19°SAN LUIS - Miércoles 03 de Marzo de 2021

19°SAN LUIS - Miércoles 03 de Marzo de 2021

EN VIVO

Tiró a su expareja de un puente; deben resolver si lo excarcelan

Roque Arrieta solicitó el beneficio y una jueza se lo concedió. Resta saber si un tribunal lo confirma.

Por redacción
| 13 de octubre de 2020
Al Penal. Arrieta, el 7 de julio de este año, cuando fue procesado con prisión preventiva por la agresión a Bordón. Foto: archivo.

Era invierno en El Trapiche. Hacía mucho frío y ya anochecía cuando Verónica Bordón le dijo claramente a su expareja, Roque Arrieta, que ella no iba a volver más a la casa de él, porque le gustaba pegarles a las mujeres. Posiblemente nunca imaginó que el hombre se enfurecería y la arrojaría de una de las tantas pasarelas que atraviesan la localidad turística. Cayó desde casi dos metros de altura, quedó malherida y la rescataron de milagro. Él está preso por la agresión, pero solicitó la excarcelación, obtuvo el visto bueno de una magistrada y ahora un tribunal debe resolver si está de acuerdo con que acceda al beneficio.

 

La jueza Penal 3, Virginia Palacios, hizo lugar días atrás al pedido que hizo Santiago Olivera Aguirre, el defensor de Arrieta. Desde el inicio de la causa el letrado consideró que su cliente debe permanecer en libertad mientras dure el proceso.

 

Arrieta está procesado por “Lesiones graves agravadas por mediar violencia de género y por el vínculo”. La calificación es uno de los aspectos que la magistrada tomó en consideración para dar lugar a lo solicitado. Consideró que no hay riesgo de fuga del acusado. Además, a través de su abogado, el acusado refirió que tiene arraigo en San Luis. Es decir, que trabaja y vive aquí, en la provincia.

 

Pero la jueza le fijó, además, el pago de una fianza de 50 mil pesos para que pueda salir de la cárcel, y señaló diversas medidas que el procesado debe cumplir a rajatabla. De lo contrario, volverá a la cárcel.

 

Algunas de esas pautas apuntan a garantizar la seguridad de la víctima. "Atendiendo a las  connotaciones del hecho se hace imprescindible imponer una medida de protección de persona que asegure el debido resguardo y protección de la víctima y que dicho espectro el beneficiario Roque Arrieta deberá cumplir estrictamente con la prohibición de acercarse a la ciudadana Verónica Bordón", indica el texto firmado por Palacios.

 

La restricción de acercamiento no solo incluye a la mujer, sino también a su círculo familiar. "El ciudadano Roque Arrieta deberá abstenerse de realizar cualquier acto que importe hostigamiento, turbación o amenazas contra la integridad física, psíquica de la denunciante y su núcleo familiar", señala el escrito.

 

"El proceso continúa. A la pena final la conoceremos en el futuro, pero entendemos, según indica la regla general, que Arrieta debe ser excarcelado, y la jueza interpretó que había lugar para ello", afirmó Olivera Aguirre en diálogo con El Diario. Ahora, estas actuaciones “van a la Cámara, en consulta”, dijo una fuente judicial. Además, en caso de que le otorguen el beneficio, “debe pagar la fianza o pedir la sustitución de fianza”, explicó. 

 

En las próximas horas, la víctima y su familia se reunirán con su abogado, Alberto Tuninetti, para ver los pasos a seguir.

 

 

Pudo terminar en tragedia

 

Si bien Verónica, de 44 años, aún se recupera de sus dolencias, pudo ser mucho peor. Todo ocurrió el miércoles 24 de junio. Un par de días antes, según explicó en su denuncia, ella había tenido una discusión con Arrieta. Si bien no vivían juntos, eran pareja desde hacía unos tres años. Entre la casa de ambos hay unos 2 kilómetros y se veían a diario.

 

Ese miércoles, Arrieta fue al domicilio de Verónica a pedirle que le devolviera una llave candado y tuvieron otra discusión. Arrieta se fue y Verónica también salió de su casa. Pero en la avenida San Martín, a la altura del hotel Class, el hombre se le apareció y la amenazó. Le dijo “Te voy a cag… matando”. “Me has hecho daño físicamente y mentalmente, no voy a ir más a tu casa, te gusta golpear a las mujeres”, le respondió ella y Arrieta la empujó hacia el río, desde la pasarela.

 

El hombre no la ayudó, se fue. La mujer estaba en el piso, desvanecida, mojada y dolorida. Comenzó a gritar para pedir ayuda y tuvo suerte de que pasara un joven por el lugar, quien escuchó sus sollozos y la ayudó.

 

El viernes 26 de junio, los efectivos de la Comisaría 17ª allanaron la casa de Arrieta y lo detuvieron. Y el 7 de julio la jueza Palacios lo procesó y lo envió a la Penitenciaría, con prisión preventiva.

 

Comentá vos tambien...