7.5°SAN LUIS - Miércoles 12 de Agosto de 2020

7.5°SAN LUIS - Miércoles 12 de Agosto de 2020

EN VIVO

No declaró el detenido por agredir a un hombre y liberaron a su pareja

Sánchez está imputado por "Tentativa de homicidio calificado por el ensañamiento y la alevosía". 

Por redacción
| 02 de agosto de 2020
Pareja. A la izquierda, Ortega, quien fue liberada; y a la derecha, Sergio David Sánchez, el sospechoso de 31 años. Foto: Marianela Sánchez.

Ni una palabra. Este sábado, la jueza Penal 3, Virginia Palacios, indagó a Sergio David Sánchez, de 31 años, quien está sospechado por herir de gravedad a Leandro Rafael Aramburu el jueves en una vivienda abandonada ubicada en la calle 25 de Mayo y avenida Lafinur, y solicitó los ocho días de prórroga, según aseguró el abogado oficial, Carlos Salazar. Por la misma causa estaba detenida su pareja, María Celestina Ortega, de 20 años, pero la jueza Palacios ordenó que fuera liberada dado que no halló “elementos que indiquen que ella tuvo participación activa en la golpiza”. Sánchez está imputado por “Tentativa de homicidio calificado por el ensañamiento y la alevosía”.

 

Según señaló el Ministerio de Salud, este sábado Aramburu permanecía internado en el Hospital San Luis en estado reservado y “hemodinámicamente inestable”. El agresor le ocasionó múltiples fracturas en el cráneo tras golpearlo aparentemente con un caño de hierro que la Policía secuestró en el lugar del hecho.

 

Ortega, quien tiene domicilio en la ciudad de San Luis, y Sánchez, quien es oriundo de Buenos Aires, fueron arrestados el viernes cerca de las 19 cuando caminaban a la vera de la Autopista de las Serranías Puntanas, a la altura de la localidad de Fraga. Allí fueron interceptados por agentes de la Policía Caminera y trasladados al Departamento Homicidios, dependencia que lleva adelante la investigación.

 

Según señaló el jefe del Departamento Homicidios, subcomisario Javier Sosa, tras la detención Ortega debió ser trasladada a un centro de salud donde la revisaron porque presentaba una lesión en su brazo izquierdo. Al ser examinada, los médicos determinaron que tenía una fractura, por lo que debieron enyesarla. Los investigadores no han logrado determinar si a esa lesión Ortega la sufrió antes, durante o después del hecho por el que junto a Sánchez era investigada. A su vez, Sosa comentó que ambos, al igual que la víctima, viven en situación de calle.

 

La agresión que sufrió Aramburu y que lo tiene al borde de la muerte ocurrió el jueves pasadas las 10 en una vivienda abandonada y con peligro de derrumbe, en la que el hombre pernoctaba desde hacía poco más de seis meses cuando llegó a San Luis desde Catamarca, su provincia natal.

 

Vecinos y transeúntes que pasaban por el lugar vieron a una pareja discutir en la vereda de la vivienda. Era Ortega quien le recriminaba algo a Sánchez. Tras sentirse observados por la gente abandonaron juntos el lugar y se fueron por la calle 25 de Mayo hacia el oeste, dejando un reguero de sangre en el camino.

 

Uno de los testigos esperó que la pareja se alejara y entró a la vivienda para ver qué pasaba. Allí halló a Aramburu tendido en el piso de lo que antes era una habitación; lo habló, pero el hombre no le contestó. Ya estaba inconsciente, malherido en la cabeza y todo ensangrentado.

 

De inmediato llamó al 911 y a los pocos minutos llegó personal de la Comisaría 1ª, dependencia que tomó las actuaciones de la causa en un primer momento, y una ambulancia del Sempro que trasladó a Aramburu al Hospital San Luis. Luego, por la gravedad del hecho, la jueza Penal 3 le derivó la investigación al Departamento de Homicidios.

 

En el lugar los investigadores también hallaron un celular, dos pasajes de larga distancia, dos fotografías y una liberta de salud. Además, notaron que había un gran desorden en el inmueble, lo que les daría la presunción que el mismo fue hecho durante la agresión. La víctima también presentaba lesiones en sus manos y brazos, que podrían ser claros signos de defensa.

 

Como Sánchez optó por no declarar para contar su versión sobre lo ocurrido ante la magistrada y Aramburu por su estado de salud está imposibilitado de hacerlo, los investigadores tratan de establecer si la víctima fue atacada mientras dormía y qué fue lo que exactamente sucedió.

 

Para los pesquisas el móvil del ataque fue una cuestión de celos. Que habría sido Sánchez quien llegó a la vivienda y sorprendió reunida a Ortega, su pareja, con Aramburu, a quien agredió de manera brutal.

 

Comentá vos tambien...