25.9°SAN LUIS - Domingo 18 de Abril de 2021

25.9°SAN LUIS - Domingo 18 de Abril de 2021

EN VIVO

La feminización de la pobreza y el sostén del mundo

Muchos y muchas se preguntarán de qué hablamos cuando hablamos de la feminización de la pobreza. Seguramente pensarán: “Estas feministas se quejan de todo”. Pero no. No nos quejamos de todo. Solo nos quejamos de las desigualdades que persisten a lo largo de los siglos, entre ellas, que las mujeres son las más pobres de los pobres, que las mujeres son las más precarizadas de los precarizados y que las mujeres son las que más trabajan de los trabajadores.

 

Que ayer, en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, un gobernador —desde su lugar de poder— les haya asegurado a las mujeres y a la comunidad de su provincia que son las mujeres quienes “sostienen la economía del mundo” es un gran paso. Y también un gran mensaje para empezar a debatir sobre estas desigualdades de género, tan enquistadas en los hogares y familias puntanas.

 

“Las mujeres aún perciben un salario menor a los varones cuando realizan un mismo trabajo. Además, sus trabajos son en su mayoría precarizados, y el trabajo de cuidado recae sobre ellas y esto impacta de manera directa en sus posibilidades de estudiar, trabajar y tener tiempo de disfrute. Y a las que trabajan dentro del ámbito formal les genera una doble jornada laboral en el hogar y fuera también”, expresó Alberto Rodríguez Saá en su mensaje del 8M.

 

Cuando se habla de tareas de cuidados —en realidad trabajo de cuidado no pago— se hace alusión a todas las tareas de la crianza de los niños y niñas, de la limpieza del hogar y de los cuidados de los adultos mayores o de las personas con discapacidad de la familia.

 

“Todas estas tareas siempre fueron feminizadas y no remuneradas”, indicó y acompañó esta aseveración con datos recientes de la Organización Mundial del Trabajo, que indican que las mujeres realizan el 75% de los trabajos de cuidado, “que son los trabajos que vulgarmente decimos los trabajos de la casa y que involucran todas estas actividades”.

 

Otro dato que mencionó Rodríguez Saá es que las mujeres aportan el 15,9% al PBI Nacional. Un informe del año pasado de la Dirección de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía, a cargo de la economista Mercedes D'Alessandro, llegó a la conclusión de que si se incorporaran las horas de trabajo doméstico no remunerado (TDNR) a la medición del Producto Bruto Interno, pasaría a ser la actividad más importante. Por encima de la industria y el comercio.

 

“El Trabajo Doméstico y de Cuidados No Remunerado (Tdcnr) es el trabajo que permite que las personas se alimenten, vean sus necesidades de cuidados satisfechas, cuenten con un espacio en condiciones de habitabilidad, reproduzcan en general sus actividades cotidianas y puedan participar en el mercado laboral, estudiar o disfrutar del ocio, entre otras”, reflejó ese estudio.

 

Al respecto, Rodríguez Saá dijo: “Las mujeres trabajan en el país un total de 96 millones de horas por día sin salario”.

 

“Estos datos son impactantes y una realidad que los varones no vivimos. Por eso este 8 de marzo abracemos a las mujeres que todos los días sostienen las economías del mundo, reflexionemos sobre el qué podemos hacer los varones para revertir esta realidad, construyamos un mundo más equitativo e igualitario”, concluyó.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...