25.6°SAN LUIS - Domingo 24 de Enero de 2021

25.6°SAN LUIS - Domingo 24 de Enero de 2021

EN VIVO

Los primeros frutales llegaron a Eleodoro Lobos

Durante la semana también los repartieron en nueve localidades, pero la entrega inauguró con Alfredo Debattista, que planea elaborar dulces en el establecimiento “El Cóndor”.

Por María José Rodríguez
| 25 de octubre de 2020

Alfredo Debattista del establecimiento “El Cóndor”, ubicado en Eleodoro Lobos, fue el primero en recibir árboles frutales, los plantines llegarán hasta el predio en noviembre, cuando estén listos. “Somos productores familiares, seguimos la tradición de mis abuelos y bisabuelos. Después siguió mi padre, mi hermano Edgardo, y ahora, de a poco, nos sumamos con mi hermana Nora”, contó el ingeniero en electrónica que actualmente está abocado a la actividad académica, y que se acerca cada vez más al trabajo de campo, porque está claro que lo lleva en su sangre.

 

En septiembre, cuando el Ministerio de Producción lanzó el Plan de Activación Productiva Frutihortícola decidió anotarse para dar los primeros pasos firmes en el mundo de la producción. “La iniciativa es muy buena porque de esta manera el Gobierno de San Luis fomenta y propicia un espacio muy importante para los pequeños productores locales. Si hay algo que quedó claro con esta pandemia es que hay muchas personas de otras provincias que alquilan un campo, lo trabajan y producen a gran escala y es muy difícil competir con ellos”, opinó y agregó que eso se traduce en que la vara está muy alta cuando quieren expandirse, los precios de la producción son más altos y hay una presión desde afuera.

 

“Como están las cosas, estamos viendo la manera de diversificarnos. Arrancamos siendo agrícolas, tenemos ganado y a partir de ahora empezamos a ver otras alternativas para fortalecer los rubros. Esto comienza como un gran desafío. La proyección indica que hay que esperar unos tres años para iniciar un emprendimiento de fabricación de dulces. Aunque para producir hortalizas los tiempos son más cortos y servirá para abastecer el mercado local”, indicó.

 

El camión del Ministerio de Producción llegó hasta su establecimiento con frutales de membrillo, durazno y dos variedades de ciruelo. “Nos dijeron que el mes que viene vamos a recibir los plantines de zapallo, berenjenas, pimientos y tomates, que son de la temporada de verano. Nosotros ya tenemos preparado el terreno donde vamos a plantarlos”, especificó.

 

 

 

En cuanto a la infraestructura detalló que en la zona en la que estará emplazado el proyecto reciben agua cruda de un acueducto, pero la utilizan solamente para la ganadería. “Está en nuestros planes reflotar un pozo existente que funcionó mucho tiempo, pero la napa está a más de 170 metros de profundidad y es dificil extraerla. Entonces decidimos instalar un sistema de riego por goteo, para optimizar el uso del agua”, explicó y añadió que: “Como el caudal es muy bajo vamos almacenando una parte en tanques y contamos con ese reservorio de agua. El área que vamos a dedicar a horticultura tendrá aspersores. Lo que abunda es tierra y guadal”, dijo entre risas y con toda razón.

 

“Además planeamos instalar cortinas contra el viento. Lo vamos a ir viendo a medida que vayamos avanzado en el proyecto. Las mejoras y adecuaciones las hacemos entre los tres. Por la actividad profesional mi hermana, que es doctora en Química y yo, no estamos metidos en el terreno. Mi hermano mayor sí, aunque no específicamente en la horticultura”, afirmó y contó que sus padres, Tito Debattista y Rita Agustina Cavallera, ya no trabajan en el campo y que salen poco a la calle debido a la pandemia por Covid-19.

 

Los Debattista no son principiantes en el sector rural. Cuentan con una herencia en la actividad rural de muchos años y llevan adelante su emprendimiento gracias al apoyo de un equipo que realiza las distintas tareas y brinda el soporte necesario. “Contamos con la ayuda de un ingeniero agrónomo y veterinario. Mas allá de que es una empresa familiar, el componente esencial para el manejo de territorio y recursos son ellos. Por eso la idea es que sea sostenible en el tiempo”, explicó .

 

Alfredo fue el primero en recibir los frutales. Durante la semana los árboles fueron entregados a productores de Siete Cajones, Durazno Alto, Estancia Grande, Dónovan, Juana Koslay, El Volcán, La Calera, Balde y San Luis.

 

“Uno siempre está contento cuando le abren la puerta para participar de estas iniciativas, considero que esta es una buena manera de apoyar a los pequeños productores, siempre enfocados en el cuidado del medio ambiente y de los recursos naturales”, concluyó.

 

Comentá vos tambien...