SAN LUIS - Lunes 27 de Junio de 2022

SAN LUIS - Lunes 27 de Junio de 2022

EN VIVO

Es habitual que crucen en rojo en la esquina de Perón y Bolívar

No respetan los límites de velocidad ni el paso de los peatones. Pese a que hay semáforo, los choques son reiterados.

Por redacción
| 03 de junio de 2021
Imprudencia. Es numerosa la cantidad de conductores que pasan por alto la indicación de no avanzar. Foto: Martín Gómez.

Cuando los coches paran por el semáforo en rojo, como no están las sendas peatonales, se detienen en cualquier lado y complican el paso a quienes tenemos que cruzar la calle a pie. Esto es un caos, también pasan en rojo”, expresó María Emilia Barboza, quien trabaja en un comercio cercano al cruce de Presidente Perón y Bolívar.

 

A siete meses del accidente que dejó el saldo de una muerte y lesiones graves a una nena de 4 años, nada cambió en ese sector de la ciudad. El mayor incumplimiento que se percibe es la omisión de las indicaciones del semáforo: hasta dos vehículos, por cada cambio de luces, pasan en rojo. Además, incumplen los límites de velocidad y estacionan en sectores inhabilitados.

 

“Las normas no están hechas por capricho, son para la seguridad de todos los que circulamos. No tenemos que estar con el castigo o las sanciones, queremos concientizar y que cada conductor sea responsable, que cumpla con las normas vigentes”, señaló el subsecretario de Tránsito y Vía Pública de la Municipalidad de San Luis, Luciano Santágata.

 

De acuerdo a un sondeo de El Diario de la República, una de las principales complicaciones tiene que ver con que los vehículos que circulan por Héroes de Malvinas superan los 70 kilómetros por hora para no perder la onda verde. Cuando llegan al cruce no tienen tiempo de frenar si el semáforo se pone en rojo. Además, se topan con Bolívar, que cambia bruscamente de dimensión y se transforma en una especie de embudo. El flujo vial se complica aún más cuando los autos estacionan sobre esa arteria, ya que dejan un margen más angosto.

 

Muchos vehículos que bajan por Héroes de Malvinas llegan al cruce de Perón y Bolívar a más de 70 kilómetros por hora. Esas velocidades tornan más probables la omisión de los semáforos y los accidentes.

“Si una se pone a ver, por lo menos media cuadra antes de los semáforos ya empiezan con los chirridos de las frenadas. La verdad, da miedo. Por la ubicación de este local estamos más seguros, pero los comercios que están sobre las esquinas de Bolívar están más expuestos”, indicó Haydee Sosa, quien trabaja en la zona.

 

Santágata explicó que la Comuna realiza trabajos de concientización y diferentes operativos por los barrios de la ciudad, que si bien no tienen un fin recaudatorio, apuntan a la educación, para que los conductores cumplan con todas las normativas vigentes.

 

Recordó que los semáforos tienen, como mucho, poco más de un minuto de espera, especialmente los que están en las avenidas. Según el funcionario, generalmente los conductores de rodados menores pasan en rojo al pensar que, como son más chicos, pueden cruzar; pero no advierten que si los impactan recibirán el mayor daño. “No ven que la tragedia que pueden causar es mucho más grave que esperar un minuto”, lamentó.

 

Richard Garro, un peluquero que atiende cerca del cruce peligroso, comentó que a pesar del último accidente, los conductores siguen cometiendo faltas. “Es una cuestión de conciencia de la gente, todos sabemos que hay que levantar el pie del acelerador al llegar a la esquina, pero mientras no haya sanciones, esto no cambia más”, afirmó.

 

También describió que si bien no ocurrieron otros accidentes, obedecería a la merma del flujo vial por las medidas de restricción de la circulación. Destacó que en la esquina de la carnicería frente a la cual ocurrió el choque fatal colocaron barandas de contención.

 

Gastón Arellano atiende un local cuyo frente da justo al cruce. Remarcó que los bocinazos y los insultos son moneda corriente. “Acá en el negocio por suerte no ha pasado nada, lo único que ocurrió fue hace algunos años, un vehículo impactó contra el poste, pero suave, no pasó a mayores”, comentó.

 

 

Otro paso riesgoso

 

La esquina de Martín de Loyola y Justo Daract también se tornó un cruce peligroso. Lo que ocurre allí es muy particular. Hace algunos años, cuando no habían edificado el Corredor Vial, la zona tenía un semáforo. Con el tiempo lo trasladaron directamente a la autovía.

 

“Ese es un punto en el que muchos dicen que se debería poner un semáforo, pero eso está en estudio, sobre todo por la coordinación del resto de los semáforos que se ubican a menos de 40 metros”, aseguró Santágata.

 

Agregó que en esas inmediaciones habían colocado indicadores para que los vehículos que circulan por Daract en sentido sur (hacia el centro) no pasen Esteban Adaro, ya que es contramano. Habían establecido cuatro bastones plásticos en ese tramo, pero uno fue arrancado y la gente incumple la medida. A la geografía de las calles, donde hay inseguridad en materia de tránsito, se le suman la impaciencia y la falta de responsabilidad de los conductores.

 

“Este cruce es peligroso. Si bien cuando ando en bicicleta los conductores me respetan, hay que tener mucho cuidado”, indicó José Contreras, un cafetero que recorre diariamente la zona.

 

“En primer lugar, el peatón debe fijarse bien antes de cruzar. Nadie respeta nada, eso lo veo todos los días. En horarios pico, por ejemplo, si uno quiere cruzar la calle por la zona de la Virgencita (Justo Daract y Maestro González) y largan los semáforos que están en los extremos, es complicado. Ni hablar de los que estacionan indebidamente, es un hormiguero, a la izquierda y a la derecha”, resaltó Carlos Peralta, un vecino.

 

Santágata subrayó que el Municipio trabaja en diferentes relevamientos y que han detectado otras esquinas peligrosas, como Las Heras y Chacabuco, Lavalle y Perón, Lafinur y Las Heras y Lafinur y Bolívar, entre otras. Con este estudio apuntan a tomar medidas para mejorar la seguridad en el tránsito.

 

Comentá vos tambien...