eldiariodelarepublica.com
Fundación Latido, un corazón que ayuda en toda Carpintería

Escuchá acá la 90.9
X

Fundación Latido, un corazón que ayuda en toda Carpintería

Asisten en especial a personas con discapacidad. Brindan talleres de música, arte y danzas folclóricas, entre otros.

La Fundación Lugar de Arte y Trabajo Inclusivo de Orientación (Latido) comenzó a trabajar en Carpintería con la finalidad de realizar tareas sociales y solidarias, dirigidas a personas con discapacidades en especial. Si bien hace 10 años que efectúa este trabajo, hace unos días tiene la personería jurídica y celebraron la inauguración de la asociación el sábado pasado. 

Le entidad está presidida por Willy Braun, quien hace una década en forma solitaria inició con esta labor contando con el apoyo de su esposa Natalia Litvinov. "Hicimos muchas cosas en este tiempo y recibimos muchas donaciones como ropa y alimentos, que las entregamos en distintos hogares con el asistente social de por medio, que analiza la situación y determina  si se puede ayudar a esa gente. Por eso dijimos hace 3 años que era hora de crear la fundación", dijo Braun, quien es además acompañante terapéutico.

En institución trabajan unos 30  miembros (muchos son voluntarios y lo realizan en forma gratuita), concurren aproximadamente 100  personas por semana, tienen diferentes edades (desde los 3 años hasta los 60) y son casi todos del Valle del Conlara. "Trabajamos en la inclusión pero no solo con las personas de capacidades diferentes, que si bien vienen muchas, son la minoría, también asisten chicos que no sufren ninguna  incapacidad. La idea es ayudar a las personas que están autoexcluidas o excluidas del sistema, por una discapacidad física o por un tema social", explicó.

La fundación brinda talleres de música, arte, danza folclórica, actividades físicas, apoyo escolar, radio y próximamente de teatro. "Tratamos de darle a gente la oportunidad de que elijan lo que más les gusta. Son casi 100 chicos que asisten de lunes a sábados", destacó.

Uno de los cursos al que más concurren, es al de música. "Son todos adolescentes y los sábados ofrecemos cuatro turnos. Tenemos una sala de ensayo en donde enseñamos guitarra eléctrica, bajo, batería y piano, ellos arman bandas y les gusta mucho", detalló.

En los próximos días la fundación pondrá en marcha un proyecto de una huerta orgánica, que estará a cargo de algunos de los chicos que asisten. "Queremos ver si hacemos una producción que podría ser de arándonos o frutillas, por eso estamos en contacto con gente especializada que nos aconsejan y ver cómo lo implementamos nosotros. Calculo que antes de fin de mes vamos a arrancar con la siembra. También habrá un corralón que nos va a donar los materiales para armar bien el vivero", precisó.

De acuerdo a Braun, la finalidad de la fundación es del trabajo en armonía. "Tratamos de enviar a la sociedad un mensaje de convivencia y de inclusión, que todos hagamos un espacio para que podamos vivir en comunidad y ser felices", señaló.

Desde que se radicó en Carpintería, junto a su esposa, logró realizar donaciones gracias a la ayuda de los vecinos de la zona. "Natalia es licenciada en terapia ocupacional y postgrado en autismo. Ella trabajó codo a codo conmigo en estos años. Es la persona que tiene los estudios para poder trabajar también con las personas que tienen alguna discapacidad. Si bien estudié y soy acompañante terapéutico, ella entiende más del tema", destacó.

La entidad también cuenta con un merendero en donde asisten más de 100 chicos durante toda la semana.

Braun en el 2016 fue uno de los Destacados de El Diario, cuando el matutino cumplió medio siglo, por sus trabajos sociales y solidarios en todo el Valle del Conlara.

La fundación tiene su sede donde desarrolla todas sus actividades en Avenida Los Mandarinos 1350, en Carpintería.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Fundación Latido, un corazón que ayuda en toda Carpintería

Asisten en especial a personas con discapacidad. Brindan talleres de música, arte y danzas folclóricas, entre otros.

Baile. Chicos del taller de danzas folclóricas se preparan para una presentación en Carpintería. Foto: Fundación Latido.

La Fundación Lugar de Arte y Trabajo Inclusivo de Orientación (Latido) comenzó a trabajar en Carpintería con la finalidad de realizar tareas sociales y solidarias, dirigidas a personas con discapacidades en especial. Si bien hace 10 años que efectúa este trabajo, hace unos días tiene la personería jurídica y celebraron la inauguración de la asociación el sábado pasado. 

Le entidad está presidida por Willy Braun, quien hace una década en forma solitaria inició con esta labor contando con el apoyo de su esposa Natalia Litvinov. "Hicimos muchas cosas en este tiempo y recibimos muchas donaciones como ropa y alimentos, que las entregamos en distintos hogares con el asistente social de por medio, que analiza la situación y determina  si se puede ayudar a esa gente. Por eso dijimos hace 3 años que era hora de crear la fundación", dijo Braun, quien es además acompañante terapéutico.

En institución trabajan unos 30  miembros (muchos son voluntarios y lo realizan en forma gratuita), concurren aproximadamente 100  personas por semana, tienen diferentes edades (desde los 3 años hasta los 60) y son casi todos del Valle del Conlara. "Trabajamos en la inclusión pero no solo con las personas de capacidades diferentes, que si bien vienen muchas, son la minoría, también asisten chicos que no sufren ninguna  incapacidad. La idea es ayudar a las personas que están autoexcluidas o excluidas del sistema, por una discapacidad física o por un tema social", explicó.

La fundación brinda talleres de música, arte, danza folclórica, actividades físicas, apoyo escolar, radio y próximamente de teatro. "Tratamos de darle a gente la oportunidad de que elijan lo que más les gusta. Son casi 100 chicos que asisten de lunes a sábados", destacó.

Uno de los cursos al que más concurren, es al de música. "Son todos adolescentes y los sábados ofrecemos cuatro turnos. Tenemos una sala de ensayo en donde enseñamos guitarra eléctrica, bajo, batería y piano, ellos arman bandas y les gusta mucho", detalló.

En los próximos días la fundación pondrá en marcha un proyecto de una huerta orgánica, que estará a cargo de algunos de los chicos que asisten. "Queremos ver si hacemos una producción que podría ser de arándonos o frutillas, por eso estamos en contacto con gente especializada que nos aconsejan y ver cómo lo implementamos nosotros. Calculo que antes de fin de mes vamos a arrancar con la siembra. También habrá un corralón que nos va a donar los materiales para armar bien el vivero", precisó.

De acuerdo a Braun, la finalidad de la fundación es del trabajo en armonía. "Tratamos de enviar a la sociedad un mensaje de convivencia y de inclusión, que todos hagamos un espacio para que podamos vivir en comunidad y ser felices", señaló.

Desde que se radicó en Carpintería, junto a su esposa, logró realizar donaciones gracias a la ayuda de los vecinos de la zona. "Natalia es licenciada en terapia ocupacional y postgrado en autismo. Ella trabajó codo a codo conmigo en estos años. Es la persona que tiene los estudios para poder trabajar también con las personas que tienen alguna discapacidad. Si bien estudié y soy acompañante terapéutico, ella entiende más del tema", destacó.

La entidad también cuenta con un merendero en donde asisten más de 100 chicos durante toda la semana.

Braun en el 2016 fue uno de los Destacados de El Diario, cuando el matutino cumplió medio siglo, por sus trabajos sociales y solidarios en todo el Valle del Conlara.

La fundación tiene su sede donde desarrolla todas sus actividades en Avenida Los Mandarinos 1350, en Carpintería.

Logín