35°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

35°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

EN VIVO

¿Cómo hacer el balance del año?

¿De qué manera culmina mi año? Esta es una pregunta que aparece en nuestras mentes cuando llega el mes de diciembre y necesitamos responderla o analizarla. Esto sucede en medio de todas las actividades a desarrollar, del cansancio que implica estar finalizando un año y lo que en realidad queremos hacer es nuestro balance de fin de año, y posiblemente la razón de hacerlo es porque sentimos que llegamos al final de algo o ponemos fin a distintas situaciones y queremos dar inicio a una reflexión acompañada de una actitud de esperanza para el año siguiente.

 

 

¿Qué es un balance?

 

 

Cuando hablamos de balance hacemos referencia a evaluar situaciones, acciones, hacemos una evaluación de todo lo sucedido durante ese año o tiempo en donde tenemos en cuenta los objetivos logrados y los que quedaron pendientes. Debe ser mirado como una herramienta o paso previo para planificar las metas del próximo año. Esto nos permite reconocer objetivos que hemos logrado, poder reflexionar, evaluar sobre aquellos que no hemos podido cumplir y sus motivos, algo que nos facilitará un aprendizaje para el logro. Pero siempre es desde un lugar positivo que nos genere la motivación para seguir cumpliendo con lo requerido.

 

Puntos a tener en cuenta:

 

Identificar si es necesario hacer el balance de fin de año: debemos saber el para qué lo hacemos.

 

Para dar comienzo a nuestro balance es necesario saber desde qué lugar voy a hacer mi evaluación, desde un lugar con actitud positiva y gratitud o desde una posición negativa o víctima de todas mis situaciones vividas.

 

No hay que plantear el balance personal midiendo los resultados como una empresa, es decir, midiendo el resultado como pérdidas o ganancias.

 

Hacer una lista de todas las cosas positivas que hemos aprendido y en todo lo que nos queda por aprender.

 

 

Algunas preguntas que pueden ayudarte a reflexionar son las siguientes:

 

•             ¿Cuál sería la finalidad de hacer mi balance?

 

•             Lo que conseguí este año ¿era lo que había planificado?

 

•             ¿Qué me gustaría conseguir para el año siguiente?

 

•             ¿Qué es más importante? ¿Mi vida personal o laboral?

 

•             ¿Mi núcleo familiar sigue siendo el mismo o cambió?

 

•             ¿Me hice tiempo para mí, para disfrutar de lo que me gusta?

 

•             ¿Qué necesito realmente? ¿Qué me haría feliz conseguir?

 

•             ¿Para qué quiero conseguir lo que me propuse como meta?

 

•             ¿Qué aprendizaje tuve de todas las cosas malas que tuve?

 

•             ¿Por qué no conseguí lo que quería? ¿Cuánto dediqué a conseguirlo?

 

•             ¿Cómo puedo hacerlo mejor? ¿Qué cosas modificaría?

 

Realizar balances a fin de año suele abrir la puerta a la frustración y angustias para muchos, sobre todo cuando nos damos cuenta de los objetivos que no se cumplieron, personas que ya no están con nosotros y los vínculos que se rompieron.

 

Lo importante es saber que más allá del logro obtenido, es posible que, por la marcha de los acontecimientos, los cambios y los distintos contextos, algunos de los objetivos no llegaron a concretarse, entonces podemos observar esta situación de tres maneras:

 

•             Lo negativo: lo que no pudiste alcanzar o cumplir.

 

•             Lo positivo: enfocándote en todo lo que sí concretaste.

 

•             La visión alternativa: qué siento y qué puedo hacer mejor.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...