Textos e imágenes que rompen estereotipos

Gabriela Pereyra

Chirimbote, una editorial autogestiva, acerca antiprincesas y antihéroes que se contraponen a modelos patriarcales e invitan a “ponerle voz” a la infancia.

La editorial autogestiva Chirimbote se presenta como una cooperativa de trabajo, surgida en 2015 con la colección Antiprincesas. La fundaron Nadia Fink, escritora y periodista; Pitu Saá, ilustrador, y Martín Azcurra, comunicador y diseñador gráfico. “Después se fueron sumando más compañeres en distintas áreas como administración, logística y prensa”, describen.

“Las antiprincesas y los antihéroes vienen para mostrar que siempre existieron mujeres libres e independientes y grandes artistas latinoamericanos. Vienen a recuperar la cultura popular y colectiva, rescatar heroínas olvidadas de las guerras de la Independencia, y a proponer nuevas masculinidades”, anuncian desde su página acerca de la propuesta de historias necesarias de contar y reencontrar.

Sobre cómo se les ocurrió el planteo de estas nuevas miradas hacia y para las niñeces, respondió Martín Azcurra: “Creemos que las infancias son subestimadas y estigmatizadas; no se les da el lugar que realmente ocupan; no se las estimula a ser libres, sino que se las encaja en determinados modelos que ya se demostró que nos hacen infelices. Los cuentos clásicos, el cine, la publicidad, los juguetes tradicionales y la educación sexista les meten estereotipos binarios de género, donde las niñas están destinadas a ser madres y amas de casa, a la espera del hombre protector que las va a rescatar del dragón o encerrarlas en un castillo. Si bien la cultura ha cambiado y hoy las princesas son más rebeldes y aventureras, el modelo tradicional, las muñecas de princesas y la belleza hegemónica siguen siendo funcionales al modelo patriarcal. Nuestra propuesta es presentar una referencia alternativa, mostrando mujeres que rompieron esos moldes, que lucharon contra la corriente para que al menos tengan la opción. La respuesta que tuvimos demuestra que la sociedad está preparada para romper esos moldes. El caso de los Antihéroes es distinto, pero se relaciona. Los varones necesitamos saber que las mujeres no son como en los cuentos de hadas. Y tenemos que reinventarnos a partir de sacarnos la capa de superhéroe. Esa es la invitación”.

Al recorrer en http://chirimbote.com.ar/ sus productos disponibles, es posible encontrar entre las antiprincesas y los antihéroes a Frida Kahlo, Julio Cortázar, Juana Azurduy, Violeta Parra, Alfonsina Storni, Antiprincesas de Plaza de Mayo, Clarice Lispector, Gilda, Susy Shock para Chicxs, Micaela García "La Negra", Eduardo Galeano, Gauchito Gil, Che Guevara y más opciones. Actualmente trabajan en una antiprincesa de Marielle Franco y un antihéroe de Silvio Rodríguez.

La propuesta comunicacional es amplia y variada; la editorial ofrece más temáticas que, en la misma línea, cuestionan lo establecido. Se suman a demandas sociales que desde el feminismo son cada vez más visibilizadas, como la exigencia de aplicación de ESI en las escuelas y material que acerca miradas facilitadoras.

“¡Los estereotipos son aburridos! Por eso hay que cambiarlos con alegría y creatividad. Nuestros libros aportan otra mirada, con perspectiva de género, pero también divertida y dinámica, pensando en los formatos y el lenguaje de las infancias de hoy. Los audiolibros, que hizo nuestra compañera Mora Seoane, vienen muy bien para esta época de aislamiento. Se pueden escuchar desde Spotify o SoundCloud, buscando el perfil de las antiprincesas. Y nuestras redes intentan desarmar lo cotidiano, lo que nos pasa todos los días, repensarlo con otra mirada”, comenta un entusiasmado Martín.

 

Spotify y SoundCloud ofrecen audiolibros de la editorial Chirimbote para disfrutar

 

 

Nadia Fink es periodista y escritora dedicada a la literatura infantil y, desde el planteo educativo, comenta: “Dentro de un marco de políticas públicas, lo que hacemos lo hacemos pensando desde el feminismo popular. El feminismo tiene que transformar con una mirada de clase que llegue a toda la población, y la ESI es fundamental. Necesitamos su aplicación efectiva y que se revisen los contenidos de la ley, que es importantísima y muy fuerte, pero sabemos que le falta un poco la perspectiva de ampliar derechos hacia las diversidades. Por ello, el desafío grande que tenemos en esta nueva etapa es pensar su aplicación efectiva y que sean tenidas en cuenta todas las diversidades, porque sobre todo para les niñes trans y travestis es muy importante que puedan escuchar sus voces y que la escuela sea un lugar seguro y de crecimiento para todas y todes”.

 

Los alcances del feminismo

Para Nadia Fink, el feminismo trajo muchísimos aportes. Lo que propone es repensar el paradigma del patriarcado, donde la historia se ha construido a partir de la mirada y el poder de los hombres. Sobre la creencia de que el feminismo es lo contrario al machismo, piensa que el machismo en realidad tiene que ver con generar violencia hacia los sectores más desprotegidos que son las mujeres, travestis, lesbianas, trans e incluso la niñez, porque el patriarcado ha instalado el "adultocentrismo" como manera de manejarse, donde las niñas y los niños tienen que ser educados y criados sin voz, tal cual el origen etimológico de la palabra infancia. Rescata como aporte del feminismo el buscar el crecimiento y la liberación de los sectores más postergados, e incluso influir en que los hombres puedan criarse con otras miradas y perspectivas y no ser entendidos solo como sostenes, violentos o poderosos, sino que puedan dejar fluir sus sentires y debilidades. Por ese motivo, afirma que es un movimiento que busca las libertades de las personas. Según Fink, al ser disruptivo sobre el orden establecido, el camino será largo. Para ella es imperioso trabajar con los varones, porque son seres a los que todavía les cuesta perder privilegios, eso ayudará a construir un mundo mucho más justo.

 

 

Devoluciones desde un lenguaje compartido

Dicen pensarse desde la contradicción y el aprendizaje, no desde el purismo y la verdad revelada. "Hay que escuchar a las niñeces", plantean. Por eso buscan referentes que fueron criticadas, resistidas y lejanas al purismo, seres reales, con dudas, temores y contradicciones. “Las infancias quieren saberlo todo y tienen la capacidad de hacerlo. No les podemos negar el cambio cultural que estamos viviendo. Además, porque elles son quienes más nos impulsan a cambiar adentro nuestro”, dice Martín.

“Sentimos muchísima satisfacción por las devoluciones que tenemos. Niños, niñas, niñes y sus familias nos han contado que en pequeñas cosas, como festejar los cumpleaños, en vez de princesas piden ser Frida, Juana Azurduy o Gilda. Nos cuentan de cumpleaños temáticos que tienen que ver con las antiprincesas y con mujeres reales que dan vuelta el concepto de princesa con rey con traje, con castillo, corona y príncipe. Creemos que nuestro proyecto también apunta a seguir profundizando en las niñeces y a romper con los estereotipos para generar infancias con mayor libertad, hay que poder escuchar a estas niñeces que tienen muchísimo para decir con sus derechos, voces y ganas de transformar el mundo”, concluye Nadia Fink.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Textos e imágenes que rompen estereotipos

Chirimbote, una editorial autogestiva, acerca antiprincesas y antihéroes que se contraponen a modelos patriarcales e invitan a “ponerle voz” a la infancia.

Todes. Los personajes creados por Nadia Fink, Pitu Saá y Martín Azcurra, fundadores de la cooperativa Chirimbote, que propone nuevas voces.

La editorial autogestiva Chirimbote se presenta como una cooperativa de trabajo, surgida en 2015 con la colección Antiprincesas. La fundaron Nadia Fink, escritora y periodista; Pitu Saá, ilustrador, y Martín Azcurra, comunicador y diseñador gráfico. “Después se fueron sumando más compañeres en distintas áreas como administración, logística y prensa”, describen.

“Las antiprincesas y los antihéroes vienen para mostrar que siempre existieron mujeres libres e independientes y grandes artistas latinoamericanos. Vienen a recuperar la cultura popular y colectiva, rescatar heroínas olvidadas de las guerras de la Independencia, y a proponer nuevas masculinidades”, anuncian desde su página acerca de la propuesta de historias necesarias de contar y reencontrar.

Sobre cómo se les ocurrió el planteo de estas nuevas miradas hacia y para las niñeces, respondió Martín Azcurra: “Creemos que las infancias son subestimadas y estigmatizadas; no se les da el lugar que realmente ocupan; no se las estimula a ser libres, sino que se las encaja en determinados modelos que ya se demostró que nos hacen infelices. Los cuentos clásicos, el cine, la publicidad, los juguetes tradicionales y la educación sexista les meten estereotipos binarios de género, donde las niñas están destinadas a ser madres y amas de casa, a la espera del hombre protector que las va a rescatar del dragón o encerrarlas en un castillo. Si bien la cultura ha cambiado y hoy las princesas son más rebeldes y aventureras, el modelo tradicional, las muñecas de princesas y la belleza hegemónica siguen siendo funcionales al modelo patriarcal. Nuestra propuesta es presentar una referencia alternativa, mostrando mujeres que rompieron esos moldes, que lucharon contra la corriente para que al menos tengan la opción. La respuesta que tuvimos demuestra que la sociedad está preparada para romper esos moldes. El caso de los Antihéroes es distinto, pero se relaciona. Los varones necesitamos saber que las mujeres no son como en los cuentos de hadas. Y tenemos que reinventarnos a partir de sacarnos la capa de superhéroe. Esa es la invitación”.

Al recorrer en http://chirimbote.com.ar/ sus productos disponibles, es posible encontrar entre las antiprincesas y los antihéroes a Frida Kahlo, Julio Cortázar, Juana Azurduy, Violeta Parra, Alfonsina Storni, Antiprincesas de Plaza de Mayo, Clarice Lispector, Gilda, Susy Shock para Chicxs, Micaela García "La Negra", Eduardo Galeano, Gauchito Gil, Che Guevara y más opciones. Actualmente trabajan en una antiprincesa de Marielle Franco y un antihéroe de Silvio Rodríguez.

La propuesta comunicacional es amplia y variada; la editorial ofrece más temáticas que, en la misma línea, cuestionan lo establecido. Se suman a demandas sociales que desde el feminismo son cada vez más visibilizadas, como la exigencia de aplicación de ESI en las escuelas y material que acerca miradas facilitadoras.

“¡Los estereotipos son aburridos! Por eso hay que cambiarlos con alegría y creatividad. Nuestros libros aportan otra mirada, con perspectiva de género, pero también divertida y dinámica, pensando en los formatos y el lenguaje de las infancias de hoy. Los audiolibros, que hizo nuestra compañera Mora Seoane, vienen muy bien para esta época de aislamiento. Se pueden escuchar desde Spotify o SoundCloud, buscando el perfil de las antiprincesas. Y nuestras redes intentan desarmar lo cotidiano, lo que nos pasa todos los días, repensarlo con otra mirada”, comenta un entusiasmado Martín.

 

Spotify y SoundCloud ofrecen audiolibros de la editorial Chirimbote para disfrutar

 

 

Nadia Fink es periodista y escritora dedicada a la literatura infantil y, desde el planteo educativo, comenta: “Dentro de un marco de políticas públicas, lo que hacemos lo hacemos pensando desde el feminismo popular. El feminismo tiene que transformar con una mirada de clase que llegue a toda la población, y la ESI es fundamental. Necesitamos su aplicación efectiva y que se revisen los contenidos de la ley, que es importantísima y muy fuerte, pero sabemos que le falta un poco la perspectiva de ampliar derechos hacia las diversidades. Por ello, el desafío grande que tenemos en esta nueva etapa es pensar su aplicación efectiva y que sean tenidas en cuenta todas las diversidades, porque sobre todo para les niñes trans y travestis es muy importante que puedan escuchar sus voces y que la escuela sea un lugar seguro y de crecimiento para todas y todes”.

 

Los alcances del feminismo

Para Nadia Fink, el feminismo trajo muchísimos aportes. Lo que propone es repensar el paradigma del patriarcado, donde la historia se ha construido a partir de la mirada y el poder de los hombres. Sobre la creencia de que el feminismo es lo contrario al machismo, piensa que el machismo en realidad tiene que ver con generar violencia hacia los sectores más desprotegidos que son las mujeres, travestis, lesbianas, trans e incluso la niñez, porque el patriarcado ha instalado el "adultocentrismo" como manera de manejarse, donde las niñas y los niños tienen que ser educados y criados sin voz, tal cual el origen etimológico de la palabra infancia. Rescata como aporte del feminismo el buscar el crecimiento y la liberación de los sectores más postergados, e incluso influir en que los hombres puedan criarse con otras miradas y perspectivas y no ser entendidos solo como sostenes, violentos o poderosos, sino que puedan dejar fluir sus sentires y debilidades. Por ese motivo, afirma que es un movimiento que busca las libertades de las personas. Según Fink, al ser disruptivo sobre el orden establecido, el camino será largo. Para ella es imperioso trabajar con los varones, porque son seres a los que todavía les cuesta perder privilegios, eso ayudará a construir un mundo mucho más justo.

 

 

Devoluciones desde un lenguaje compartido

Dicen pensarse desde la contradicción y el aprendizaje, no desde el purismo y la verdad revelada. "Hay que escuchar a las niñeces", plantean. Por eso buscan referentes que fueron criticadas, resistidas y lejanas al purismo, seres reales, con dudas, temores y contradicciones. “Las infancias quieren saberlo todo y tienen la capacidad de hacerlo. No les podemos negar el cambio cultural que estamos viviendo. Además, porque elles son quienes más nos impulsan a cambiar adentro nuestro”, dice Martín.

“Sentimos muchísima satisfacción por las devoluciones que tenemos. Niños, niñas, niñes y sus familias nos han contado que en pequeñas cosas, como festejar los cumpleaños, en vez de princesas piden ser Frida, Juana Azurduy o Gilda. Nos cuentan de cumpleaños temáticos que tienen que ver con las antiprincesas y con mujeres reales que dan vuelta el concepto de princesa con rey con traje, con castillo, corona y príncipe. Creemos que nuestro proyecto también apunta a seguir profundizando en las niñeces y a romper con los estereotipos para generar infancias con mayor libertad, hay que poder escuchar a estas niñeces que tienen muchísimo para decir con sus derechos, voces y ganas de transformar el mundo”, concluye Nadia Fink.

Logín