SAN LUIS - Domingo 07 de Agosto de 2022

SAN LUIS - Domingo 07 de Agosto de 2022

EN VIVO

El puestero de un campo en Fraga fue asesinado con mucha saña

Tenía 4 golpes en la cabeza. Uno en la cara, otro en la parte trasera y en los costados izquierdo y derecho.

Por redacción
| 09 de junio de 2022
Morgue de Villa Mercedes. Donde realizaron la autopsia de Oscar Ortiz. Foto: Archivo.

En los 22 años que Oscar Alberto Ortiz se desempeñó como puestero en el campo de Fraga, donde fue asesinado, nunca tuvo un problema, ningún tipo de enemistad con nadie. Al menos a su patrón jamás le manifestó algo por el estilo, y en la comisaría del pueblo tampoco hay registro de alguna exposición, ni mucho menos una denuncia que haya hecho por un inconveniente que haya surgido con un cazador furtivo. Por eso, a los investigadores les llama poderosamente la atención que su homicida haya descargado tanto ensañamiento cuando lo atacó. Lo golpeó cuatro veces en distintos puntos de la cabeza y con un elemento macizo.

 

Ayer, el personal del Departamento Homicidios de Villa Mercedes entrevistaba a las personas que viven y trabajan en los campos colindantes. El martes habían hablado con unos seis vecinos y ayer continuaron con las declaraciones de algunos peones de la cosecha de cereal. Pero los datos que se desprendieron de esos testimonios no han aportado nada que pueda guiar a los efectivos en el esclarecimiento del crimen, aclaró una fuente policial.

 

Según surgió de lo dicho por los testigos, la víctima de 56 años no parecía tener muchas relaciones más allá del vínculo que tenía con su hermano, que vivía prácticamente con él en el campo. "No se le conocen amigos, tampoco tenía pareja", comentó el informante.

 

No obstante, de las inspecciones que los policías hicieron el lunes y el martes en el casco de la estancia, en sus alrededores y, sobre todo, donde hallaron el cadáver, encontraron una pista no menor: las huellas de una persona. Las marcas estaban ubicadas a la par y a un metro y medio del recorrido a pie que había hecho la víctima, como si el puestero hubiera caminado acompañado los 700 metros que habían desde la vivienda del campo hasta donde hallaron su cuerpo.

 

La autopsia reveló que Ortiz había muerto entre 12 o 15 horas antes. "Tenía un golpe en el lateral derecho y otro en el lado izquierdo de la cabeza, otro más en la parte trasera de la cabeza, no en la nuca sino más arriba, y otro más en el pómulo derecho", precisó la fuente. Todo parece indicar que los traumatismos que le hundieron el cráneo fueron hechos con un elemento contundente y firme, como "un palo de madera, un caño o un hierro".

 

Los policías buscaron un elemento con esas características en el casco y sus inmediaciones, pero no lo encontraron. Eso les hace suponer que el asesino se llevó el arma homicida.

 

Hasta el momento, según las declaraciones, su hermano Héctor Ortiz fue la última persona en ver con vida al puestero. Fue la tarde del viernes, cuando el hombre partió de su casa del barrio Ciudad Jardín, en las afueras de Villa Mercedes, para luego ir a la ciudad y comprar el repuesto de un vehículo que le hacía falta a la víctima.

 

MM

 

Comentá vos tambien...