20°SAN LUIS - Martes 04 de Octubre de 2022

20°SAN LUIS - Martes 04 de Octubre de 2022

EN VIVO

Inaugura la muestra "Guau, Boggio, Miau"

Tras superar un problema auditivo, el artista vuelve a exponer con la urgencia del que quiere hacer todo junto.

Por redacción
| 19 de agosto de 2022
Retoques finales. Boggio, con los últimos detalles antes de concretar la inauguración. Fotos: Martín Gómez.

Son seis las décadas vividas por Daniel Boggio y sabe que lo que no haga en este tiempo, quizás, no llegue a hacerlo después. Solo, en su casa que construyó con sus propias manos en la Ecoaldea “Pangea” ubicada en Potrero de los Funes, decidió explorar las herramientas de la cámara de fotos y encontró el temporizador. En diez segundos se tiró al piso de su hogar, completamente desnudo y en una pose que jamás experimentó pero le gustó capturó su absoluta libertad. 

 

La libertad de ser quien es sin importar lo que tenga a su alrededor lo acompañó en todo su proceso artístico y en la extensa trayectoria que lleva en su espalda. Aunque poco tenga que ver con el desnudo del cuerpo, Boggio utilizó la sugerente fotografía para presentar “Guau, Boggio, Miau”, la exposición que inaugura hoy en el hall de la UNSL. 

 

A las 21, junto con una performance que presentará en el auditorio Mauricio López y que adelantó será “ruidosa y impactante”, Daniel abrirá la primera muestra luego de un prolongado receso que tuvo que tomar por algunos problemas auditivos que lo llevaron a preocuparse y ocuparse de su salud. Las obras estarán disponibles para visitar durante quince días. 

 

Como es característico en el autor, sus obras están representadas con material reciclado. “Hay mucho relieve, profundidad, diversidad de colores y materiales de todo tipo que esconden mensajes subliminales ideales para que los asistentes los identifiquen, los busquen y los piensen”, contó el artista. 
La última vez que Boggio presentó una muestra fue en el 2018 con “La mala educación”, que mostró un reflejo de diferentes etapas de su vida, principalmente la época escolar donde el artista fue excluido y marginado. “En esta nueva exposición presento 29 obras que se identifican con el presente, lo que creé en pandemia, lo que postergué y lo que pienso. Siento que el color nunca falta y estoy agradecido porque pude completar todo el hall de la universidad”, agregó el artista. 

 

Sin sentirse un ermitaño, Boggio disfruta su tranquilidad y su espacio en la ecoaldea y luego de superar su inconveniente auditivo, se dio cuenta que su entorno afectivo era muy grande y que se encontraba rodeado de amigos y gente que lo quiere de verdad. Un sentimiento del cual disfruta. “A mi hermana se le ocurrió juntar fondos para comprar mi audífono y funcionó. Fue un momento muy emocionante el saber que tanta gente me quería ver bien y activo”, recordó. 

 

En cuanto al nombre de su muestra, el artista recordó que le quería poner “Desnudo” a la exposición pero, por recomendaciones de amigos y colegas, se lo reservó. “Sé que estoy en un momento en que si no hago lo que quiero no tendré tiempo después pero también quise jugar y provocar. Quizás, la gente al verme desnudo en la fotografía se incomoda, se inquieta, pregunta y llega. Eso es lo rico de cada encuentro”, concluyó.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...