas", agregó la directora.

 

Bazla explicó que a medida que las investigaciones avanzaron se recomendó que las mujeres menores o con treinta años se realicen una mamografía para chequear si la enfermedad se encuentra o no en sus cuerpos. "Lamentablemente, en los últimos años se informó que la enfermedad avanza rápidamente en jovencitas. Aquellas chicas que tengan antecedentes familiares con cáncer deben hacerse los estudios apenas cumplan los veinte", contó.

 

Para controlarse mejor, Cristina recomendó marcar en un calendario la fecha exacta en la que la mujer se realizará los exámenes de control. "Mi sugerencia es elegir un mes del año determinado en el que crean que se sientan cómodas y dejarlo apartado para realizarse los estudios ginecológicos, entre ellos, la mamografía. Es una cuestión de constancia y respeto hacia sus cuerpos. Estos estudios son indicadores y cuentan con muchas probabilidades que no pase nada", explicó.

 

La sede de Lalcec en Villa Mercedes ya tiene 59 años de labores ininterrumpidas de prevención como también acompañamiento.  "Muchas mujeres recuperadas de cáncer llegaron a nuestra institución para contar sus experiencias y acompañar a sus pares a transitar la enfermedad. Tenemos espacios de contención y apoyo emocional para todas las que necesiten un lugar donde se sientan acompañadas. Además, nuestros propios consultorios donde se pueden realizar los estudios como también entregamos bolsones de comidas para las pacientes oncológicas que necesitan una ayuda más completa", explicó la directora, quien en tiempos de pandemia tuvo que cesar las actividades, pero anhela volver pronto al ruedo.

 

Mariel recalcó una y otra vez que gracias al cáncer de mama volvió a nacer y respetar la vida. "Cuando me operaron me di cuenta que todo cambiaría. Que tenía que hacerme fuerte y enfrentar los desafíos que se me venían como sea. Por mí, por mi familia, mis sueños y mis ganas de seguir viviendo. Ahora me cuido el doble, pero también cuido al resto. Siento que mi testimonio es un punto de referencia para mujeres de todas las edades para que no se enfrenten a lo mismo que yo, y si se enfrentan, que lo hagan sin miedo", concluyó Mariel.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...