eldiariodelarepublica.com
Confirman que un hombre murió por causas naturales

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Confirman que un hombre murió por causas naturales

A través del estudio establecieron que tuvo un infarto agudo de miocardio y una falla multiorgánica.

Julio Isaías Soria hacía días que no veía  a su amigo, Miguel Ángel Rosales. Por ello, el sábado decidió ir a su casa, en el barrio 116 Viviendas de San Luis, para saber de él. Golpeó la puerta, pero nadie le atendió. Con cierta extrañeza e inquietud, Soria resolvió avisarle a la familia, y esta llamó a la Policía, que logró ingresar y constató que el hombre llevaba varios días muerto. Este domingo, a través de la autopsia, confirmaron que Rosales, de 72 años, falleció por causas naturales, informó la Policía.

Según lo que quedó consignado en el acta de defunción, Rosales sufrió un "infarto agudo de miocardio y falla multiorgánica", refirió anoche el jefe de la Comisaría 39ª, comisario inspector Fabián Giménez.

Esa dependencia instruyó las actuaciones, aunque, inicialmente, para descartar que se tratara de una muerte violenta, tuvieron la colaboración de efectivos del Departamento Homicidios.

El estudio practicado en la morgue estuvo a cargo de la médica forense Marcela Gómez, del Cuerpo Profesional Forense del Poder Judicial, detalló Giménez.

La casa de Rosales está ubicada en la manzana 268 del mencionado barrio. Según lo que pudo establecer la Policía, vivía solo. Sus allegados "no lo veían desde el 14 de julio", indicó.

Después de que los familiares confirmaran que nadie atendía  y que la propiedad estaba cerrada, y sin noticias del hombre, llamaron a la Policía.

Efectivos del Coar lograron abrir la puerta, y encontraron el cuerpo en avanzado estado de descomposición.

Por lo que comentó otra fuente, las aberturas estaban cerradas con llave desde adentro. Tanto esa fuente como Giménez contaron que durante el procedimiento posterior al hallazgo no observaron, a simple vista, que el cuerpo tuviera lesiones o golpes.

Además, en la vivienda "no se detectó desorden o algún indicio de que hubiera habido una lucha, o de que algún individuo ajeno hubiera ingresado para robar o cometer otro tipo de delito", manifestó Giménez, quien acotó que por disposición de la jueza Virginia Palacios, de turno en feria, el cuerpo de Rosales fue entregado a sus familiares.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Confirman que un hombre murió por causas naturales

A través del estudio establecieron que tuvo un infarto agudo de miocardio y una falla multiorgánica.

Morgue. La forense Marcela Gómez hizo el examen. Luego, el cuerpo fue entregado a la familia. Foto: Archivo.

Julio Isaías Soria hacía días que no veía  a su amigo, Miguel Ángel Rosales. Por ello, el sábado decidió ir a su casa, en el barrio 116 Viviendas de San Luis, para saber de él. Golpeó la puerta, pero nadie le atendió. Con cierta extrañeza e inquietud, Soria resolvió avisarle a la familia, y esta llamó a la Policía, que logró ingresar y constató que el hombre llevaba varios días muerto. Este domingo, a través de la autopsia, confirmaron que Rosales, de 72 años, falleció por causas naturales, informó la Policía.

Según lo que quedó consignado en el acta de defunción, Rosales sufrió un "infarto agudo de miocardio y falla multiorgánica", refirió anoche el jefe de la Comisaría 39ª, comisario inspector Fabián Giménez.

Esa dependencia instruyó las actuaciones, aunque, inicialmente, para descartar que se tratara de una muerte violenta, tuvieron la colaboración de efectivos del Departamento Homicidios.

El estudio practicado en la morgue estuvo a cargo de la médica forense Marcela Gómez, del Cuerpo Profesional Forense del Poder Judicial, detalló Giménez.

La casa de Rosales está ubicada en la manzana 268 del mencionado barrio. Según lo que pudo establecer la Policía, vivía solo. Sus allegados "no lo veían desde el 14 de julio", indicó.

Después de que los familiares confirmaran que nadie atendía  y que la propiedad estaba cerrada, y sin noticias del hombre, llamaron a la Policía.

Efectivos del Coar lograron abrir la puerta, y encontraron el cuerpo en avanzado estado de descomposición.

Por lo que comentó otra fuente, las aberturas estaban cerradas con llave desde adentro. Tanto esa fuente como Giménez contaron que durante el procedimiento posterior al hallazgo no observaron, a simple vista, que el cuerpo tuviera lesiones o golpes.

Además, en la vivienda "no se detectó desorden o algún indicio de que hubiera habido una lucha, o de que algún individuo ajeno hubiera ingresado para robar o cometer otro tipo de delito", manifestó Giménez, quien acotó que por disposición de la jueza Virginia Palacios, de turno en feria, el cuerpo de Rosales fue entregado a sus familiares.

Logín