20°SAN LUIS - Jueves 11 de Agosto de 2022

20°SAN LUIS - Jueves 11 de Agosto de 2022

EN VIVO

Activistas ecológicos recorrieron y limpiaron el Cerro de la Cruz

Jóvenes juntaron latas, botellas plásticas y envases tetra pak para concientizar sobre el cuidado del ambiente.

Por redacción
| 19 de junio de 2022
Conciencia. Los referentes usan perfiles de Instagram como "Eco Press" y "Mollecito de Beber" para convocar. Foto: Martín Gómez.

Un grupo de jóvenes recolectó residuos en tres bolsas grandes de consorcio. La acción se concretó ayer mientras subieron al Cerro de la Cruz, el emblemático espacio verde que los puntanos aprovechan para ascender en familia o amigos. Latas, envases tetra pak de jugo y vino y botellas plásticas fueron algunos de los desechos que juntaron. En este último caso, incluso encontraron algunos artículos derretidos, lo que indicó para Maico Martíni, uno de los activistas, que están por lo menos desde el incendio de 2020.

 

Martíni, quien es estudiante de Periodismo, fundó hace dos años “Eco Press”, un medio de comunicación definido como “autogestivo” en el que difunde y cubre noticias sobre temas ambientales. Su principal vía de comunicación es su perfil de Instagram. Allí trató hace unos días cómo un zorro silvestre se escondía en la exestación de trenes. El joven es ejemplo del activismo de las nuevas generaciones por el cuidado de la tierra, que pisa fuerte a nivel global y que en San Luis comienza a mostrar sus primeras manifestaciones.

 

 

 

“Creo que el puntano nativo, el que se crió en su entorno, lo cuida al cerro. El problema es la gente que quizás viene de afuera, que no tiene una relación, un arraigo con esta naturaleza. Es algo de lo que la sociedad va tomando conciencia de a poco, y el periodismo es una herramienta más para ayudar”, explicó.

 

Martíni fue acompañado por otros chicos y chicas con las mismas inquietudes. No superaban la decena, sin embargo su entusiasmo estaba intacto. También estuvo presente Juan Andrés Quiroga, de “Mollecito de Beber”, otra cuenta de Instagram, “un proyecto de comunicación y activismo”.

 

Durante el ascenso, Quiroga fue el encargado de marcarle a sus compañeros las plantas nativas y la flora en general de las sierras, además de ayudar en la recolección. “Hay algunos árboles nativos como el espinillo y el quebracho, que están abajo, y más arriba también hay caldenes. Después hay algunas plantas como el poleo, el palo amarillo y la carqueja. Son medicinales y de rico sabor; se pueden incluir en lo que nos gusta para tomar, como el mate”, describió.

 

 

Nosotres como jóvenes estamos retomando el legado de ambientalistas y tratamos de concientizar". Juan Andrés Quiroga, activista ecológico.

 

 

“El activismo viene desde hace un montón de tiempo en San Luis, con hechos que son buenos para recordar, como la resistencia a la megaminería y la participación en el ordenamiento territorial de bosques nativos”, aclaró Quiroga. “Nosotres como jóvenes estamos retomando ese legado de ambientalistas y ahora con estas pequeñas acciones tratamos de concientizar, pero sobre todo buscamos encontrarnos para poder pensar nuevas acciones e incidir en la política”, agregó.

 

Otra de las organizaciones que apoyó la actividad fue “Vestime de Verde”. Como bien informó este diario ayer, es una agrupación de 14 voluntarios que fabrica colilleros y recoge las colillas que dejan los fumadores, con el objetivo de reciclarlas y hacer prendas a partir de ellas. "Vestime de Verde" los proveyó de colilleros y Martíni marcó que llegaron a juntar 200 restos de cigarrillos, que implican un doble riesgo: el de la contaminación ambiental y de los incendios forestales.

 

“Creo que se puede crear conciencia en la gente, pero también depende de cada uno. Está bueno dar el ejemplo y juntarse con otros que opinen lo mismo. Así, capaz los demás observan, porque no podés obligar a nadie, ni intentar explicarle a alguien a la fuerza”, apuntó “Ash”, otra de las jóvenes que participó del encuentro.

 

El grupo subió pasadas las 11 de la mañana y recién bajaron minutos antes de las 17. Entre charlas sobre la tierra, la flora del lugar y la mirada atenta para no olvidar ningún residuo, las horas pasaron rápido. Antes de irse, dejaron en uno de los postes del ingreso al cerro la base de una patineta vieja que reza la leyenda “por favor, no tire basura”. Una acción pequeña para cuidar algo tan inmenso como el Cerro de la Cruz.

 

Comentá vos tambien...