SAN LUIS - Jueves 17 de Junio de 2021

SAN LUIS - Jueves 17 de Junio de 2021

EN VIVO

Juicio a un pastor por abuso: una testigo contó lo que dijo una víctima

Declaró una de las personas que presenció el momento en el que una de las víctimas le confesó a su madre que había sido ultrajada por el hombre.

Por redacción
| 13 de mayo de 2021
Agosto de 2018. Cuando el acusado fue procesado y enviado a la cárcel. Foto: archivo.

En una nueva audiencia del juicio contra Ricardo Ismael Lucero, el pastor evangélico acusado de abusar de cuatro de las nietas de su pareja en Villa Mercedes, declaró una de las personas que presenció el momento en el que M., una de las víctimas, le confesó a su madre que había sido ultrajada por el hombre.

 

La testigo en cuestión es la tía política de la nena. Si bien para ayer la Cámara Penal 1 tenía previsto escuchar otros testimonios, estos debieron posponerse por al menos una semana dado que las personas citadas fueron aisladas por coronavirus, confirmó una fuente judicial.

 

La mujer dijo ayer que el día que su sobrina habló también estaban su hija y su cuñada. A esa altura, Lucero ya había sido denunciado por los abusos de las otras tres nenas, y las dos madres hablaban precisamente de eso frente a las niñas. En ese momento, M. fue interrogada por su mamá, que quería saber si Ricardo la había tocado alguna vez.

 

Le preguntó dos veces. La primera vez la nena respondió que no, pero en la segunda le contestó que sí. La madre de M. quiso saber dónde la había manoseado y la chiquita le indicó que en su parte íntima, por encima de la ropa. Cuando el hombre hizo eso, la pequeña le dijo que sacara su mano de ahí y se fue.

 

De acuerdo a lo que contó la criatura, eso ocurrió en la cocina de la casa del acusado. Narró que Lucero la había hecho sentar en su falda y que ahí aprovechó para tocarla. La testigo relató que le preguntaron a M. si el hombre le había hecho eso muchas veces y la niña contestó que no, que solo fue una vez.

 

Como a otros miembros de la familia, a la testigo no le agradaba el acusado. Siempre hubo algo en él que no le inspiraba confianza. “Era muy baboso —refirió—, te abrazaba y no te soltaba". No le gustaba la forma en la que miraba a los niños y el hecho de que "los agarraba mucho".

 

De hecho, la testigo pudo ver que en principio a Lucero no lo aceptaban en la familia, aunque nunca supo por qué.

 

El hombre fue denunciado entre marzo y agosto de 2018. Ese último mes fue procesado por los cuatro abusos. La fiscal de instrucción, Daniela Torres, ha solicitado que por dos de esos ultrajes sea condenado a 4 años de cárcel y por los otros dos, a 14.

 

Comentá vos tambien...