Escuchá acá la 90.9
X

San Luis: prisión preventiva para un hombre imputado de abusar de sus hijas

El secreto que protegía al abusador se rompió en octubre de 2017, cuando la mayor de las chicas le contó a su mamá lo que su papá le hacía cuando era niña.

Este viernes por la noche, Policías de la Dirección General de Investigaciones trasladaron al Servicio Penitenciario Provincial un hombre de 43 años, procesado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por el aprovechamiento de la convivencia preexistente, en perjuicio de dos menores de edad”.

La denuncia que hicieron el año pasado una mujer y una de sus hijas fue la primera pieza del mapa probatorio que la Justicia construyó, que señala a M. I. A. como autor de los abusos sufridos por sus dos hijas biológicas desde que eran niñas. Hoy, una tiene 17 años, y la otra, 22. Cuando tuvo los indicios suficientes, la jueza Penal 3, Virginia Palacios, ordenó su detención, concretada a última hora del lunes 12 de agosto, en San Luis capital.

El imputado, quien es sonidista, músico y trabaja en un organismo dependiente del Programa Cultura, solicitó la prórroga de la detención, según informó el director general de Investigaciones, comisario mayor Roberto Molina. Policías de esa dirección concretaron el arresto en Caseros al 2100, cerca de su domicilio.

El secreto que protegía al abusador se rompió en octubre de 2017, cuando la mayor de las chicas vino de visita a San Luis, para el cumpleaños de una pariente. Allí, durante una charla  en su casa, la joven le contó a su mamá lo que su papá le hacía cuando era niña.

Le dijo que cuando ella se iba a trabajar –en ese entonces, la mujer era empleada en una panadería del centro de San Luis y salía de su domicilio a la mañana muy temprano–, su padre la cruzaba dormida de su habitación a otra, en donde la desvestía y la manoseaba.

Según lo que dijo la joven, estos hechos comenzaron cuando tenía 8 años, se extendieron durante unos cuatro años, y ocurrían al menos cinco veces al mes. Explicó, además, que ella se hacía la dormida, que no abría los ojos ni emitía palabras, porque sentía mucho miedo. Es que su papá era muy violento, y le pegaba a ella, a su hermana y a su mamá, narró.

Diez meses después, es decir, en agosto del año pasado, la menor confirmó que su papá también había abusado de ella. Según lo que contó, los ataques iniciaron cuando ella tenía 7 años y ocurrieron hasta los 10 u 11 años, cuando todavía estaba en la primaria.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

San Luis: prisión preventiva para un hombre imputado de abusar de sus hijas

El secreto que protegía al abusador se rompió en octubre de 2017, cuando la mayor de las chicas le contó a su mamá lo que su papá le hacía cuando era niña.

Foto: Gentileza Dirección General de Investigaciones.

Este viernes por la noche, Policías de la Dirección General de Investigaciones trasladaron al Servicio Penitenciario Provincial un hombre de 43 años, procesado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por el aprovechamiento de la convivencia preexistente, en perjuicio de dos menores de edad”.

La denuncia que hicieron el año pasado una mujer y una de sus hijas fue la primera pieza del mapa probatorio que la Justicia construyó, que señala a M. I. A. como autor de los abusos sufridos por sus dos hijas biológicas desde que eran niñas. Hoy, una tiene 17 años, y la otra, 22. Cuando tuvo los indicios suficientes, la jueza Penal 3, Virginia Palacios, ordenó su detención, concretada a última hora del lunes 12 de agosto, en San Luis capital.

El imputado, quien es sonidista, músico y trabaja en un organismo dependiente del Programa Cultura, solicitó la prórroga de la detención, según informó el director general de Investigaciones, comisario mayor Roberto Molina. Policías de esa dirección concretaron el arresto en Caseros al 2100, cerca de su domicilio.

El secreto que protegía al abusador se rompió en octubre de 2017, cuando la mayor de las chicas vino de visita a San Luis, para el cumpleaños de una pariente. Allí, durante una charla  en su casa, la joven le contó a su mamá lo que su papá le hacía cuando era niña.

Le dijo que cuando ella se iba a trabajar –en ese entonces, la mujer era empleada en una panadería del centro de San Luis y salía de su domicilio a la mañana muy temprano–, su padre la cruzaba dormida de su habitación a otra, en donde la desvestía y la manoseaba.

Según lo que dijo la joven, estos hechos comenzaron cuando tenía 8 años, se extendieron durante unos cuatro años, y ocurrían al menos cinco veces al mes. Explicó, además, que ella se hacía la dormida, que no abría los ojos ni emitía palabras, porque sentía mucho miedo. Es que su papá era muy violento, y le pegaba a ella, a su hermana y a su mamá, narró.

Diez meses después, es decir, en agosto del año pasado, la menor confirmó que su papá también había abusado de ella. Según lo que contó, los ataques iniciaron cuando ella tenía 7 años y ocurrieron hasta los 10 u 11 años, cuando todavía estaba en la primaria.

Logín