Hallaron asesinadas a madre e hija desaparecidas en Lanús

Estaban enterradas. La pareja confesó el crimen y fue detenido esta tarde.

La mujer de 40 años y su hija de siete, quienes habían desaparecido el miércoles último, fueron halladas muertas y enterradas en su domicilio de la localidad bonaerense de Monte Chingolo, en el partido de Lanús.

El macabro hallazgo de los cuerpos de Cristina Iglesias y la niña se produjo esta noche, después que Abel Romero, el hombre que era pareja de la mujer y fue detenido este viernes, confesara que la asesinó, informaron fuentes policiales.

Una vez que el detenido, llamado Abel Romero, se quebró e indicó a los investigadores que había degollado a la mujer y a la niña para luego enterrarlas, efectivos de la Policía Científica se dirigieron al domicilio situado en Purita 4.064, de esa localidad del sur del Gran Buenos Aires.

Según trascendió, Romero dijo que tuvo la ayuda de al menos otros dos hombres para cometer el espeluznante hecho.

NA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Hallaron asesinadas a madre e hija desaparecidas en Lanús

Estaban enterradas. La pareja confesó el crimen y fue detenido esta tarde.

Cristina y su hija, juntas. Foto: redes sociales.

La mujer de 40 años y su hija de siete, quienes habían desaparecido el miércoles último, fueron halladas muertas y enterradas en su domicilio de la localidad bonaerense de Monte Chingolo, en el partido de Lanús.

El macabro hallazgo de los cuerpos de Cristina Iglesias y la niña se produjo esta noche, después que Abel Romero, el hombre que era pareja de la mujer y fue detenido este viernes, confesara que la asesinó, informaron fuentes policiales.

Una vez que el detenido, llamado Abel Romero, se quebró e indicó a los investigadores que había degollado a la mujer y a la niña para luego enterrarlas, efectivos de la Policía Científica se dirigieron al domicilio situado en Purita 4.064, de esa localidad del sur del Gran Buenos Aires.

Según trascendió, Romero dijo que tuvo la ayuda de al menos otros dos hombres para cometer el espeluznante hecho.

NA

Logín