SAN LUIS - Miércoles 25 de Mayo de 2022

SAN LUIS - Miércoles 25 de Mayo de 2022

EN VIVO

La muerte de Matías Auderut: “Era imposible vivir con lesiones así”

La médica forense Marcela Gómez dio detalles de la autopsia al joven en el inicio del juicio por su muerte. Los dos acusados en el banquillo no quisieron declarar.

Por redacción
| 13 de octubre de 2021
Federico Zamudio, de azul, y Fabián Pino, con la caebza gacha, en el inicio del juicio. Foto: Martín Gómez.

Este miércoles comenzó en la Cámara Penal 2 de San Luis el juicio contra Federico Zamudio y Fabián Pino, señalados de haberle propinado una brutal golpiza a Matías Auderut en un bar céntrico de la capital, ataque que derivó en su muerte días después. Los imputados, que enfrentan un pedido de pena de veinte años de cárcel por “Homicidio simple”, no quisieron declarar ante los jueces. También pasaron por el estrado el padre de la víctima y la médica forense Marcela Gómez, quien le practicó la autopsia a la víctima e indicó que, por las lesiones que tenía, era imposible que sobreviviera.

 

 

En la apertura del debate, tras resolver algunos planteos preliminares, el Tribunal invitó a Zamudio, a quien apodan “el correntino”, al estrado.

 

 

Allí contó que es originario de la ciudad de Goya, Corrientes, y que al momento del hecho, ocurrido el 30 de diciembre de 2018, se dedicaba a recorrer el país trabajando con artesanías o como malabarista. También que en su paso por la provincia, que estima duró dos meses, no tuvo domicilio fijo y dormía en la calle, en cualquier lugar en el que pudiera armar su carpa.

 

 

Prefirió no hablar cuando los jueces le ofrecieron contar su versión de los hechos, así que la secretaria de la Cámara leyó la declaración que dio en sede judicial cuando fue citado a indagatoria en la etapa de instrucción.

 

 

Pino también comentó algunos datos personales y también optó por no declarar.

 

 

Seguido, Hugo Auderut, papá de la víctima, les contó a los magistrados cómo se enteró lo que le había sucedido a su hijo, dio algunos detalles de su vida,  y habló sobre cómo consiguió dar con un testigo que filmó el ataque.

 

 

Sobre el final de su declaración, el hombre insistió en que en el banquillo de acusados debería haber más personas, en referencia al personal de seguridad del bar Say No More, donde comenzó el disturbio que terminaría en muerte.

 

 

Luego, Gómez dio detalles del examen al cuerpo de Auderut, que pasó cuatro días internado en la terapia intensiva del Hospital San Luis.

 

 

La forense dijo que el joven de 31 años tenía hematomas en ambos costados del cuerpo, pero que no presentaba lesiones de defensa y que tampoco tenía marcas en los puños o nudillos, producto quizás, de repeler la agresión a la que fue sometido.

 

 

También aclaró que Auderut tenía marcas propias del tratamiento médico que le dieron en urgencias y una sutura en el cráneo, ya que tuvieron que operarlo por la fractura  que le provocaron los agresores. 

 

 

“Toda la parte cerebral derecha estaba cubierta por un hematoma. Con semejante coágulo no hubo evolución, ese hematoma ocupaba todo el lóbulo, es imposible vivir con algo así”, opinó.

 

 

También declararon dos policías: uno que tomó nota de las primeras actuaciones, cuando la víctima aún estaba viva, y un investigador de la División Homicidios, que se encargó de esclarecer los motivos de la pelea y hallar a los participantes.

 

 

FQ.

 

Comentá vos tambien...