Escuchá acá la 96.3
X

Australia pide que 240 mil personas evacúen las zonas de alto riesgo

Las autoridades advirtieron a los ciudadanos del Estado de Victoria, al sur del país, que se encuentran en el centro del peligro por los incendios.

Las noticias desde Australia son cada vez más preocupantes, se informó que las llamas arrasaron más de diez millones de hectáreas, mataron a millones de animales y ha sumado una veintena de víctimas fatales. Esta se convirtió en la peor temporada de fuegos forestales en la historia del país, que día a día avanza hacia diferentes estados.

Esta vez el mensaje de alarma lo emitió el gobierno para el Estado de Victoria, en el sur del país, y alcanza a unos 240.000 habitantes. En el mismo, las autoridades pidieron que los ciudadanos evacúen las zonas de alto riesgo por amenaza de incendios.

En tanto, autoridades de otros Estados afectados por los fuegos, como Nueva Gales del Sur y Australia del Sur, también le solicitaron a los ciudadanos estar alertas a tener que irse si la situación empeora.

La semana pasada el primer ministro de Victoria ordenó la evacuación de 100.000 personas esa ciudad luego de que se declaró la situación de desastre en seis zonas del estado australiano y esa evacuación fue catalogada por los medios locales como la “mayor de la historia de Victoria”.

Además hace unos días debieron ser evacuadas unas cuatro mil personas de la ciudad de Mallacoota, en el sur de este Estado, donde habían quedado atrapadas en las playas a raíz de los fuegos mientras que en Victoria ya ardieron más de 1,3 millones de hectáreas y hay 19 focos activos.

La situación es alarmante y provocó que en el día de ayer miles de personas se manifestaran en la ciudad del Melbourne contra el primer ministro australiano, Scott Morrison, al que se acusa de una gestión deficiente de la crisis.

Según se indicó, entre las demandas de los manifestantes estaba el aumento de la dotación para los bomberos, la adopción de medidas urgentes contra el cambio climático y la dimisión del propio primer ministro.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Australia pide que 240 mil personas evacúen las zonas de alto riesgo

Las autoridades advirtieron a los ciudadanos del Estado de Victoria, al sur del país, que se encuentran en el centro del peligro por los incendios.

El gobierno de Australia lanzó un nuevo alerta por los incendios forestales. Foto: Twitter.

Las noticias desde Australia son cada vez más preocupantes, se informó que las llamas arrasaron más de diez millones de hectáreas, mataron a millones de animales y ha sumado una veintena de víctimas fatales. Esta se convirtió en la peor temporada de fuegos forestales en la historia del país, que día a día avanza hacia diferentes estados.

Esta vez el mensaje de alarma lo emitió el gobierno para el Estado de Victoria, en el sur del país, y alcanza a unos 240.000 habitantes. En el mismo, las autoridades pidieron que los ciudadanos evacúen las zonas de alto riesgo por amenaza de incendios.

En tanto, autoridades de otros Estados afectados por los fuegos, como Nueva Gales del Sur y Australia del Sur, también le solicitaron a los ciudadanos estar alertas a tener que irse si la situación empeora.

La semana pasada el primer ministro de Victoria ordenó la evacuación de 100.000 personas esa ciudad luego de que se declaró la situación de desastre en seis zonas del estado australiano y esa evacuación fue catalogada por los medios locales como la “mayor de la historia de Victoria”.

Además hace unos días debieron ser evacuadas unas cuatro mil personas de la ciudad de Mallacoota, en el sur de este Estado, donde habían quedado atrapadas en las playas a raíz de los fuegos mientras que en Victoria ya ardieron más de 1,3 millones de hectáreas y hay 19 focos activos.

La situación es alarmante y provocó que en el día de ayer miles de personas se manifestaran en la ciudad del Melbourne contra el primer ministro australiano, Scott Morrison, al que se acusa de una gestión deficiente de la crisis.

Según se indicó, entre las demandas de los manifestantes estaba el aumento de la dotación para los bomberos, la adopción de medidas urgentes contra el cambio climático y la dimisión del propio primer ministro.

Logín