4.8°SAN LUIS - Miércoles 12 de Agosto de 2020

4.8°SAN LUIS - Miércoles 12 de Agosto de 2020

EN VIVO

Efecto luna llena: en menos de un día, nacieron diez bebés

Solo dos mamás tenían su cesárea programada. Las demás, llegaron con lo justo a la guardia.

Por redacción
| 18 de septiembre de 2017
Una ternurita. Giuliano Nazareno, uno de los bebés que nació en el materno, posó sin pudor para los flashes. Pesó 4 kilos. Foto: Héctor Portela.

Los médicos del Hospital Materno del policlínico “Juan Domingo Perón” se agarraron la cabeza cuando vieron que una luna brillante y bien redonda se asomaba sobre la ciudad en el arranque del fin de semana pasado. Hay una creencia que reza que la luna nueva trae consigo nacimientos o alumbramientos masivos, y parece que el astro quiso hacer honor a eso y sorprendió a nueve mamás. Entre la tarde del viernes 8 y la madrugada del sábado 9, el servicio obstétrico asistió a las mujeres que ahora acunan entre sus brazos a los sanos y regordetes retoños.

 

Esos días estuvo de guardia Cristian Bodas, el jefe del plantel y uno de los que encabezó la tarea. “Tuvimos siete partos normales más dos cesáreas que habían sido programadas para la mañana. Las siete que llegaron no eran pacientes, ingresaron todas por la guardia en pleno trabajo de parto y, si bien no entraron juntas, no tuvimos descanso. Primero arribaron tres, pasaron unos 20 a 30 minutos entre ellas, se hicieron dos partos, a los 20 minutos llegó la siguiente, a la hora otra más y a las dos horas una más”, contó el licenciado en Obstetricia.

 

Los protagonistas de la noche fueron siete niñas, dos de ellas resultaron gemelas, y tres varones. El plus fue que todos nacieron sin complicaciones y desde el lunes ya estarán en sus hogares. Sus madres tienen entre 17 y 32 años y para cuatro de ellas era la primera vez que atravesaban por ese momento único.

 

Desde la tarde, la agenda del personal estuvo ajustada y no tuvieron mucho descanso con el correr de las horas. Las camas de preparto  no alcanzaron y algunas tuvieron que superar las contracciones en las salas del internado. La preparación para la dilatación del cuello del útero antes de dar a luz les llevó de 3 a 6 horas a cada una. Eso les dio tiempo a los profesionales a acomodarlas e ir sincronizando las dos salas donde nacieron los pequeños.

 

“Fueron 23 horas sin dormir porque no pudimos parar. Con el cuerpo médico intentamos que la evolución del trabajo sea espontánea, no inducirlo para ser lo menos invasivos posibles, que suceda en un tiempo más corto o más largo dependiendo de la mujer. Cuando nos toca una primigesta, que son las primerizas, los tiempos pueden ir de 6 a 12 horas”, contó Bodas.

 

El especialista detalló que algunas se ponen muy nerviosas y por eso intentan que la mujer esté acompañada por algún familiar. “Ellas deciden quién ingresa, la mamá o el marido o pareja, y si no quieren que entre nadie, no lo hacen. Se le respeta su derecho como mujer”, remarcó.

 

También permiten, con el consentimiento de la dama, que los más valientes de la familia presencien el milagro de la vida pero revelaron que han tenido que lidiar con algunos desmayos por parte de los papás. “Se animan pero les decimos que si se desmayan, los filmamos y sacamos fotos a la vez. Algunos caen duros al piso, se ponen blancos, se impresionan con la sangre y los líquidos, al ver a su hijo nacer. No están acostumbrados a vivir esa ansiedad y estrés. Pujan peor que la mujer porque quieren sacarlo ya”, contó con una sonrisa.

 

Una de las pacientes de Bodas, Viviana Álvarez se mostró feliz tras haber dado a luz a Giuliano Nazareno, un hermoso gordito. “Me derivaron de Justo Daract porque el bebé iba a pesar cuatro kilos y se considera de riesgo. La atención fue excelente de todos los especialistas, no tengo nada malo para decir. Estoy chocha y feliz. Notamos la predisposición del licenciado. En Daract nos están esperando el resto de mi numerosa familia para conocer a Giuliano”, expresó.

 

Bodas también evidenció su alegría con el trabajo. “La profesión es muy linda. Es común tener 6 a 7 trabajos de partos al día, como mínimo son 2 o 3. Lo bueno es que salieron todos bien. Dicen que el cambio de luna produce partos y, si no me equivoco, en cuatro días hicimos entre 28 y 30. Estuve de guardia el miércoles y viernes y fue terrible”, manifestó entre risas.

 

Comentá vos tambien...