Escuchá acá la 90.9
X

Chau Mundial

Daniel Valdés

Se terminó el sueño mundialista. Argentina llegó por la ventana a Rusia. Estuvo a diez minutos de irse en fase de grupos. Un gol agónico de Rojo ante Nigeria lo metió en octavos. Nunca mostró un fútbol asociado. El DT Jorge Sampaoli nunca repitió la misma formación. Messi se sintió incómodo. Sufrió el Mundial, no lo disfrutó. Y hoy se encontró con Francia, que con un Mbappe brillante, lo dejó afuera y le sacó pasaje de vuelta.

La historia comenzó torcida y terminó torcida. Se hicieron unas pésimas Eliminatorias. Se cambiaron dos técnicos en poco tiempo. Fueron a buscar a Sampaoli, pero nunca aceptaron jugar como el DT quería. El entrenador se dejó torcer la muñeca por sus jugadores. Se hizo todo mal. Y cuando se hace todo mal, las chances del éxito son pocas. El equipo ganó sólo un partido en el Mundial.

Argentina fue un elenco híbrido. Sin fútbol. Carente de ideas. Esta eliminación tiene muchos responsables. Primero la dirigencia que no respeta un proyecto y cambia continuamente de técnicos. Segundo los jugadores que quieren jugar con el sistema que ellos quieren y no aceptan las determinaciones de los entrenadores. Y tercero, el DT, que no tuvo la personalidad para pararse y defender su idea. Y si no aceptaban su forma de pensar, se tendría que haber ido, y no dejarse armar el equipo. Un Mundial no te perdona tantos errores. Y Argentina fue una sucesión de equivocaciones.

Chau Mundial. Argentina, que llegó por la ventana, se va por la puerta de atrás. Un triste final, pero anunciado.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Chau Mundial

Se terminó el sueño mundialista. Argentina llegó por la ventana a Rusia. Estuvo a diez minutos de irse en fase de grupos. Un gol agónico de Rojo ante Nigeria lo metió en octavos. Nunca mostró un fútbol asociado. El DT Jorge Sampaoli nunca repitió la misma formación. Messi se sintió incómodo. Sufrió el Mundial, no lo disfrutó. Y hoy se encontró con Francia, que con un Mbappe brillante, lo dejó afuera y le sacó pasaje de vuelta.

La historia comenzó torcida y terminó torcida. Se hicieron unas pésimas Eliminatorias. Se cambiaron dos técnicos en poco tiempo. Fueron a buscar a Sampaoli, pero nunca aceptaron jugar como el DT quería. El entrenador se dejó torcer la muñeca por sus jugadores. Se hizo todo mal. Y cuando se hace todo mal, las chances del éxito son pocas. El equipo ganó sólo un partido en el Mundial.

Argentina fue un elenco híbrido. Sin fútbol. Carente de ideas. Esta eliminación tiene muchos responsables. Primero la dirigencia que no respeta un proyecto y cambia continuamente de técnicos. Segundo los jugadores que quieren jugar con el sistema que ellos quieren y no aceptan las determinaciones de los entrenadores. Y tercero, el DT, que no tuvo la personalidad para pararse y defender su idea. Y si no aceptaban su forma de pensar, se tendría que haber ido, y no dejarse armar el equipo. Un Mundial no te perdona tantos errores. Y Argentina fue una sucesión de equivocaciones.

Chau Mundial. Argentina, que llegó por la ventana, se va por la puerta de atrás. Un triste final, pero anunciado.

Logín