15°SAN LUIS - Domingo 02 de Octubre de 2022

15°SAN LUIS - Domingo 02 de Octubre de 2022

EN VIVO

La parroquia San Roque inauguró el segundo cinerario de la ciudad

Es otra opción para sepultar las cenizas de los difuntos. Llevaron los restos de ocho frailes franciscanos.

Por redacción
| 17 de agosto de 2022
Bendición. El obispo Gabriel Barba encabezó la ceremonia, luego de la fiesta patronal y procesión a San Roque. Fotos: Juan Andrés Galli

Bajo un altar blanco que mira hacia la calle 9 de Julio y la plaza Pringles, ahora existe una nueva opción para despedir a los seres queridos difuntos de Villa Mercedes. La parroquia San Roque inauguró ayer un cinerario, que se convierte en el segundo que ofrece la Iglesia Católica en la ciudad y el tercero de toda la provincia si se tiene en cuenta el que está en la capital puntana.

 

Según explicó el párroco Diego Torres, el proyecto nació para dar respuesta a dos tendencias que van de la mano. Por un lado, en San Luis cada vez hay más personas que eligen la cremación a la hora de contratar un servicio funerario. Y, por otra parte, el Papa Francisco instó a las comunidades eclesiales a crear estos sepulcros para que las cenizas sean colocadas en lugares sagrados.

 

El día escogido para la inauguración fue ayer, en coincidencia con la fiesta patronal del santo, celebrada con una misa y una procesión por las calles de la zona Estación. Luego, un poco después de las 17:30, los fieles se congregaron en la parte exterior del templo.

 

Allí, entre la iglesia y la casa parroquial, pero dentro del enrejado, construyeron un espacio que consta de un altar con una tapa, por donde introducirán el polvo hacia una fosa. A ambos lados, hay bloques para apoyar flores o velas a la hora de rezar los responsos por los fallecidos.

 

El obispo de la diócesis, Gabriel Barba, acompañado de varios sacerdotes y algunos religiosos de la comunidad franciscana, fue el encargado de realizar la bendición del lugar y consagrarlo para el descanso de los restos mortales de las personas.

 

"El servicio ya queda disponible y se puede utilizar haciendo los trámites pertinentes en la secretaría parroquial. Solo se pedirá una única colaboración inicial y después no tendrá costo. Por cada persona se podrá hacer una misa, con un rito para la disposición de las cenizas y habrá un libro de actas con toda la información", detalló Torres.

 

Es el tercer cinerario que la Iglesia ofrece en San Luis: uno en la capital y dos en Villa Mercedes.

Hubo otro momento muy significativo para la comunidad franciscana. En homenaje a los 100 años desde que la congregación se hizo cargo de administrar la parroquia San Roque, trasladaron los restos de ocho frailes que vivieron y fallecieron en la ciudad. Los cuerpos fueron exhumados hace unos días del cementerio municipal y, tras la cremación, ayer los llevaron en urnas para que sus restos reposen en el mismo sitio al que dedicaron su vida.

 

No fueron colocados en el cinerario principal, sino en uno más pequeño que está conjunto, en el que también hay una placa que exhibe sus nombres y las fechas en las que murieron, entre 1944 y 1997. Ellos fueron Octavio Bravo Cervera, Joaquín Baydal Ivars, Ramón Roig Bayaris, Pacífico Albero Estany, Atanasio Jordá Domínguez, Ángel Ortola Tur, Berardo Pérez Leal y León Mas Vicens.

 

Este último, que murió hace 25 años, fue el más recordado por muchos exalumnos del Instituto San Buenaventura, colegio que administran los franciscanos, y otros laicos, que lo aplaudieron y se emocionaron cuando enumeraron sus logros.

 

"Este es un día histórico para Villa Mercedes, porque estos ocho hermanos están acá, en el lugar que amaron. Y porque este cinerario, que ahora está vacío, pronto verá a las familias venir a rezar para fortalecer la esperanza de que la muerte no es el final, sino el paso a la vida eterna", dijo Barba.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...