19°SAN LUIS - Viernes 30 de Septiembre de 2022

19°SAN LUIS - Viernes 30 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Continúa investigado por dos robos y ahora cayó detenido por otro

Este lunes, junto a un cómplice, hurtó cuatro tranqueras de un comercio. Los atraparon anteayer con el botín.

Por redacción
| 19 de agosto de 2022
Sospechosos. El miércoles, cuando fueron apresados; tenían lo robado. Foto: Policía de San Luis

En marzo de este año, Carlos Abel Ledesma Sutter fue detenido por dos robos ocurridos en la zona este de la capital, en enero. A fines de ese mes lo procesaron por ambos hechos y le dictaron prisión preventiva por 90 días, hasta fines de junio. Pero el miércoles volvió a ocupar una celda de comisaría, esta vez por haber hurtado cuatro tranqueras de una maderera sobre ruta 146, el lunes, junto a otro hombre. Mientras la Policía busca pruebas para terminar de ligarlos al hecho, ayer un fiscal les formuló cargos por el delito de encubrimiento y ambos pidieron prórroga de la detención.

 

La madrugada del lunes, dos sospechosos ingresaron al comercio K y M, sobre ruta nacional 146 a la altura del kilómetro 17,5, y se llevaron cuatro tranqueras de madera valuadas en unos 180 mil pesos. La secuencia quedó grabada por el sistema de seguridad del local y como los ladrones no ejercieron violencia para entrar, la causa fue caratulada como un hurto.

 

La investigación cayó en manos de la Comisaría 38ª, que pidió colaboración a sus pares del Departamento Investigaciones.

 

Pero mientras analizaban rastros y cámaras de la zona, un conocido de la víctima, quien es policía federal, aportó el dato de que había descubierto un perfil en redes sociales en el que ofrecían el botín y que había acordado un encuentro haciéndose pasar por comprador.

 

La cita se concretó el martes a la siesta, bajo el nuevo puente que se construye en el cruce de rutas 146 y 147. Tras conversar, los vendedores se subieron a la camioneta del policía y tomaron 146 hasta unos metros antes del ingreso al barrio Mirador del Cerro II, donde doblaron a la izquierda hasta llegar hasta un lote del pasaje Diassi.

 

Detrás de ellos llegó el personal de Investigaciones, que se identificó y redujo a los sospechosos, quienes resultaron ser Ledesma Sutter, de 28 años, y Ángel Gabriel Garrido, de 22.

 

La Policía cree que los sospechosos usurpaban una construcción precaria que hay en ese predio, donde hallaron las tranqueras, apoyadas sobre un chasis de camión en desuso. También secuestraron ropa similar a la que los ladrones visten en el video y que será peritada.

 

Sin perjuicio de que la imputación pueda cambiar, el fiscal de Instrucción 1, Emmanuel Sastre, los acusó por el delito de encubrimiento en calidad de coautores, ayer. A Garrido lo representó la defensora oficial Nadia Agúndez y a Ledesma Sutter, el abogado Jorge Levingston; en consonancia, ambos pidieron 8 días de prórroga de la detención para buscar pruebas que alivien la situación de sus defendidos.

 

 

A punta de cuchillo

 

El 15 de enero pasado, un hombre ingresó con un cuchillo en Al Toke, un comercio del barrio Eva Perón, y amenazó a la cajera para llevarse unos 10 mil pesos de recaudación. Días antes, en una sucursal de la heladería Grido, en el mismo barrio, una empleada sufrió un hecho idéntico a manos de un sospechoso similar.

 

El día 27 de ese mes, policías de Investigaciones allanaron dos casas, una ubicada al frente de la Comisaría 38ª y que pertenece a familiares de Ledesma Sutter, donde hallaron 16 vales de envases con la inscripción “Al Toke” y ocho facturas emitidas por la distribuidora de bebidas Luan Beer y por Arcor a nombre de la propietaria del negocio, documentación que estaba en la caja registradora.

 

Pero el sospechoso no estaba allí. Fue detenido recién el 4 de marzo, en un camión que usualmente está estacionado cerca de la rotonda De los Abuelos, en Caminito del Norte y La Pampa, que presuntamente es de su abuelo. El 15 del mismo mes, el juez penal 2, Ariel Parrillis, lo procesó por el delito de “Robo calificado por uso de arma impropia” y lo envió a la cárcel. No escarmentó.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...