23° SAN LUIS - Domingo 13 de Junio de 2021

23° SAN LUIS - Domingo 13 de Junio de 2021

EN VIVO

Cada vez más argentinos ven a la carne solo como "un ingrediente más"

El 33% la piensa en una combinación y no como  principal. Son quienes también se preocupan por el bienestar animal.

Por redacción
| 10 de junio de 2021
Combinaciones. La carne va muy bien con las verduras y el Ipcva comprobó que el plato debe ser inclusivo. Foto: Archivo.

El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), atento a las tendencias mundiales que muestran una baja en la imagen general de producto y por consiguiente está perdiendo adeptos, hace periódicamente encuestas para conocer qué piensa y cómo se maneja el consumidor argentino, quien aún en medio de los cambios sigue teniendo a la carne como uno de sus platos preferidos.

 

Pero los sondeos ayudan a comprender nuevos fenómenos y uno de los más interesantes del último estudio surgió de la pregunta sobre si la carne es una comida en sí misma o un ingrediente más que "conversa" en el plato.

 

En una Argentina "carnívora", aún el 60% la considera protagonista excluyente de su dieta. Pero ya un 33% de la población la considera como un ingrediente o componente de las comidas y hay un 7% que directamente no la suele tener en cuenta como alimento.

 

Otro dato interesante es la relación entre cómo se considera a la carne (ingrediente o comida) y las preocupaciones emergentes en el acto de compra. Así, aquellos que la ven como una comida están más preocupados por la relación precio/calidad y los aspectos organolépticos, mientras que quienes la consideran un ingrediente, empiezan a prestar mayor atención a cuestiones relacionadas con el trato a los animales y el cuidado del medioambiente.

 

 

El plato de los argentinos debe ser diversificado, inclusivo y saludable, y la carne lo tiene claro.

 

 

"Aquí hay un espacio interesante para trabajar desde la promoción de la carne apuntando al componente cognitivo. Cuando los consumidores dicen saber menos de carnes, normalmente se la considera como un ingrediente y suelen cobrar mayor relevancia las preocupaciones por aspectos vinculados al proceso de producción", analiza Adrián Bifaretti, jefe del Departamento de Promoción Interna del Ipcva.

 

Mirando el futuro y ante la pregunta sobre cómo imaginan al consumidor de las próximas décadas, un 31% cree que a los más chicos se los sigue educando para que incorporen a su dieta la carne como un alimento más; un 61% piensa todo lo contrario y un 8% directamente cree que se los incita a que abandonen la carne.

 

En el caso de los segmentos más jóvenes, los centennials piensan que se educa a los chicos para que coman menos carne fundamentalmente por cuestionamientos ambientales y de maltrato animal. Los mayores de 50 aseguran, en cambio, que en la Argentina se promueve en los más chicos un menor consumo de carne por posibles problemas de salud.

 

"La grieta alimentaria que se pretende imponer desde los sectores ambientalistas y veganos más radicalizados no tiene futuro. Tratar de concientizar o, peor aún, convencer a la gente de que su salud irá mejor con solo comer vegetales es ir en contra de sus creencias. En un mundo tan disruptivo como confundido en tiempos de pandemia, es difícil prestar atención a información científica y avalada por profesionales. Son tiempos en que un influencer tiene más espacio en la agenda mediática que cualquier médico o nutricionista de prestigio", reconoció Bifaretti.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...