SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

EN VIVO

El mercado interno no tiene mucho más margen para subas de precios

La relación entre oferta y demanda de hacienda para la faena es cada vez más ajustada y de a poco se va preparando el terreno para una nueva suba de precios que deberá ser convalidada por el consumo doméstico que ya dio muestras del poco hilo que le queda en el carretel.

 

De acuerdo con los datos publicados por Senasa en enero ingresaron a los feedlots 309.212 vacunos, muy poco y sobre todo si se lo compara con los registros previos. En enero del año pasado, cuando la seca apretaba, los corrales de engorde intensivo recibieron 365.600 vacunos. La caída respecto de ese mes fue de 15%.

 

En tanto, en diciembre pasado se encerraron 353.480 animales, en este caso la baja fue de 12%.

 

Mientras esto sucede con los ingresos, la salida de hacienda rumbo a los frigoríficos fue mucho mayor. En enero se despacharon 408.000 vacunos a las plantas de baja, 32% de los que ingresaron.

 

Este diferencial entre lo que entra y lo que sale se refleja en un índice de reposición informado por Senasa que cayó a 0,78 en enero.

 

Por eso las existencias se redujeron a 1,59 millones de animales, 25% menos que en los meses de más actividad de 2023.

 

Hubo meses del año pasado en los que ingresaron más de 500 mil vacunos.

 

La hacienda que ofrecen los feedlots es sobre todo ganado liviano cuya carne que termina en el mercado local que tiene serias dificultades para pagar más. La reducción en la salida de animales livianos de los corrales es propia de la época del año, pero también anticipa la posible suba del precio del ganado que el mercado está esperando tras el fallido intento de diciembre.

 

A mediados de ese mes, tras la asunción de Milei y anticipando la fuerte devaluación, los valores subieron significativamente para chocar de trompa a los pocos días contra un consumo interno, el gran cliente del negocio, que cada vez está más empobrecido.

 

Al faltante de los feedlots se suma que todavía no arrancó la zafra de terneros y que quienes hagan los engordes más cortos recién para mediados de año tendrán ganado para vender, el resto que hace recría y luego la terminación en el mejor de los casos la venderá en la primavera.

 

 

Vamos a un primer semestre de poco ganado para la faena

 

En el sector creen que para marzo y con el regreso de la gente de las vacaciones la mayor demanda pondría en evidencia un faltante que será mayor al que hoy se ve en el mercado y eso dispararía los precios de la hacienda en mayor medida y luego, al menos algo de ese incremento, se trasladaría a la carne.

 

Teniendo en cuenta la vulnerabilidad del consumidor argentino hay que ver cómo se reacomodan los tantos, es decir, quién reduce márgenes en el negocio.

 

Hasta ahora lo vino haciendo el comercio minorista. Al que opera en la formalidad le es casi imposible trabajar y eso deriva en más comercio por el otro canal y al mismo tiempo a la concentración en supermercados y cadenas de carnicerías en los sectores urbanos de más poder adquisitivo. También es probable que matarifes primero y frigoríficos con faena propia deban hacer el ajuste y eso se da en un contexto de ingresos nulos por los subproductos que lleva al cobro del servicio de faena.

 

Como si fuera poco, la desregulación de los combustibles impulsada por el gobierno aumentó el costo de este insumo esencial en el reparto de carne que ajustará el margen de los frigoríficos y faenadores.

 

Mejora de los márgenes de la cría

 

De acuerdo con el boletín de estudios económicos ganaderos de la Secretaría de Agricultura (Bioeconomía) se dio el año pasado una importante mejora en los resultados de la ganadería y especialmente en los modelos de cría que fueron los ganaderos entre los eslabones pecuarios. Con los datos que había en el mercado a fin de año los técnicos de la cartera agrícola indicaron que hubo una importante mejora en los modelos de cría que vieron aumentar sus márgenes brutos en porcentajes superiores al 50%.

 

Precio alto del ternero (solo 12% menos que el valor máximo de la serie, de marzo 2022). Esto se suma a anteriores aumentos por lo que el modelo de Cuenca del Salado (que se usa como referencia) está un 22% por encima del promedio de la serie medido a moneda constante.

 

Esta fuerte recuperación de la cría se supone que se mantendrá en el futuro cercano, dada la menor oferta de terneros que se espera para el año próximo”. En el caso de los modelos de ciclo completo se dio una situación similar, aunque la mejora en la renta no fue tan alta.  “En los modelos de ciclo completo también se registraron fuertes mejoras en los márgenes brutos (del orden del 40% a moneda corriente y alrededor del 10% a moneda constante)”. La ecuación fue otra para la invernada en la cual “la relación compra/venta más desfavorable, típica del último trimestre del año, y la fuerte suba en el precio del maíz, penalizaron especialmente a los modelos más productivos (entre 40 y 60% por debajo de los promedios de la serie).

 

Debe destacarse, de todas maneras, que el margen bruto promedio anual para los modelos pampeanos de media y alta producción fueron los mejores de los últimos cuatro años”.

 

Los datos pueden chequearse en este link

 

 

► Exportaciones: sin cupos y sin freno

 

De acuerdo con datos que algunos analistas lograron filtrar de las estadísticas de Senasa las exportaciones de enero habrían llegado a cerca de 100.000 toneladas res con hueso lo que significa todo un récord mensual y eso proyecta niveles por encima del millón de toneladas de no mediar ningún cisne negro. El dato se confirmará en los últimos días del mes cuando se conozcan las estadísticas del Indec.

 

El cisne negro podría venir por el lado de las intervenciones oficiales en los mercados, por ahora están descartados los cupos aunque se teme por la suba de los derechos de exportaciones al 15%.

 

Tampoco hay problemas sanitarios a la vista ni nada que haga presumir eso o caída en las compras de China que tampoco están a la vista.

 

En este contexto lo único que podría frenar el ritmo arrollador que las exportaciones habrían tenido en el inicio del año sería la pérdida de competitividad por la suba de retenciones, el atraso cambiario que no acompaña por ahora el ritmo inflacionario y la suba de costos. Según indicó recientemente Carlos Ruisech, del frigorífico Gorina y vicepresidente del Consorcio de Exportadores ABC es que a pesar de todo “la ecuación de la industria exportadora es deficitaria en la actualidad. Hubo actualización en el precio de los subproductos, pero el incremento de los costos de producción resultó de mayor dimensión.

 

Complementariamente el precio del ganado en la actualidad no resulta competitivo para la situación que atraviesa el mercado internacional. Basta un rápido cálculo para demostrar lo expresado, considerando un novillo de buena calidad mestizo de 480 kilos en un precio de $3.350 en el gancho y un tipo de cambio (blend 80% MULC y 20% de dólar financiero MEP o CCL) neto de retenciones de $835 arroja un novillo de U$S4,02 en el gancho”.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Temas de nota:

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo