eldiariodelarepublica.com
El aumento del transporte abrió una grieta entre los concejales

Escuchá acá la 90.9
X

El aumento del transporte abrió una grieta entre los concejales

Aprobaron un proyecto que intima al Municipio a anular la suba del boleto. Solo se opuso el oficialismo.

La reciente suba del 25% en el transporte urbano de pasajeros no pasó desapercibida en el Concejo Deliberante. Este martes, el bloque Mercedinos por el Cambio —que actualmente está aliado a la gestión del intendente Merlo— presentó un proyecto de comunicación, que fue aprobado por mayoría de votos, intimando al Ejecutivo municipal que dé “marcha atrás” con el aumento del boleto ya que aseguran que solo le genera ganancias a la empresa y pone en juego la pérdida de usuarios. Esta iniciativa despertó el fastidio del oficialismo, que argumentó que fue "un proyecto político".

Otro de los motivos que causó molestias en el recinto fue que el aumento se aplicó cuando habían transcurrido solo diez días de aprobada la prórroga de la emergencia en transporte, hasta el 30 de junio. La medida implica que el Estado municipal continúa subsidiando a la empresa con más de cinco millones de pesos mensuales para cubrir gastos operativos, salarios de los trabajadores y otros costos que permiten que el servicio siga operando normalmente, sin afectar la tarifa.

“Este aumento es ilegítimo y creemos que solo va a incrementar las ganancias de la empresa. Hace menos de dos semanas, consideramos que era bueno continuar con el plan de emergencia, que logró que las unidades sigan funcionando, y nadie planteó ninguna solicitud ni necesidad de este incremento”, manifestó Pablo Muract, del bloque Mercedinos por el Cambio, quien aseguró que tanto el Estado municipal como el Concejo “siempre fueron objeto de extorsión de las concesionarias”.

En un debate que duró un poco más de una hora y media, nueve ediles votaron a favor del pedido, entre el bloque que presentó el proyecto, más Avanzar-Cambiemos, y el aporte de la concejal del Frente Justicialista Nadia Torres, quien señaló que la empresa no hace ningún esfuerzo para sostener el servicio. “Cuando aprobamos la prórroga no autorizamos que haya despidos ni quita de horas a los choferes y, a su vez, nos comprometimos a sostener el boleto, pensando en el beneficio del trabajador y de la gente”, expresó ante la mirada de sus compañeros del frente oficialista, que fueron los únicos que defendieron el incremento.

El momento más álgido se dio cuando Muract leyó los fundamentos del proyecto. Eso generó el fastidio de Oscar Montero, que anticipó que ya se habían enterado por algunos medios de comunicación sobre lo que se iba a presentar. “No pensábamos que íbamos a tener a esta instancia una falta de códigos políticos para presentar un proyecto de este contexto y de total desconocimiento por parte de este bloque que justamente es oficialista de la gestión del actual intendente”, remarcó.

Otra merlista, Teresa Copolino, acusó al resto de los concejales de mentirle "a la gente diciendo que el Municipio les mete la mano en el bolsillo”. A su vez, su colega de bloque, Roberto Schwartz, añadió que “este proyecto nos va a dividir y el que más va a sufrir es el pueblo”. Laura Rodríguez, quien también defendió el incremento del boleto, denunció que la iniciativa propuesta fue “una actitud política, ya que no va a lograr resolver ningún problema”.

El presidente del frente Avanzar-Cambiemos, Carlos Andreotti, resaltó que la tabla de costos que presentó la empresa ya está cubierta por los subsidios que le otorgó el Estado municipal, y reveló que el Frente Justicialista utiliza los salarios de los empleados para fundamentar el aumento.

“Nos quieren hacer creer algo que no es. El problema no son los trabajadores. Sol Bus entregó un costo de 3.900.000 pesos, con el subsidio que le otorga el Estado local también va a aumentar el salario y, finalmente, lo que se está haciendo con este aumento es buscar que la empresa tenga una ganancia”, expresó el edil, quien consideró que en esta etapa de crisis la empresa también tendría que hacer un sacrificio y pensar en recuperar a los más de tres mil usuarios que perdió en menos de dos años.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El aumento del transporte abrió una grieta entre los concejales

Aprobaron un proyecto que intima al Municipio a anular la suba del boleto. Solo se opuso el oficialismo.

Divididos. Fue aprobado por 9 votos a favor y 4 en contra; generó fastidio entre los concejales. Foto: Prensa Concejo Deliberante.

La reciente suba del 25% en el transporte urbano de pasajeros no pasó desapercibida en el Concejo Deliberante. Este martes, el bloque Mercedinos por el Cambio —que actualmente está aliado a la gestión del intendente Merlo— presentó un proyecto de comunicación, que fue aprobado por mayoría de votos, intimando al Ejecutivo municipal que dé “marcha atrás” con el aumento del boleto ya que aseguran que solo le genera ganancias a la empresa y pone en juego la pérdida de usuarios. Esta iniciativa despertó el fastidio del oficialismo, que argumentó que fue "un proyecto político".

Otro de los motivos que causó molestias en el recinto fue que el aumento se aplicó cuando habían transcurrido solo diez días de aprobada la prórroga de la emergencia en transporte, hasta el 30 de junio. La medida implica que el Estado municipal continúa subsidiando a la empresa con más de cinco millones de pesos mensuales para cubrir gastos operativos, salarios de los trabajadores y otros costos que permiten que el servicio siga operando normalmente, sin afectar la tarifa.

“Este aumento es ilegítimo y creemos que solo va a incrementar las ganancias de la empresa. Hace menos de dos semanas, consideramos que era bueno continuar con el plan de emergencia, que logró que las unidades sigan funcionando, y nadie planteó ninguna solicitud ni necesidad de este incremento”, manifestó Pablo Muract, del bloque Mercedinos por el Cambio, quien aseguró que tanto el Estado municipal como el Concejo “siempre fueron objeto de extorsión de las concesionarias”.

En un debate que duró un poco más de una hora y media, nueve ediles votaron a favor del pedido, entre el bloque que presentó el proyecto, más Avanzar-Cambiemos, y el aporte de la concejal del Frente Justicialista Nadia Torres, quien señaló que la empresa no hace ningún esfuerzo para sostener el servicio. “Cuando aprobamos la prórroga no autorizamos que haya despidos ni quita de horas a los choferes y, a su vez, nos comprometimos a sostener el boleto, pensando en el beneficio del trabajador y de la gente”, expresó ante la mirada de sus compañeros del frente oficialista, que fueron los únicos que defendieron el incremento.

El momento más álgido se dio cuando Muract leyó los fundamentos del proyecto. Eso generó el fastidio de Oscar Montero, que anticipó que ya se habían enterado por algunos medios de comunicación sobre lo que se iba a presentar. “No pensábamos que íbamos a tener a esta instancia una falta de códigos políticos para presentar un proyecto de este contexto y de total desconocimiento por parte de este bloque que justamente es oficialista de la gestión del actual intendente”, remarcó.

Otra merlista, Teresa Copolino, acusó al resto de los concejales de mentirle "a la gente diciendo que el Municipio les mete la mano en el bolsillo”. A su vez, su colega de bloque, Roberto Schwartz, añadió que “este proyecto nos va a dividir y el que más va a sufrir es el pueblo”. Laura Rodríguez, quien también defendió el incremento del boleto, denunció que la iniciativa propuesta fue “una actitud política, ya que no va a lograr resolver ningún problema”.

El presidente del frente Avanzar-Cambiemos, Carlos Andreotti, resaltó que la tabla de costos que presentó la empresa ya está cubierta por los subsidios que le otorgó el Estado municipal, y reveló que el Frente Justicialista utiliza los salarios de los empleados para fundamentar el aumento.

“Nos quieren hacer creer algo que no es. El problema no son los trabajadores. Sol Bus entregó un costo de 3.900.000 pesos, con el subsidio que le otorga el Estado local también va a aumentar el salario y, finalmente, lo que se está haciendo con este aumento es buscar que la empresa tenga una ganancia”, expresó el edil, quien consideró que en esta etapa de crisis la empresa también tendría que hacer un sacrificio y pensar en recuperar a los más de tres mil usuarios que perdió en menos de dos años.

Logín