16°SAN LUIS - Jueves 25 de Abril de 2024

16°SAN LUIS - Jueves 25 de Abril de 2024

EN VIVO

Aconsejan dialogar con los chicos sobre los riesgos de internet

Las redes sociales y las plataformas de juegos pueden ser un peligro si no se usan adecuadamente.

Por redacción
| 25 de febrero de 2024
Recomendación. La principal pauta preventiva apunta al rol de los adultos, que deben estar atentos a los niños. Foto: Shutterstock.

Los niños en edad escolar conforman la generación que nació bajo la era de la digitalización, son los llamados nativos digitales. Sin embargo, aunque tengan facilidad para manejar dispositivos, muchas veces desconocen los peligros a los que están expuestos. Por eso, los padres deben informarse y acompañarlos para que naveguen de forma segura.

 

“Cada vez se ve más la dependencia que tienen los chicos con el uso de la tecnología en sus diversas variedades, ya sea con celulares, tablets, computadoras o juegos de consolas. Ante esto, tenemos que tener recaudos para evitar que ellos sufran violencia digital como puede ser la vulneración de derechos vinculados a la integridad sexual, el grooming y ciberbullying, que son las agresiones entre pares en el mundo digital. También hay que sumar algunas situaciones que hacen que sea más fácil agredirse en internet, que tienen que ver con la suplantación de identidad o la creación de cuentas falsas”, explicó la diputada Fernanda Spinu-zza, quien fue la impulsora del proyecto de ley de ciberseguridad. El año pasado, la legisladora brindó diversos talleres en escuelas de la provincia para concientizar.

 

El uso de internet está naturalizado y es parte del día a día, pero la sociedad en general no está muy informada sobre los riesgos a los que se expone, en especial sobre los niños, a quienes se los puede persuadir con mayor facilidad.

 

“Es necesario que los padres hablen con sus hijos, dado que donde más pasan estas cosas es en sus hogares, porque cuando están en la escuela no pasan tanto tiempo solos con los dispositivos. Tenemos esta cuestión de que porque están en casa está todo bien, los estamos cuidando, no hay riesgos, pero cuando se encierran en la habitación o están mucho tiempo con el celular o la tablet, pueden estar pasando cosas que no sabemos y que son riesgosas. Muchas veces no se animan a decirlo porque la mayoría de los padres cuando un hijo se porta mal, la primera penitencia que ponemos es la prohibición de las pantallas, entonces, cuando además en las pantallas les suceden cosas que pueden ser causal de una penitencia, los chicos tienen miedo de pedir ayuda”, contó.

 

La diputada dijo que es un fenómeno complejo que no solo se puede ver en redes sociales, también en plataformas de juegos.

 

“Lo primero que hay que hacer es tener un diálogo sobre lo que les pasa en internet y a partir de ahí, darles herramientas para que ellos puedan navegar seguros”, indicó.

 

Además, precisó que las redes sociales están habilitadas para chicos mayores de 13 años, pero hay menores de esa edad que ya tienen una cuenta. A su vez, detalló que en el país, en promedio los niños a los 9 años ya tienen su propio dispositivo individual.

 

“En Argentina y en San Luis hay chicos de 9, 10 u 11 años con cuentas de TikTok o Facebook. Las plataformas tienen esta política porque los riesgos existen y hay una madurez que a temprana edad no tienen para detectar una situación de peligro. Si se les permite el uso en temprana edad, lo ideal es tener un diálogo permanente”, subrayó.

 

Manifestó que hay que hablar con los jóvenes sobre el acoso digital, es decir, la insistencia por mensajes para obtener una respuesta que conlleva algún interés.

 

“También sucede mucho que los chicos y las chicas son perseguidos y bombardeados con mensajes que contienen imágenes en contexto de desnudez, de pornografía y empiezan a naturalizar esas situaciones. Cuando son muy chiquitos naturalizan esos comportamientos, entonces cuando estos chicos y chicas empiecen a ser activos sexualmente, en su registro va a quedar lo que consumieron de pornografía todos los años anteriores, por ende van a reproducir esos patrones de comportamiento y todos sabemos que con lo que los bombardean siempre es desde la sumisión y la falta de respeto, entonces hay que hablarlo”, aconsejó.

 

Spinuzza mencionó que estas situaciones pueden ocurrir cuando los chicos quieren descargar un juego y se abre una pestaña con contenido para adultos, por ejemplo.

 

Prohibir no es la solución, hay que acompañarlos y transitar un proceso de educación digital (Fernanda Spinuzza-diputada)

“En plataformas de juegos muy conocidas, que están muy de moda entre los chicos de seis años en adelante, tanto en la PlayStation, celulares o computadoras, empiezan a buscar que los niños hablen de otras cosas, entonces les preguntan si quieren ser sus novios, por ejemplo, empiezan a sexualizar conversaciones en las plataformas de juego y luego los llevan a WhatsApp. Entonces hay que tener cuidado y los niños deberían tener siempre la prudencia de cuando se les preguntan estas cosas, poder cortar el diálogo y no dar información privada”, especificó.

 

La legisladora advirtió que cuando los niños están bombardeados con contenido pornográfico, naturalizan este material y pueden llegar a enviar fotografías propias.

 

“Empiezan a perder el miedo y a pensar que está bien sacarse una foto en un contexto de desnudez y enviársela a alguien, sea conocido o desconocido. Ahí empieza toda una cuestión de persecución hacia el niño o niña de amenazas, de extorsión, de escraches, que por supuesto los dañan un montón y ni hablar en aquellos casos que terminan convirtiéndose en delitos, como por ejemplo los de grooming”, añadió.

 

Spinuzza aclaró que el grooming fue mutando dado que antes el ciberdelincuente citaba a través de las redes a un menor a un lugar específico como una plaza, mientras que ahora les solicitan contenido sexual para subirlo a las redes de pedofilia infantil.

 

En noviembre, se cumplieron 10 años desde que el grooming fue calificado como delito penal. La ley indica prisión de 6 meses a 4 años a quien, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier tecnología, contactare un menor con el propósito de cometer un delito contra su integridad sexual.

“Hoy, más del 90% de los casos de grooming que puedan estar sucediendo se están buscando en internet, en las plataformas”, informó.

 

Aconsejó que los padres utilicen software de control parental para gestionar el tiempo que los chicos pasan en internet. Estos software permiten individualizar el acceso a ciertas aplicaciones, por ejemplo, puede estar habilitado WhatsApp 24 horas y los juegos, solo una cantidad definida de tiempo.

 

“Prohibir no es la solución, porque son una generación nativa de internet. Excluirlos es separarlos del grupo de pertenencia, pero sí hay que acompañarlos y transitar un proceso de educación digital”, aseveró.

 

Recordó que delitos de este tipo se pueden denunciar a través de https://midenuncia.justiciasanluis.gov.ar/.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo