Escuchá acá la 90.9
X

Villa Mercedes: la lluvia dejó intransitable las calles de las 640 Viviendas

Esto limita el tránsito vehicular y peatonal. Los vecinos creen que los arreglos que hacen son solo parches.

Las lagunas y el barro son inevitables cuando empieza a llover en el barrio 640 Viviendas. En pocas horas las calles quedan intransitables y eso limita la circulación de los autos y prohíbe totalmente andar en moto, bicicleta y hasta cruzar de vereda caminando. Los vecinos, que hace más de tres años le reclaman al Municipio el asfalto, creen que los arreglos de nivelación que hacen no dan ningún beneficio, y aseguran que cuando llueve quedan atrapados en su manzana, ya que ni los taxis pueden ingresar.

“Se nos hace imposible pasar por la calle. La tierra es tan blanda que apenas empieza a llover se forma este barrial”, dijo Luis Ibáñez, un vecino de la calle Ardiles, que está justo en el único ingreso de tierra que tiene la barriada. “Mucha gente se cayó de la moto, también los que cruzan caminando, y los autos quedan patinando. Es bastante complicado, pero la Municipalidad siempre que viene pone un poco de tierra sin tomar conciencia de la realidad que vivimos cada vez que caen dos gotas”, añadió con mucha impotencia el hombre.

El inconveniente no solo sucede durante los días de lluvia sino que los tumultos de barro permanecen por casi una semana. “En el ingreso, donde se concentra todo el tráfico, siempre hay barro.

Nunca llega a secarse bien que vuelve a llover”, comentó Lucas Devia, que vive por la calle Ávila. Los habitantes afirman que luego de varios reclamos la Municipalidad se acerca con una máquina y empareja un poco la zona.

"Los que vivimos más para adentro del barrio quedamos atrapados, las calles se convierten en un pantano y nos tenemos que poner botas o una bolsa en los pies para caminar", lamentó Elsa Puebla, otra vecina afectada. "Todos trabajamos o tenemos que salir a hacer algo diariamente, ya sea llevar los niños a la escuela, comprar mercadería o realizar alguna actividad, pero de esta forma se hace imposible, pedimos que rellenen con ripio o que cuando la máquina arregle ponga mucha tierra y la aplaste bien”, agregó.

Noelia Páez, que reside en la esquina de Mediavilla y Curupaytí, a metros de la nueva Escuela Nº 445 “Río Quinto”, contó que los días de lluvia tiene que subirse a la vereda con su moto para poder llegar a la avenida Maipú que está asfaltada. “Nos genera muchos problemas, a veces no puedo salir con mi bebé. Ni hablar si le pasa algo a alguien y tiene que venir una ambulancia, en estos casos las autoridades no toman conciencia de las necesidades que hay en esta zona”, manifestó.

El secretario de Servicios Públicos, Javier Darnay, explicó que el Municipio cuenta con dos motoniveladoras para realizar el mantenimiento de calles en toda la ciudad. “Periódicamente estamos haciendo trabajos de nivelación, no solo cuando llueve. En estos casos, luego de cada lluvia tenemos que esperar que se seque un poco el suelo para ir a trabajar”, aclaró el funcionario, quien sostuvo que no es la única zona en donde ocurre ese problema.

A su vez, Darnay comentó que utilizan arena en lugar de ripio porque la diferencia económica es muy grande y el resultado termina siendo el mismo. “En los últimos tres años y medio se pavimentaron unas 2.500 cuadras, en la próxima gestión seguramente serán beneficiados estos vecinos, mientras tanto les pedimos que tengan paciencia, ya que la única solución que tenemos por el momento, hasta que llegue el asfalto, es nivelar el suelo con las máquinas”, señaló.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Villa Mercedes: la lluvia dejó intransitable las calles de las 640 Viviendas

Esto limita el tránsito vehicular y peatonal. Los vecinos creen que los arreglos que hacen son solo parches.

Los vecinos creen que los arreglos que hacen son solo parches. Foto: Juan Andrés Galli.

Las lagunas y el barro son inevitables cuando empieza a llover en el barrio 640 Viviendas. En pocas horas las calles quedan intransitables y eso limita la circulación de los autos y prohíbe totalmente andar en moto, bicicleta y hasta cruzar de vereda caminando. Los vecinos, que hace más de tres años le reclaman al Municipio el asfalto, creen que los arreglos de nivelación que hacen no dan ningún beneficio, y aseguran que cuando llueve quedan atrapados en su manzana, ya que ni los taxis pueden ingresar.

“Se nos hace imposible pasar por la calle. La tierra es tan blanda que apenas empieza a llover se forma este barrial”, dijo Luis Ibáñez, un vecino de la calle Ardiles, que está justo en el único ingreso de tierra que tiene la barriada. “Mucha gente se cayó de la moto, también los que cruzan caminando, y los autos quedan patinando. Es bastante complicado, pero la Municipalidad siempre que viene pone un poco de tierra sin tomar conciencia de la realidad que vivimos cada vez que caen dos gotas”, añadió con mucha impotencia el hombre.

El inconveniente no solo sucede durante los días de lluvia sino que los tumultos de barro permanecen por casi una semana. “En el ingreso, donde se concentra todo el tráfico, siempre hay barro.

Nunca llega a secarse bien que vuelve a llover”, comentó Lucas Devia, que vive por la calle Ávila. Los habitantes afirman que luego de varios reclamos la Municipalidad se acerca con una máquina y empareja un poco la zona.

"Los que vivimos más para adentro del barrio quedamos atrapados, las calles se convierten en un pantano y nos tenemos que poner botas o una bolsa en los pies para caminar", lamentó Elsa Puebla, otra vecina afectada. "Todos trabajamos o tenemos que salir a hacer algo diariamente, ya sea llevar los niños a la escuela, comprar mercadería o realizar alguna actividad, pero de esta forma se hace imposible, pedimos que rellenen con ripio o que cuando la máquina arregle ponga mucha tierra y la aplaste bien”, agregó.

Noelia Páez, que reside en la esquina de Mediavilla y Curupaytí, a metros de la nueva Escuela Nº 445 “Río Quinto”, contó que los días de lluvia tiene que subirse a la vereda con su moto para poder llegar a la avenida Maipú que está asfaltada. “Nos genera muchos problemas, a veces no puedo salir con mi bebé. Ni hablar si le pasa algo a alguien y tiene que venir una ambulancia, en estos casos las autoridades no toman conciencia de las necesidades que hay en esta zona”, manifestó.

El secretario de Servicios Públicos, Javier Darnay, explicó que el Municipio cuenta con dos motoniveladoras para realizar el mantenimiento de calles en toda la ciudad. “Periódicamente estamos haciendo trabajos de nivelación, no solo cuando llueve. En estos casos, luego de cada lluvia tenemos que esperar que se seque un poco el suelo para ir a trabajar”, aclaró el funcionario, quien sostuvo que no es la única zona en donde ocurre ese problema.

A su vez, Darnay comentó que utilizan arena en lugar de ripio porque la diferencia económica es muy grande y el resultado termina siendo el mismo. “En los últimos tres años y medio se pavimentaron unas 2.500 cuadras, en la próxima gestión seguramente serán beneficiados estos vecinos, mientras tanto les pedimos que tengan paciencia, ya que la única solución que tenemos por el momento, hasta que llegue el asfalto, es nivelar el suelo con las máquinas”, señaló.

 

Logín