13.1°SAN LUIS - Sabado 08 de Agosto de 2020

13.1°SAN LUIS - Sabado 08 de Agosto de 2020

EN VIVO

Afirman que algunos pacientes cardíacos frenaron sus tratamientos durante la pandemia

Especialistas señalaron que hubo gente que se asustó al principio de la pandemia por el avance del virus y dejó de asistir a los consultorios.

Por redacción
| 10 de julio de 2020
El doctor Albisu lleva tranquilidad a los pacientes que necesiten realizar chequeos y consultas (captura de tv).

 

La buena estrategia que ha tenido la Provincia en su lucha contra el coronavirus logró por el momento  contener una amenaza que  generó mucho temor al principio de la pandemia. Sin  embargo, en el Instituto Cardiovascular San Luis (ICSL) advirtieron que algunos pacientes no retornaron a sus consultas e interrumpieron sus tratamientos.

 

Atentos a los protocolos dispuestos por el Comité de Crisis, los consultorios sanluiseños volvieron a atender, pero aun así, en el Instituto Cardiovascular San Luis notaron que hubo una baja importante de asistencia en pacientes con y sin riesgo, debido al temor que generó el coronavirus.

 

Con las respectivas medidas sanitarias durante la entrevista que El Diario de la República realizó en el ICSL, dirigido por el doctor Diego Albisu, el profesional contó que fue consultado por varios de sus pacientes y también por otros que han tenido sustos debido a la ansiedad generada en el aislamiento.

 

Afirmó que al principio de la pandemia, durante marzo y abril, las clínicas y consultorios estaban  vacíos por miedo a los contagios, y que por eso aumentó la mortalidad de enfermedades cardiovasculares.

 

“Tuvimos un trauma cuando comenzó todo en el Viejo Continente, pero al desarrollarse dentro del país asustó a muchos”, destacó Albisu, médico cardiólogo clínico desde hace 20 años y coordinador de la Unidad Coronaria dentro del Sanatorio Rivadavia. “Pero se pudo prever y pudimos controlarlo a tiempo”, aseguró y agregó: “Han cambiado las fases en todo este tiempo y se pueden hacer más controles”.

 

“Tenemos una curva más plana, lo que evitó un contagio masivo, pero la consecuencia es que muchos pacientes con enfermedades crónicas no transmisibles postergaron sus consultas y  eso generó que varios de ellos lleven de tres a cuatro meses sin controlarse ni la presión, no sólo en mi profesión, en otras también ha sucedido”, resaltó Albisu, quien llevó tranquilidad a quienes necesiten realizar chequeos y consultas.

 

 

 

 

Las oleadas previsibles:

 

1º oleada: Mortalidad y morbilidad por COVID-19

 

2º oleada: Pacientes urgentes No-COVID-19 demorados por restricción de recursos

 

3º oleada: Impacto de la interrupción de la atención en enfermedades crónicas

 

4º Síndrome de estrés post-traumático, burnout, enfermedad mental, impacto de la crisis económica y las desigualdades sobre la salud

 

 

1º oleada: Recuperación post-UCI

 

 

 

Gráfico del impacto de COVID-19 sobre la salud

 

Comentá vos tambien...