10.7°SAN LUIS - Miércoles 12 de Mayo de 2021

10.7°SAN LUIS - Miércoles 12 de Mayo de 2021

EN VIVO

Juzgan a un hombre por abusar de su hijastra

La Cámara escuchó lo que la víctima declaró en la Cámara Gesell. El acusado volvió a negar los cargos.

Por redacción
| 05 de marzo de 2021
Jueces. La conformación del tribunal que lleva adelante el juicio (de izq. a der.): Estrada, Eguinoa y Cadelago Filippi. Foto: Archivo.

A cinco años de haber sido procesado por violar a una de sus hijastras en el único año que convivió con ella, A.O. comenzó a ser juzgado en la Cámara Penal 1 de Villa Mercedes. Apenas iniciado el debate, el hombre de 70 años declaró. Tal como lo hizo durante la etapa de instrucción de la investigación, negó todo. Dijo que la víctima, que ahora tiene 15 años, mintió manipulada por su familia, que intentaba sacarle dinero. Pero este jueves, los jueces escucharon lo que la víctima contó en su momento a los profesionales de la Cámara Gesell. Allí habló de los abusos a los que la pareja de su madre la sometió cuando vivieron en el barrio Norte de Justo Daract.

 

La fiscal de instrucción, Rosario Verdugo, pidió en su momento que A.O. sea condenado a 15 años de prisión.

 

Exhibieron en el juicio el video de lo que la ahora adolescente relató a principios de 2016. Contó cómo en varias ocasiones, durante 2015, el acusado la violó. Lo hacía siempre que su madre no estaba en la casa, por ejemplo cuando salía a comprar o a trabajar, narró. La tocaba en sus partes íntimas y la obligaba a ciertas prácticas sexuales. Dijo que su padrastro le daba de tomar hasta pastillas anticonceptivas para evitar un embarazo.

 

En aquel entonces la chica vivía con su madre, sus dos hermanos y el acusado en una precaria casa que tenía solo dos habitaciones. Como uno de esos dormitorios era ocupado por la hija de 32 años que tiene A.O., el acusado, la madre de la víctima y sus hermanitos compartían la habitación restante, en la que había dos camas.

 

Lo que la niña dijo fue confirmado por dos tías, hermanas de su madre, que fueron las primeras personas a las que les confió todo en febrero de 2016.

 

A una de ellas, la nena la llamó y le pidió hablar a solas. Luego, en la casa de su abuelo le contó lo que la pareja de su mamá le hacía. A la otra tía, le reveló lo que sufría una tarde que había ido a su domicilio con la idea de bañarse en la pileta. Pero en un momento la niña se puso mal, rompió en llanto y habló con la mujer.

 

El resto de los testigos que declararon fueron, en su mayoría, vecinos y familiares del acusado. Dijeron que nunca vieron ni presumieron nada que les pudiera hacer pensar que A.O. abusaba de su hijastra, refirió el defensor oficial, Víctor Endeiza.

 

Para este viernes estaba previsto que declare una de las psicólogas que entrevistó a la víctima en la Cámara Gesell. Con su testimonio, el tribunal dará por concluida la etapa probatoria del juicio, y es muy probable que el próximo martes las partes expongan sus alegatos.

 

Comentá vos tambien...