Escuchá acá la 96.3
X

Entregaron genética de punta a productores de Paso del Rey

Tres pequeños criadores recibieron cabras y cuatro, cerdos. El único requisito era tener la sanidad al día. 

Funcionarios de Ministerio de Producción entregaron ayer animales para mejorar sus explotaciones a pequeños productores de Paso del Rey que ya habían cumplido con un paso previo fundamental: controlar la sanidad de sus rodeos. Algunos recibieron ejemplares caprinos y otros porcinos.

En el caso de los caprinos, dejaron tres chivatos (machos reproductores). Uno de raza Boer, otro Saanen y un tercero Anglo Nubian a tres productores cuyas majadas fueron saneadas el año pasado.

“El único requisito que estamos pidiendo es que tengan sus animales saneados, es decir, que les hayan hecho los análisis correspondientes y eliminado a los que dieron positivo a alguna enfermedad”, informó Juan Manuel Celi Preti, titular del Subprograma Producción y Genética Animal.

Raúl Sosa y Norma Lucero viven en la zona de La Cobrera y recibieron un excelente ejemplar de raza Boer que aportará características carniceras. “Con este chivato vamos a producir cabras más pesadas y de mejor calidad. Y lo mejor es que ya decidimos que nos quedaremos con las hijas para aumentar la majada”, comentó Raúl.

En el caso de Luis Salinas, recibió un ejemplar Saanen puro, una raza que a diferencia de la Boer es fundamentalmente lechera. Planea producir cabrillonas que sean buenas madres y aporten una mejor productividad, ya que además de chivitos produce algunos quesos, que vende entre vecinos y  turistas.

Distinta es la necesidad de Carmen Carvajal, a quien la complicada zona serrana de Río Grande le exige tener animales resistentes. Por eso recibió un chivato Anglo Nubian que le dará la rusticidad que su majada necesita.

“Es importante destacar que esto no se trata de una reposición, en este caso se trata de un aporte para mejorar la calidad de las cabras y de los lechones, para que puedan lograr mejores rendimientos en cada parición y vayan logrando una línea genética acorde a sus necesidades”, aclaró Celi Preti.

 

Genética porcina

Dentro del mismo plan, otros productores se dedican a la cría porcina y entonces recibieron con satisfacción padrillos y cachorras de razas híbridas, con las que piensan mejorar la calidad de los animales producidos en la zona.
Son porcinos de edad variada, criados en el módulo de Sol Puntano. Con los años y la inversión en padrillos de las mejores cabañas del país, el módulo fue logrando cada vez mejor genética y una envidiable diversidad de razas para que los productores tengan a mano lo mejor.

El ministerio ofrece ejemplares de la raza Hampshire, reconocibles por la "faja" blanca que les cruza el cuerpo, de pelo renegrido, un poco más abajo del cuello. También cuenta con Landrace, fáciles de detectar por sus orejas caídas, bien distintas a las de los Yorkshire, que además tienen el hocico más corto. Incluso crían algunos Cheta Puy, una cruza obtenida en la Argentina que, al igual que sus colegas de origen británico, tiene biotipo carnicero, que es lo que buscan los pequeños productores de San Luis, ávidos por ganar kilos e incrementar sus ventas.

Hugo Albornoz, Jorge Fernández, Roque Pérez y Ramón Rivero  son productores de Paso del Rey y cada uno terminó con dos ejemplares en los corrales, un macho y una hembra.

Durante el año pasado realizaron la sanidad de sus piaras en forma gratuita a través del Laboratorio del campo, por eso ahora recibieron estos animales en edad reproductiva. “Producimos lechones, que es lo que mejor funciona, pero con estos animales estamos pensando en hacer algunos capones para agregar kilos”, comento Hugo, uno de los beneficiados, entusiasmado con la posibilidad de agregar valor a su comercialización tradicional.
Los animales entregados fueron seleccionados entre los que mejor se adaptan a cada explotación en particular, en búsqueda del avance genético de los pequeños productores, una política que tiene impacto inmediato en toda su zona de influencia.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Entregaron genética de punta a productores de Paso del Rey

Tres pequeños criadores recibieron cabras y cuatro, cerdos. El único requisito era tener la sanidad al día. 

Fabricante de quesos. Luis Salinas recibió la Saanen, una raza lechera. Foto: Gentileza.

Funcionarios de Ministerio de Producción entregaron ayer animales para mejorar sus explotaciones a pequeños productores de Paso del Rey que ya habían cumplido con un paso previo fundamental: controlar la sanidad de sus rodeos. Algunos recibieron ejemplares caprinos y otros porcinos.

En el caso de los caprinos, dejaron tres chivatos (machos reproductores). Uno de raza Boer, otro Saanen y un tercero Anglo Nubian a tres productores cuyas majadas fueron saneadas el año pasado.

“El único requisito que estamos pidiendo es que tengan sus animales saneados, es decir, que les hayan hecho los análisis correspondientes y eliminado a los que dieron positivo a alguna enfermedad”, informó Juan Manuel Celi Preti, titular del Subprograma Producción y Genética Animal.

Raúl Sosa y Norma Lucero viven en la zona de La Cobrera y recibieron un excelente ejemplar de raza Boer que aportará características carniceras. “Con este chivato vamos a producir cabras más pesadas y de mejor calidad. Y lo mejor es que ya decidimos que nos quedaremos con las hijas para aumentar la majada”, comentó Raúl.

En el caso de Luis Salinas, recibió un ejemplar Saanen puro, una raza que a diferencia de la Boer es fundamentalmente lechera. Planea producir cabrillonas que sean buenas madres y aporten una mejor productividad, ya que además de chivitos produce algunos quesos, que vende entre vecinos y  turistas.

Distinta es la necesidad de Carmen Carvajal, a quien la complicada zona serrana de Río Grande le exige tener animales resistentes. Por eso recibió un chivato Anglo Nubian que le dará la rusticidad que su majada necesita.

“Es importante destacar que esto no se trata de una reposición, en este caso se trata de un aporte para mejorar la calidad de las cabras y de los lechones, para que puedan lograr mejores rendimientos en cada parición y vayan logrando una línea genética acorde a sus necesidades”, aclaró Celi Preti.

 

Genética porcina

Dentro del mismo plan, otros productores se dedican a la cría porcina y entonces recibieron con satisfacción padrillos y cachorras de razas híbridas, con las que piensan mejorar la calidad de los animales producidos en la zona.
Son porcinos de edad variada, criados en el módulo de Sol Puntano. Con los años y la inversión en padrillos de las mejores cabañas del país, el módulo fue logrando cada vez mejor genética y una envidiable diversidad de razas para que los productores tengan a mano lo mejor.

El ministerio ofrece ejemplares de la raza Hampshire, reconocibles por la "faja" blanca que les cruza el cuerpo, de pelo renegrido, un poco más abajo del cuello. También cuenta con Landrace, fáciles de detectar por sus orejas caídas, bien distintas a las de los Yorkshire, que además tienen el hocico más corto. Incluso crían algunos Cheta Puy, una cruza obtenida en la Argentina que, al igual que sus colegas de origen británico, tiene biotipo carnicero, que es lo que buscan los pequeños productores de San Luis, ávidos por ganar kilos e incrementar sus ventas.

Hugo Albornoz, Jorge Fernández, Roque Pérez y Ramón Rivero  son productores de Paso del Rey y cada uno terminó con dos ejemplares en los corrales, un macho y una hembra.

Durante el año pasado realizaron la sanidad de sus piaras en forma gratuita a través del Laboratorio del campo, por eso ahora recibieron estos animales en edad reproductiva. “Producimos lechones, que es lo que mejor funciona, pero con estos animales estamos pensando en hacer algunos capones para agregar kilos”, comento Hugo, uno de los beneficiados, entusiasmado con la posibilidad de agregar valor a su comercialización tradicional.
Los animales entregados fueron seleccionados entre los que mejor se adaptan a cada explotación en particular, en búsqueda del avance genético de los pequeños productores, una política que tiene impacto inmediato en toda su zona de influencia.
 

Logín