24°SAN LUIS - Jueves 22 de Febrero de 2024

24°SAN LUIS - Jueves 22 de Febrero de 2024

EN VIVO

Condenan a un hombre por abusos, pero no irá preso

Nelson Arias, de 45 años, recibió una pena a dos años y ocho meses de prisión en suspenso. 

Por redacción
| 28 de julio de 2018
Final de proceso. A la derecha, de espaldas, el acusado escucha el veredicto. al lado, su defensor. Foto: Martín Gómez.

Hubo una parte de la acusación que pesaba sobre Nelson Alberto Arias que no pudo acreditarse con la firmeza suficiente como para el hombre fuera ayer condenado por los abusos a dos hermanas que eran parte del grupo juvenil de una iglesia evangélica que él coordinaba, en La Toma. De hecho, la fiscal de Cámara 1, Carolina Monte Riso, consideró que solo había pruebas para que lo declararan responsable del abuso simple a una de las adolescentes y no lo acusó por el presunto ultraje a la hermana menor de ésta, por lo que pidió que lo castigaran con tres años de cárcel. La pena que finalmente dio la Cámara del Crimen 1 estuvo próxima a su solicitud: lo condenaron a dos años y ocho meses de prisión en suspenso. 

 

Es decir, por el monto de la pena, Arias, de 45 años, no irá a la cárcel. Después de que se conozcan los fundamentos del fallo, tendrá que cumplir una serie de pautas de conducta, bajo el seguimiento del Juzgado de Sentencia. Solo en caso de no ceñirse a ellas, Arias podría quedar encerrado. Y ésa es una circunstancia que él no conoce, ya que atravesó todo el proceso en libertad y llegó libre al debate oral, que inició el pasado martes, nueve años después de que la madre de las jóvenes hiciera la denuncia. 

 

Ayer, además de conocerse el dictamen, que fue unánime, el tribunal –presidido por Silvia Aizpeolea y que completan los camaristas José Luis Flores y Jorge Sabaini Zapata–, la fiscal de Cámara y el defensor de Arias, Cándido Assat, escucharon las declaraciones de las víctimas y de su madre. 

 

En verdad, su presencia estaba prevista para el jueves. Pero no comparecieron ese día, por lo que fueron trasladadas ayer por la fuerza pública a la sala de juicios orales. 

 

A pesar de que esta semana se exhibieron los videos de las declaraciones en Cámara Gesell de las chicas, se las citó porque se consideró que era importante que pudieran dar todos los detalles que recordaran. 

 

Las tres, es decir, las jóvenes –que actualmente ya son mayores de edad– y su mamá ratificaron sus dichos. La mayor confirmó que entre los 12 y los 16 años Arias la manoseó en los pechos aprovechando las ocasiones en las que iba a las actividades del grupo juvenil. Y la más chica reiteró que el hombre le dijo que en una ocasión, mientras ella dormía, la había besado y que se había tocado los labios. 

 

El grupo religioso, cuya coordinación Arias compartía con su pareja, estaba integrado por menores y realizaban tareas tanto dentro como afuera de la iglesia. Por esa razón, por ejemplo, hubo ocasiones en las que chicos y chicas se quedaron a dormir en la casa del investigado. 

 

Al finalizar la audiencia, la fiscal explicó que, para ella, por las declaraciones escuchadas y por los informes de las peritos que vieron a las jóvenes, pudo tener por acreditada la ocurrencia de los tocamientos a la más grande, más no así el suceso referido por la más chica. “Ella dice que él le dijo; y aquí, lo que se juzga, son hechos, no dichos”, refirió.  

 

Como atenuante, los jueces consideraron la falta de antecedentes y, como agravante, “la multiplicidad de eventos abusivos”. 

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo