eldiariodelarepublica.com
Fogones y frazadas cobijan la eterna vigilia en el Congreso

Escuchanos EN VIVO!
X

Fogones y frazadas cobijan la eterna vigilia en el Congreso

El lado verde estuvo mucho más poblado que el celeste durante la noche. 

Miles de mujeres y varones con pañuelos verdes que portan quienes están en favor de la interrupción legal del embarazo se agrupan en fogones y mateadas, que serpentean desde Corrientes y Callao hasta Rivadavia y Saenz Peña, en una vigilia que se prolonga, pese al intenso frío, por la continuidad del debate en Diputados del proyecto de ley sobre el aborto legal.

Arropados por frazadas y ponchos, los grupos de jóvenes pasaron toda la noche al calor de su propio debate, siguiendo las ponencias de los diputados a través de una pantalla gigante colocada en Callao y Rivadavia, con los consiguientes abucheos y aplausos.

"Empecé a salir a la calle cuando comenzaron a participar mis hijos", contó Daniela, de 42 años. Y aseguró que durante la vigilia "se vivió un vibra especial toda la noche. Las chicas de Las Rojas no pararon de cantar".

"Pase lo que pase, ya cambió la historia", dijo la mujer, en horas en que los sondeos realizados en las últimas horas por los diputados que están a favor y en contra del proyecto sobre la legalización del aborto arrojan un final ajustado.

Del otro lado de la valla, menos de un centenar de personas que rechazan el aborto legal continuaban en las primeras horas de esta mañana frente al Congreso Nacional. Cantaban a favor "de las dos vidas" en un escenario donde predominaban banderitas celestes y rosas colgadas de las vallas, que los separan de los defensores de la interrupción voluntaria del embarazo.

"Estamos unidos por las dos vidas. Estaba viendo en casa por la TV el debate y no me pude quedar. No estoy a favor de la ley. Es muerte", dijo Matías Álamo, de 25 años, perteneciente a la Iglesia Cristiana Evangélica.

Matías llegó a ese sector de la plaza del Congreso, en Hipólito Yrigoyen y avenida Entre Ríos, a las 4 para juntarse a las aproximadamente 200 personas que pasaron allí la noche, algunas de ellas rezando frente a improvisados altares.

(Télam)

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Fogones y frazadas cobijan la eterna vigilia en el Congreso

El lado verde estuvo mucho más poblado que el celeste durante la noche. 

Fotos: Marina Balbo. 

Miles de mujeres y varones con pañuelos verdes que portan quienes están en favor de la interrupción legal del embarazo se agrupan en fogones y mateadas, que serpentean desde Corrientes y Callao hasta Rivadavia y Saenz Peña, en una vigilia que se prolonga, pese al intenso frío, por la continuidad del debate en Diputados del proyecto de ley sobre el aborto legal.

Arropados por frazadas y ponchos, los grupos de jóvenes pasaron toda la noche al calor de su propio debate, siguiendo las ponencias de los diputados a través de una pantalla gigante colocada en Callao y Rivadavia, con los consiguientes abucheos y aplausos.

"Empecé a salir a la calle cuando comenzaron a participar mis hijos", contó Daniela, de 42 años. Y aseguró que durante la vigilia "se vivió un vibra especial toda la noche. Las chicas de Las Rojas no pararon de cantar".

"Pase lo que pase, ya cambió la historia", dijo la mujer, en horas en que los sondeos realizados en las últimas horas por los diputados que están a favor y en contra del proyecto sobre la legalización del aborto arrojan un final ajustado.

Del otro lado de la valla, menos de un centenar de personas que rechazan el aborto legal continuaban en las primeras horas de esta mañana frente al Congreso Nacional. Cantaban a favor "de las dos vidas" en un escenario donde predominaban banderitas celestes y rosas colgadas de las vallas, que los separan de los defensores de la interrupción voluntaria del embarazo.

"Estamos unidos por las dos vidas. Estaba viendo en casa por la TV el debate y no me pude quedar. No estoy a favor de la ley. Es muerte", dijo Matías Álamo, de 25 años, perteneciente a la Iglesia Cristiana Evangélica.

Matías llegó a ese sector de la plaza del Congreso, en Hipólito Yrigoyen y avenida Entre Ríos, a las 4 para juntarse a las aproximadamente 200 personas que pasaron allí la noche, algunas de ellas rezando frente a improvisados altares.

(Télam)

Logín