Escuchá acá la 90.9
X

"Hoy somos todxs reinxs"

Erica Laporte

Septiembre no solo trajo la primavera, sino también aires de efervescencia adolescente. Lo que se venía exponiendo en las calles, en las redes y en los medios: la importancia de la implementación efectiva de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI); también se puso de manifiesto en las aulas. En varias escuelas del norte lxs estudiantxs decidieron revolucionar los concursos de la reina de la primavera rompiendo esquemas y construyendo nuevas miradas hacia los estereotipos culturales, sociales y políticos.

Es así que en Catamarca, en las escuelas "Pía Didoménico" y el Instituto Belgrano, lxs alumnxs decidieron declararse todxs ganadorxs en el tradicional certamen de elección de la reina del estudiante. Con un discurso contundente, lxs adolescentxs sostuvieron: “La belleza no sigue instrucciones, belleza es diversidad de talles, colores y rasgos”. 

Las imágenes del certamen se transmitieron por Catamarca RTV y en el discurso se hizo hincapié en la necesidad de terminar con estas prácticas que generan competencia, establecen estereotipos de belleza irreales y generan inseguridades.
En la escuela secundaria "Batalla" de Salta incorporaron al certamen a las drag queens, interpelando a lxs distintos cuerpxs y a la diversidad sexual. En la Escuela Nº 10 de Río Hondo directamente decidieron no llevar a cabo el concurso.

Históricamente existen centenares de fiestas nacionales, provinciales y municipales que replican estos concursos de belleza que fomentan la violencia simbólica y la cosificación de lxs cuerpxs femeninos. Sin embargo, las nuevas generaciones vienen a transformarlo todo.

El contexto en el que surgen estas pequeñas y grandes revoluciones tiene que ver con el 2018, cuando el debate por el Aborto Legal, en las Cámaras de Senadores y Diputados, puso en agenda la necesidad que la Ley 26.150 (ESI) sea implementada en todas las escuelas del país. Esta ley que data del 2006, pero que hoy sigue teniendo resistencias en algunas provincias de la Argentina, reafirma la responsabilidad del Estado en lo que hace a la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Sin embargo algunos estados provinciales no han adherido y este derecho, adquirido hace trece años, no llega a las aulas. 

Pero como la resistencia hace al cambio, muchos grupxs de estudiantxs han decidido ir accionando dentro de sus ámbitos escolares y rompiendo con esos obstáculos.

En esta semana se está llevando a cabo la 68ª Fiesta Nacional de los Estudiantes en San Salvador de Jujuy. Allí participan representantes de todo el país. Guille, de Justo Daract, será la referente puntana que viajará y, en diálogo con El Diario de la República, nos contó algunas de las situaciones que viven lxs adolescentes en su escuela: bullying, noviazgos violentos, embarazo adolescente. Para ella la importancia de su participación en esta fiesta tiene que ver con contar que no existen los estereotipos y que es necesario debatir los temas que están atravesando como juventudes en estos tiempos. Guille no cuenta con ESI en su escuela. Pero sin embargo se interesó en charlar con Matías Croce, docente e integrante de la Red de Docentxs por el Derecho a decidir, y ampliar la información sobre los lineamientos generales de la Ley de Educación Sexual Integral.

La Red de Docentxs por el Derecho a Decidir hace poco tiempo se conformó en San Luis e intenta llegar a aquellos lugares donde no se aplica la normativa y fomentar la educación en el contexto del respeto y la igualdad de derechos. También, en nuestra provincia, existe desde fines del año 2018 el Programa de Educación Sexual Integral como un área del Ministerio de Educación de la Provincia, que está trabajando para la capacitación e implementación de la normativa en todas las escuelas.
Estos antecedentes recientes -de transformaciones en los concursos tradicionales de elección de reinas- ponen de manifiesto la necesidad de que exista la implementación de la ESI en todos los ámbitos educativos. No solo porque la ley permite eliminar todo concepto, prejuicio y estereotipo basado en la idea de superioridad o inferioridad entre las personas, independientemente de su identidad sexual, sino también, y fundamentalmente, porque es una responsabilidad del Estado para proteger los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Con ESI y un Estado presente y responsable se pueden disminuir los índices de violencia, abusos, embarazos adolescentes y enfermedades de transmisión sexual, entre otros grandes cambios. 
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"Hoy somos todxs reinxs"

Septiembre no solo trajo la primavera, sino también aires de efervescencia adolescente. Lo que se venía exponiendo en las calles, en las redes y en los medios: la importancia de la implementación efectiva de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI); también se puso de manifiesto en las aulas. En varias escuelas del norte lxs estudiantxs decidieron revolucionar los concursos de la reina de la primavera rompiendo esquemas y construyendo nuevas miradas hacia los estereotipos culturales, sociales y políticos.

Es así que en Catamarca, en las escuelas "Pía Didoménico" y el Instituto Belgrano, lxs alumnxs decidieron declararse todxs ganadorxs en el tradicional certamen de elección de la reina del estudiante. Con un discurso contundente, lxs adolescentxs sostuvieron: “La belleza no sigue instrucciones, belleza es diversidad de talles, colores y rasgos”. 

Las imágenes del certamen se transmitieron por Catamarca RTV y en el discurso se hizo hincapié en la necesidad de terminar con estas prácticas que generan competencia, establecen estereotipos de belleza irreales y generan inseguridades.
En la escuela secundaria "Batalla" de Salta incorporaron al certamen a las drag queens, interpelando a lxs distintos cuerpxs y a la diversidad sexual. En la Escuela Nº 10 de Río Hondo directamente decidieron no llevar a cabo el concurso.

Históricamente existen centenares de fiestas nacionales, provinciales y municipales que replican estos concursos de belleza que fomentan la violencia simbólica y la cosificación de lxs cuerpxs femeninos. Sin embargo, las nuevas generaciones vienen a transformarlo todo.

El contexto en el que surgen estas pequeñas y grandes revoluciones tiene que ver con el 2018, cuando el debate por el Aborto Legal, en las Cámaras de Senadores y Diputados, puso en agenda la necesidad que la Ley 26.150 (ESI) sea implementada en todas las escuelas del país. Esta ley que data del 2006, pero que hoy sigue teniendo resistencias en algunas provincias de la Argentina, reafirma la responsabilidad del Estado en lo que hace a la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Sin embargo algunos estados provinciales no han adherido y este derecho, adquirido hace trece años, no llega a las aulas. 

Pero como la resistencia hace al cambio, muchos grupxs de estudiantxs han decidido ir accionando dentro de sus ámbitos escolares y rompiendo con esos obstáculos.

En esta semana se está llevando a cabo la 68ª Fiesta Nacional de los Estudiantes en San Salvador de Jujuy. Allí participan representantes de todo el país. Guille, de Justo Daract, será la referente puntana que viajará y, en diálogo con El Diario de la República, nos contó algunas de las situaciones que viven lxs adolescentes en su escuela: bullying, noviazgos violentos, embarazo adolescente. Para ella la importancia de su participación en esta fiesta tiene que ver con contar que no existen los estereotipos y que es necesario debatir los temas que están atravesando como juventudes en estos tiempos. Guille no cuenta con ESI en su escuela. Pero sin embargo se interesó en charlar con Matías Croce, docente e integrante de la Red de Docentxs por el Derecho a decidir, y ampliar la información sobre los lineamientos generales de la Ley de Educación Sexual Integral.

La Red de Docentxs por el Derecho a Decidir hace poco tiempo se conformó en San Luis e intenta llegar a aquellos lugares donde no se aplica la normativa y fomentar la educación en el contexto del respeto y la igualdad de derechos. También, en nuestra provincia, existe desde fines del año 2018 el Programa de Educación Sexual Integral como un área del Ministerio de Educación de la Provincia, que está trabajando para la capacitación e implementación de la normativa en todas las escuelas.
Estos antecedentes recientes -de transformaciones en los concursos tradicionales de elección de reinas- ponen de manifiesto la necesidad de que exista la implementación de la ESI en todos los ámbitos educativos. No solo porque la ley permite eliminar todo concepto, prejuicio y estereotipo basado en la idea de superioridad o inferioridad entre las personas, independientemente de su identidad sexual, sino también, y fundamentalmente, porque es una responsabilidad del Estado para proteger los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Con ESI y un Estado presente y responsable se pueden disminuir los índices de violencia, abusos, embarazos adolescentes y enfermedades de transmisión sexual, entre otros grandes cambios. 
 

Logín