36°SAN LUIS - Viernes 09 de Diciembre de 2022

36°SAN LUIS - Viernes 09 de Diciembre de 2022

EN VIVO

La venta de la ropa y calzado deportivo bajó un 50 por ciento

Aseguran que se debe a la elevada inflación. Artículos como las remeras casi duplicaron su precio.

Por redacción
| 26 de agosto de 2022
Inflación. El precio de la indumentaria deportiva continúa en ascenso. Foto: El Diario.

Un relevamiento realizado en comercios de la ciudad de San Luis estableció una caída del 50 por ciento en las ventas de indumentaria y calzado deportivo. Esto se da en un contexto de fuerte incremento en los precios y falta de stock. Los comerciantes aseguran que este bajón se vincula a la inestabilidad económica del país.

 

“Las ventas han disminuido considerablemente, un 50 por ciento menos que el año pasado y eso que estábamos en cuarentena. Vendemos lo que tenemos”, expresó Miguel Balmaceda, encargado de una tienda de calzado deportivo y de damas, ubicada sobre calle San Martín entre Belgrano y Pringles. También hizo alusión a esta situación Sergio Ferrieres, encargado de una tienda de deportes que se encuentra sobre calle Colón frente al Paseo del Padre, al expresar que la facturación en su caso ha decrecido también en un 50 por ciento.

 

Gastón Irazabal, encargado de una franquicia de indumentaria deportiva ubicada en calle Belgrano entre Rivadavia y San Martín, mencionó: “Se nota una merma en las ventas. Si lo comparamos al arranque del mes anterior, puede rondar un 20% menos en la cantidad de operaciones”.

 

El incremento de precios es una realidad constante para comerciantes y los clientes. Nicolás Villar, encargado de una tienda de insumos deportivos ubicada en calle Belgrano entre Colón y Rivadavia, explicó: “Se vio una variación de precios abismal entre un 20% y un 40% de aumento en cuestión de meses. Una remera que estaba en $5 mil se fue a $9 mil; un buzo que te salía $10 mil ahora te sale $20 mil”.

 

Según los comerciantes, el panorama es desalentador. “En una familia no se puede adquirir un calzado de 20 mil pesos y a su vez mantener a cuatro niños”, reflexionó Balmaceda. 

 

Los recursos utilizados por los clientes para enfrentar esta situación son los créditos que dan algunos de los locales de ropa deportiva. “El cliente no compra porque no hay dinero y todo es a crédito; ofrecemos estos planes porque la gente no puede pagar de contado un calzado”, ratificó Balmaceda mientras que Irazabal hizo referencia a las diferentes formas de financiación: “Por los aumentos de precios, y por la falta de poder adquisitivo de las personas, usamos un crédito propio de la empresa”.

 

Aseguran que los proveedores representan uno de los factores más importantes para el funcionamiento de las tiendas. “Uno de los problemas es el precio con el que viene la mercadería. Lo que nosotros vendemos es importado y de esto no está entrando absolutamente nada”, mencionó Ferrieres.

 

La misma situación se repite en otros locales. Villar dijo: “Había proveedores que te pasaban lista todas las semanas con posibles aumentos, y había otros que a mitad de julio nos dijeron que hasta fin de mes no pasaban lista, no tomaban pedidos y no hacían ningún envío”.  

 

En los comercios indican que el problema principal en este contexto de alta variación del dólar son las importaciones. “La mayoría de lo nuestro es importado. Entonces no entra al país ningún producto, y cuando entra, yo no decido qué traer a mi negocio. Llegan remeras y por ahí necesito camperas. Los productos nacionales trabajan con mucha materia prima importada y tienen el mismo problema. A veces por más que me manden de Córdoba o Buenos Aires, como se utilizan insumos importados, también ellos tienen problemas para el ingreso”, afirmó Villar.

 

Redacción/ALG

 

Comentá vos tambien...