Escuchá acá la 96.3

Escuchá acá la 96.3
X

Testimonios e imágenes dieron las pistas sobre un cuantioso robo

La Policía sospecha que los dos detenidos están relacionados con otros saqueos en La Punta y en Juana Koslay.

El testimonio de alguien que vio ir y venir una camioneta gris por el barrio Cerros Colorados la tarde del martes 7 de enero, más la información que aportaron las cámaras de videovigilancia y un pórtico lector de patentes instalados en las avenidas de San Luis y Juana Koslay, le permitieron a la Policía dar con dos de los presuntos involucrados en el robo de costosas bicicletas y otros bienes en una vivienda. La investigación redundó en la detención de Gonzalo Escudero, de 35 años, y Silvio Alcaraz, de 25, quienes serán indagados hoy por el juez Ariel Parrillis.

Los dos sospechosos serán notificados hoy de que la Justicia les imputa formalmente el delito de “Robo agravado por ser con escalamiento”, por el ataque a la vivienda de Gonzalo Páez, vecino de la manzana 40 del barrio Cerros Colorados, a quien le sustrajeron las bicicletas y otros bienes. Pero el Departamento de Investigaciones de la Policía trabaja en la recolección de otras pruebas que demostrarían la vinculación de Alcaraz y Escudero en otros robos cometidos en Juana Koslay y La Punta.

El director general de Investigaciones de la Policía de San Luis, comisario mayor Roberto Molina, señaló ayer que hace tiempo están tras los pasos de una banda dedicada a atacar viviendas en ausencia de sus moradores. Y los dos hombres arrestados anteayer por orden del juez Parrillis formarían parte de la gavilla.

 

 

Uno de los elementos que sustentan la sospecha que Alcaraz y Escudero estarían vinculados a diversos robos es que de los testimonios y otras fuentes la Policía ha obtenido el dato que en todos los casos aparecía en escena una camioneta Renault Kangoo gris.

Ese vehículo, que la Policía secuestró el miércoles en la localidad de Desaguadero, habría sido el que usaron los ladrones que desvalijaron la casa de Páez en Cruz de Piedra.

La víctima había estado ausente dos días de su casa, entre el 5 y el 7 de enero. En ese lapso, denunció, ocurrió el saqueo. Según reconstruyeron los investigadores a partir del testimonio de alguien que vive en Cerros Colorados y de los datos aportados por cámaras de videovigilancia y un pórtico del camino de la Aguada de Pueyrredón, fue el martes 7, poco antes de las seis de la tarde. Y los delincuentes hicieron dos viajes para cargar el botín.

El miércoles el Departamento Investigaciones allanó los domicilios de Alcaraz y Escudero, ambos vecinos del barrio 123 Viviendas, Puertas del Sol, en la zona este de la ciudad de San Luis, y otros dos domicilios en Desaguadero. Como resultado de esos procedimientos, secuestraron bienes robados a Páez y otros sustraídos a un vecino de La Punta, señaló el comisario mayor Molina.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Testimonios e imágenes dieron las pistas sobre un cuantioso robo

La Policía sospecha que los dos detenidos están relacionados con otros saqueos en La Punta y en Juana Koslay.

Alcaraz. "Pupi El Puntano", lo apoda su familia. Él suele manejar la Kangoo. Foto: Dirección General de Investigaciones.

El testimonio de alguien que vio ir y venir una camioneta gris por el barrio Cerros Colorados la tarde del martes 7 de enero, más la información que aportaron las cámaras de videovigilancia y un pórtico lector de patentes instalados en las avenidas de San Luis y Juana Koslay, le permitieron a la Policía dar con dos de los presuntos involucrados en el robo de costosas bicicletas y otros bienes en una vivienda. La investigación redundó en la detención de Gonzalo Escudero, de 35 años, y Silvio Alcaraz, de 25, quienes serán indagados hoy por el juez Ariel Parrillis.

Los dos sospechosos serán notificados hoy de que la Justicia les imputa formalmente el delito de “Robo agravado por ser con escalamiento”, por el ataque a la vivienda de Gonzalo Páez, vecino de la manzana 40 del barrio Cerros Colorados, a quien le sustrajeron las bicicletas y otros bienes. Pero el Departamento de Investigaciones de la Policía trabaja en la recolección de otras pruebas que demostrarían la vinculación de Alcaraz y Escudero en otros robos cometidos en Juana Koslay y La Punta.

El director general de Investigaciones de la Policía de San Luis, comisario mayor Roberto Molina, señaló ayer que hace tiempo están tras los pasos de una banda dedicada a atacar viviendas en ausencia de sus moradores. Y los dos hombres arrestados anteayer por orden del juez Parrillis formarían parte de la gavilla.

 

 

Uno de los elementos que sustentan la sospecha que Alcaraz y Escudero estarían vinculados a diversos robos es que de los testimonios y otras fuentes la Policía ha obtenido el dato que en todos los casos aparecía en escena una camioneta Renault Kangoo gris.

Ese vehículo, que la Policía secuestró el miércoles en la localidad de Desaguadero, habría sido el que usaron los ladrones que desvalijaron la casa de Páez en Cruz de Piedra.

La víctima había estado ausente dos días de su casa, entre el 5 y el 7 de enero. En ese lapso, denunció, ocurrió el saqueo. Según reconstruyeron los investigadores a partir del testimonio de alguien que vive en Cerros Colorados y de los datos aportados por cámaras de videovigilancia y un pórtico del camino de la Aguada de Pueyrredón, fue el martes 7, poco antes de las seis de la tarde. Y los delincuentes hicieron dos viajes para cargar el botín.

El miércoles el Departamento Investigaciones allanó los domicilios de Alcaraz y Escudero, ambos vecinos del barrio 123 Viviendas, Puertas del Sol, en la zona este de la ciudad de San Luis, y otros dos domicilios en Desaguadero. Como resultado de esos procedimientos, secuestraron bienes robados a Páez y otros sustraídos a un vecino de La Punta, señaló el comisario mayor Molina.

Logín