20.3°SAN LUIS - Lunes 30 de Noviembre de 2020

20.3°SAN LUIS - Lunes 30 de Noviembre de 2020

EN VIVO

Las aventuras de una solitaria y suspicaz jovencita de época

La película de Netflix busca la complicidad de la audiencia para conquistar con su personaje inspirador.

Por redacción
| 24 de octubre de 2020
Deconstruir los roles. Enola busca cumplir sus planes a cualquier costo. Foto: Internet.

La cuarta pared que se rompe gracias a las palabras compartidas con el espectador; la aventura que no falla para mantener la atención entre escapes de tren y bombas que explotan; y un feminismo que aflora entre escenas de nostalgia e incertidumbre son los condimentos que hacen de "Enola Holmes" una película para ver, reflexionar y seguramente recomendar a las futuras generaciones.

 

Aunque su apellido es conocido, en la trama Enola es la hermana menor de Sherlock Holmes, el detective más conocido de la literatura, la jovencita transita las dos horas de película con soltura, aunque le suma rasgos similares a su hermano como la curiosidad y la picardía. El filme se encuentra en Netflix y está inspirado en el primer libro de la saga literaria de Nancy Springer que los guionistas y el director, Harry Bradbeer, siguieron casi al pie de la letra.

 

Enola está caracterizada por Millie Bobby Brown, una actriz que en los últimos años se destacó por su talento. La joven construye un personaje que al instante congenia con los espectadores al hacerlos parte de la historia y contarles cada una de las aventuras que vive hasta el final.

 

Hasta los 16 años, Enola es una adolescente feliz junto a su madre Eudoria, protagonizada por la exquisita Helena Bonham Carter, quien, a comparación de otras familias de la época, educa a su hija libremente y le rige una serie de mandatos que la ayudarán a sobrevivir durante toda su vida. Una mañana como cualquier otra, la jovencita se levanta de su cama y encuentra que su madre partió hacia rumbos desconocidos. Sin caer en la angustia, Enola decide buscarla y lleva consigo una serie de acertijos que su madre la dejó para encontrarla. O quizá, encontrar su propio destino.

 

Pero antes deberá pasar sobre la autoridad de sus hermanos, Sherlock y Mycroft, quienes al verla tan “salvaje” deciden llevarla a una escuela de señoritas para que se eduque como todas las adolescentes de su edad. Pero la protagonista es más suspicaz que ellos y busca cumplir sus planes a cualquier costo.

 

La independencia femenina es lo que prevalece en la película. En algunos momentos es inentendible la poca responsabilidad afectiva de la madre de Enola al dejarla sola y partir en busca de sus luchas personales y también colectivas.

 

Pero al recorrer la historia junto a la protagonista se entiende que la madre logró que su hija se educara bajo normas que le servirían para sortear problemas, malos momentos, como también encuentros sorpresivos y sentimentales.

 

Enola tiene todas las fichas puestas para que, con el paso del tiempo, se convierta en un personaje inspirador para quienes la conozcan y la tomen de ejemplo de libertad y rebeldía, pero sin perder el espíritu de aventura.

 

Comentá vos tambien...