35°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

35°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

EN VIVO

Quieren armar el primer jardín botánico de San Luis

Comenzaron hace poco más de un año con una colección viva de plantas con fines de conservación, educación e investigaciones científicas en inmediaciones del embalse.

Por Marcelo Dettoni
| 27 de marzo de 2022

La instalación de los viveros provinciales en inmediaciones del dique Cruz de Piedra sirvió como "frutilla del postre" a una gran obra de recuperación de un espacio histórico de San Luis, que de golpe recuperó encanto turístico y pasó a ser uno de los recursos de esparcimiento más valorados por los puntanos. Una zona rocosa, con vegetación de monte, de golpe pasó a ser un reservorio de plantas y flores que le dio un color distinto al paisaje, más allá de la utilidad que tienen estos viveros como proveedores de las necesidades del estado.

 

Tiempo atrás, la revista El Campo recorrió la parte que corresponde al Ministerio de Producción, donde cultivan verduras y hortalizas para distribuir entre la gran variedad de huertas que se instalaron en escuelas, centros de salud y otros entes de Gobierno para incentivar una alimentación sana y equilibrada. Una segunda visita será motivo de otra publicación en un próximo número.

 

 

El subprograma consiguió financiación nacional al ganar cuatro concursos en el "Plan Casa Común Jóvenes Promotores Ambientales".

 

 

Ahora fue el momento de conocer el vivero de la Secretaría de Medio Ambiente, un espacio multicolor, ordenado, pujante, en el que su encargada, la ingeniera forestal Yvonne Scarpati, proyecta nuevos avances, entre ellos la construcción del primer jardín botánico de San Luis. “Recibimos las instalaciones en diciembre de 2020 y en poco más de un año logramos que el vivero crezca, multiplique su producción y vaya extendiendo su influencia a toda la zona del perilago que está pegada a este terreno”, cuenta con satisfacción la jefa del Subprograma Viveros Provinciales.

 

A partir de enero del año pasado, seleccionó y capacitó a personal del Plan de Inclusión Social de Juana Koslay para que se ocupe de tareas específicas dentro del vivero. Fueron 40 personas con la consigna de que el 50% del personal sean mujeres. Todos trabajan en dos turnos de cuatro horas cada uno, de lunes a viernes; y un turno de ocho horas los sábados, domingos y feriados. Además el predio cuenta con personal adicional que se encarga de la seguridad del predio las 24 horas los 365 días del año. Más allá de los números, se percibe un clima de compañerismo y buena onda, todos trabajan felices y con la "camiseta puesta".

 

El clima recibió al nuevo equipo con una de sus clásicas sorpresas estivales. Una intensa lluvia ese mismo enero provocó una inundación, que incluso derribó el alambrado perimetral, lo que obligó a hacer una gran obra de drenaje en el arroyo del Gato. “Tuvimos que hacer terrazas con una infinidad de camionadas de tierra negra extraídas del canal de desagüe para evitar futuras inundaciones”, recuerda Scarpati, mientras recorremos esa zona en la que todavía se observan huellas de esos trabajos.

 

Un año después, las aspiraciones son importantes. “Queremos crear un jardín botánico a partir de una colección viva de plantas con fines de conservación, educación e investigaciones científicas que sería el primero de San Luis. Para concretar este sueño arrancamos con una parquización con criterio de zonificación botánica en las zonas circundantes al invernáculo. Allí ya tenemos un jardín de polinizadores con plantas específicas para esa función. El programa Pinta San Luis pintó un mural de arte botánico alusivo y generamos macizos de flores producidas en el mismo vivero, uno de gramíneas y otro de aromáticas, que se complementaron con estanques para cultivo de plantas acuáticas con piedra de la zona”, describe la funcionaria, quien cuenta con la colaboración de la geóloga Paola Colaianni y el ingeniero agrónomo Juan Cruz Domínguez.

 

 

Recibimos el predio en diciembre de 2020 y logramos que el vivero crezca, multiplique su producción y se vaya extendiendo al perilago.

Con la mente puesta en las visitas de alumnos de los distintos colegios de San Luis y de turistas que llegarán atraídos por esta construcción multicolor, están poniendo en valor la zona baja e inundable que el personal denomina “El Laguito”, donde es posible observar cientos de aves, por lo que allí crearán una zona de avistaje. “El objetivo final es la construcción de un centro de interpretación ambiental”, aporta Scarpati, quien también proyecta una zona denominada “Área de relax”, que tiene una vista privilegiada de las sierras. En una pequeña explanada armaron una pérgola rústica con enredaderas, donde será posible la meditación y el dictado de clases de yoga al aire libre.

 

Adentrándose en una zona boscosa, en agosto pasado plantaron 300 rosales de colección ordenados por color, con el fin de lograr en breve un rosedal, lo que sumará al predio y al futuro jardín botánico un atractivo turístico. Allí también insertarán otro novedoso proyecto, un arboretum de especies nativas. “Ya se encuentra habilitado y preparado el terreno donde comenzaremos en abril con la colocación de los plantines de árboles nativos identificados”, anuncia Scarpati. Más adelante será el turno de un cactario en el área más agreste del predio.

 

Con Inclusión Social, el vivero también está involucrado en el programa de recolección de semillas, que el equipo recibe y procesa con el objetivo de crear un laboratorio de semillas forestales.  “Estamos seleccionando, procesando y guardando semillas de nuestro bosque nativo para conservar el recurso fitogenético de la provincia. Es una acción que beneficia a toda la población, porque así se resguardan especies del bosque nativo ante la posible pérdida de germoplasma si ocurren catástrofes naturales, como son los incendios forestales, la presencia de temperaturas extremas, los desprendimientos de laderas y las inundaciones”, cuenta la ingeniera forestal.

 

En cuanto a lo productivo, el predio cuenta con un espacio para guarda de plantas, con un potencial de 15.000 plantines al año entre forestales y florales.

 

“Es clave ajustar el tiempo de estancia del plantín en cada etapa de producción (siembra, repique, rustificación y la salida a terreno) para liberar los espacios y conseguir que el circuito productivo sea eficiente y el plantín no se pierda”, advierte Colaianni, quien informa que “el año pasado logramos 12.500 plantines forestales de acacia visco que están listos para pasar a la tierra en este otoño tardío. Apostamos a la diversificación de especies nativas porque teníamos mucha variedad de semillas. Hasta la fecha, entre sembrado y repicados produjimos aproximadamente otros 10.000 plantines forestales”.

 

Los cartelitos en cada hilera permiten recorrer de manera completa el mapa de nativas, más algunas exóticas de las más conocidas, ya que hay algarrobos de todas las variedades (blanco, negro, dulce, retoños del Abuelo que es una atracción turística de la Villa de Merlo), garabatos, retamos, acacias, cortaderas, piquillines, chañares, pejes, jarillas, molles, tabaquillos, breas, aguaribayes, pichanillas, carandaíes, tuscas, sauces y espinillos, entre otras.

 

 

Estacas para forestar

 

Hay una hectárea cubierta por un estaquero, donde crecen plantas madres de las que se obtiene material genético certificado de sauces y álamos. “Es una estrategia para la diversificación de la producción en la Red Provincial de Viveros mediante el cultivo de especies exóticas de rápido crecimiento”, aporta Scarpati, quien apunta al sentido ambiental: “Los árboles de crecimiento rápido son un componente importante de los sistemas de producción agrícola y forestal en todo el mundo, y un medio eficaz y establecido para producir madera, combustible, restaurar tierras degradadas y secuestrar dióxido de carbono de la atmósfera”. El estaquero se dedica a la producción de sauces y álamos.

 

En julio del año pasado llegaron al vivero 50.000 metros de estacas, que tendrán distintos destinos. Unos 6.000 metros están destinados a los ensayos de especies para aplicar en la Cuenca del Morro y ayudar así a controlar los excesos hídricos. Otros 4.000 serán para San Luis Agua,  3.000 le corresponden a Vialidad Provincial, 4.500 al Ente de Control de Rutas y la misma cantidad a la Municipalidad de Concarán, 1.600 viajarán a  La Toma y 1.400 al predio de la Agrozal, en Villa Mercedes. Los 25.000 metros restantes quedan para el Programa Forestación y para mantener la plantación del Estaquero Modelo Productivo en Cruz de Piedra. La primera cosecha está prevista para mayo, o a más tardar junio, cuando comience a despuntar el invierno.

 

Red de viveros provinciales

 

En Cruz de Piedra está la génesis del proyecto forestal, pero el plan "Más Árboles, más Vida" creó la Red Provincial de Viveros para asegurar la provisión de especies arbóreas seleccionadas y adaptadas a la zona. Se distribuyeron estratégicamente para abarcar todo el territorio de San Luis y en cada uno hay producción de plantines forestales teniendo en cuenta la distribución natural de cada especie, con el fin de minimizar el uso de recursos utilizados en los procesos de producción forzada -invernáculos, calefacción, sistemas de fertilización y riego automatizado- ya que se utilizaron semillas cosechadas de los árboles de cada zona.

 

Para una mejor organización de los recursos, dividieron la provincia en cinco zonas. En la A (Junín y Chacabuco) produjeron descendientes del histórico Algarrobo Abuelo de la Villa de Merlo; mientras que en Santa Rosa del Conlara acondicionaron las instalaciones para la producción de 2.300 barbados de sauce y álamo, entregaron 180 acacias, 180 sauces y 100 álamos destinados a la forestación de las rutas del norte provincial y arrancaron con la siembra de fresnos americanos y aguaribayes para repicar a macetas en primavera.

 

En la Zona B (San Martín y Pringles) pusieron en condiciones el vivero de La Toma, donde construyeron 10 camas y el sombráculo para recibir una parte de los plantines de fresnos que la provincia compró en el Chaco.

 

En la C (Ayacucho y Belgrano) utilizan el vivero de Quines, que ya produjo el año pasado 7.000 plantines de aguaribay, de los cuales 3.247 fueron destinados a la forestación de las rutas de la zona. Allí también levantan un sombráculo para los plantines chaqueños, entre los que hay jacarandás, lapachos, palos borrachos, ibirá pitá y pezuña de vaca. “Son especies de árboles sensibles a las heladas en sus primeros estadíos, por lo que deben pasar el invierno en esta zona de la provincia”, acota Domínguez. En San Francisco del Monte de Oro, en tanto, la idea es producir plantines de palmera caranday, que fueron sembrados en camas sobre el piso en la primavera pasada. “Todavía no germinan porque es una especie muy lenta”, agrega el ingeniero agrónomo.

 

La zona D es el departamento capitalino, donde además de todos los trabajos que se realizan en Cruz de Piedra, dentro de las instalaciones del Parque de las Naciones producen acacia visco y aguaribay, bajo la coordinación y dirección del personal de Parques. En Zanjitas hay producción de brea y aguaribay dentro del predio del Parque Heroico.

 

Finalmente en la E (Pedernera y Dupuy), Villa Mercedes produce acacia visco, algarrobo, caldén y barbados de sauces y álamos; en tanto que Nueva Galia apunta solo al caldén en un predio de la municipalidad.

 

Tanto trabajo también cosechó satisfacciones en forma de premios. El subprograma presentó cuatro proyectos en un concurso nacional denominado "Plan Casa Común Jóvenes Promotores Ambientales” y todos resultaron ganadores y contarán con dinero en efectivo para su desarrollo.

 

Se trata de la ampliación del vivero de nativas, otro sobre agroecología para armar una huerta que aporte a la alimentación saludable, el proyecto para producir compost y la forestación y elaboración de papel plantable con semillas de la flora nativa de San Luis.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...