26°SAN LUIS - Miércoles 08 de Febrero de 2023

26°SAN LUIS - Miércoles 08 de Febrero de 2023

EN VIVO

Don Eloy dio otro paso adelante con autoridad

Sus Hereford criados en los duros campos de Chosmes y terminados en Liborio Luna exhibieron en el 4º remate anual d San Luis Feria la genética que caracteriza a una cabaña en pleno crecimiento.

Por Marcelo Dettoni
| 29 de octubre de 2017
Los toros de Don Eloy nacen y se desarrollan en el duro oeste de San Luis.

Cuáles son los parámetros para medir el crecimiento de una cabaña? Hay varios: número de cabezas, condición corporal, precios conseguidos en los remates, profesionalización del equipo técnico, lazos comerciales. En Don Eloy se conjugan casi todos ellos, pero hay uno que sobresalió en particular en el último remate de reproductores que dio en San Luis Feria: se largó solo con sus toros, ya sin la ayuda de la cabaña Las Lilas.

 

Por supuesto que sigue la línea genética de la estancia de Buena Esperanza, pero ahora con toros Hereford propios, que agregó a su tradicional oferta de vientres preñados, con cría y vaquillonas para entorar. Así conformó una subasta ágil, interesante, con tenidas prolongadas entre los productores y precios finales que dejaron más que conforme a Eloy Guerrero y su gente.

 

"Aquí exhibimos el trabajo de todo un año, bajo el lema calidad, más calidad, más calidad. Invertimos fuerte en genética para tener estos resultados y por primera vez salimos a la pista con nuestros reproductores machos, lo que es todo un orgullo para la cabaña. Igual le agradezco a Las Lilas porque siguen abasteciéndonos de muy buena genética y creo que se vio en la pista", le contó Guerrero a la revista El Campo tras el remate que dio Ganadera del Sur.

 

Como suele ocurrir, la subasta arrancó bien arriba, con puja por un Polled Hereford s/ (ese barra), hijo de Tío Rico, con un extraordinario peso de 803 kilos y 41 de circunsferencia escrotal. Al final, se fue a un campo vecino del que se crió, en Chosmes, comprado por Matías Mora por 145 mil pesos, una cifra que no se volvería a repetir en toda la tarde.

 

Los dos toros que más se acercaron a ese valor fueron un hijo de A Punto, que se fue a la cabaña que está armando Juan Risma, otro productor de San Luis; y otro de Tío Rico que compró el mendocino Federico Schetira, quien tiene campo de monte y recría en Loma Blanca, cerca de la capital puntana. Ellos pagaron 90 mil pesos por ejemplares de buen porte, un Puro Registrado en el primer caso y el otro s/ que salió a la venta en el segundo.

 

Pero nunca decayó el interés por estos Hereford criados a monte en Chosmes, que luego son terminados en Liborio Luna, donde Don Eloy tiene sus campos agrícolas y el feedlot, además de excelentes pasturas durante todo el año.

 

Entre las manos levantadas también se destacó la de Roberto Mondino, quien había llegado ese día a San Luis para dar, al siguiente, la tradicional subasta de la cabaña La Cleides. El cordobés se quedó con dos toros, un hijo de A Punto y otro de Coronel. También compraron, entre otros, Pedro Rastrilla para Las Marías y Gustavo Sanzo, de Malargüe, que ayudaron a sostener el promedio de venta en torno a los 66.333 pesos, un número más que interesante.

 

La mano experta de Miguel Talano también hizo lo suyo para llevar la tarde con soltura y buen ambiente. Sobre todo cuando costaba arrancar con las ofertas, algo típico porque todos esperan que sea otro el que abra el juego para apostar su propia ficha. "Los comienzos siempre son difíciles", trataba de comprender Talano al auditorio, pero enseguida salía con su muletilla preferida: "Es un regalo por esa plata".

 

Para su primer remate en solitario, Guerrero hizo una cuidadosa selección de los toros. De los 50 con los que empezó, terminó llevando a San Luis Feria los que consideró los mejores 24. Para eso contó con la ayuda de profesionales como Emilio Huguenine, quien se encarga del proceso de inseminación artificial a tiempo fijo (IATF), y del genetista Claudio Fioretti.

 

"En los últimos años incorporamos buenos toros padres para hacer esa selección. Buscamos adaptación a la zona, porque no sirve un toro que se vea lindo si no puede caminar el monte", destacó Fioretti, quien de todos modos prefirió apuntar a las hembras: "Ahí también dimos un gran remate, salieron a la pista ejemplares excelentes, probadas por el sello de la Asociación Argentina de Hereford, tanto las VIP como las Puras Registradas. Las vacas con cría al pie tienen terneros con un gran desarrollo", completó el genetista.

 

El profesional cree que el secreto está en "sostener sistemas parecidos a los de los productores, ésos que crían vacas que luego van a parir terneros pesados. No buscamos grandes campeones de Palermo, sí la mejor productividad posible. Animales con un frame de 4,8, equilibrados, con un promedio de circunsferencia escrotal de 40 centímetros, nada exagerado".

 

En la cabaña Don Eloy están enamorados de la raza Hereford y fue algo que destacó Patricio Fariña, quien como representante de la Asociación de Criadores le entregó una plaqueta a Guerrero.

 

"Nuestra ganadería es la mejor del mundo, y yo quiero colaborar para que la raza Hereford vuelva a ser lo que fue, con animales fuertes, fértiles y rústicos. Sería bueno que escuchen al interior", destacó el anfitrión durante ese rato en el que fue homenajeado. Él a su vez le entregó reconocimientos a Muse Abdallah, el dueño de la consignataria a quien le confía su hacienda, y a dos periodistas de Canal Rural que estuvieron durante el largo derrotero hasta que armó la cabaña: Gabriel Varela y Silvio Baicco. Sobre Varela, dijo que "hace 10 mil kilómetros por mes recorriendo toda la Argentina, él sí que abre tranqueras y muestra el corazón del campo".

 

Los tres se llevaron retratos de su rostro con una técnica de serigrafía que llamaron la atención por la calidad. En su turno con el micrófono, el legendario Muse destacó la calidad de los Polled Hereford y de los primeros vientres Angus colorados que vendió Don Eloy: "Es hacienda que nace en campos duros, por eso tiene rusticidad", dijo.

 

En el momento en el que terminaron de salir los 24 toros y aparecieron los vientres, el remate tomó aún más velocidad. Se trataba de vaquillonas bien conformadas, con gran condición corporal aún paridas hace poco tiempo. Y además Don Eloy presentó una novedad entre tanto Hereford: un lote de Angus coloradas de 18 meses para entorar, nacidas en Liborio Luna por IATF.

 

El precio fue excelente: 30 mil de tope máximo y un promedio general de 28 mil, elevado por tratarse de vientres vacíos. Pero los productores confiaron en el trabajo de la cabaña. Basta la comparación con las Hereford en la misma condición para sacar conclusiones. Por éstas pagaron 14 mil de máximo, con un promedio igualmente cercano de $13.364,29. La cabaña va rápido en la consolidación del rodeo Angus, ya tiene 320 cabezas, todas coloradas, y en poco tiempo más aspira a conseguir la certificación de la Asociación Argentina.

 

El resto de la hacienda también cosechó elogios y buen dinero para el cabañero. Sobre todo las vaquillonas preñadas Hereford Puras Registradas, que llegaron a un techo de 38 mil pesos por un lote por el que pugnaron varios. El promedio general, incluyendo las VIP, quedó en $21.842.

 

En cuanto a las vacas con cría al pie, promediaron $22.250, con picos de 23 mil quinientos. Salieron con terneros grandes, de entre 5 y 7 meses, fruto de la inseminación artificial a tiempo fijo y un repaso para segundo servicio que dejó un excelente promedio: había 25 preñadas de las 34 que salieron a la pista. Eso también empujó los valores hacia arriba. Ahí había fertilidad probada.

 

El toro que usaron fue Fana, un ejemplar premiado que Guerrero compró el año pasado en Las Lilas, mientras que el repaso fue con toros puros de pedigrí.

 

La restante categoría, la de vacas preñadas, cotizó en su punta más alta a 25 mil pesos, con un promedio general de $20.500 al que ayudaron las Puras Registradas, todas de gran condición.

 

"Como siempre apuntamos a llegar a todos los bolsillos, a los productores grandes y a los chicos, elegimos sacar a la venta lotes reducidos. Eloy quedó conforme y la gente que compró seguramente también. Esa es la función principal que tenemos como rematadores", dijo Lucas Abdallah cuando ya la tarde caía a pique en San Luis Feria. Había pasado una subasta más y Don Eloy había aprobado el examen.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...