21°SAN LUIS - Viernes 30 de Septiembre de 2022

21°SAN LUIS - Viernes 30 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Mil colores en el viento

La artista cordobesa, formada en Merlo, encontró una gama acromática en piezas que parecen inconexas.

Por redacción
| 09 de agosto de 2022
Exhabitante de Merlo. Isa, en la confección de un mural en Buenos Aires. Ahora vive en San Javier, pero cada tanto cruza las sierras para mostrar su arte. Foto: Gentileza.

Quizás el mayor desafío para Isa Li fue encontrar los grises en su nueva muestra, casi desprovista de color. Pasar de murales vivos a cuadros monocromáticos y deserializar la mente fueron los dos obstáculos que encontró al momento de unir 28 piezas aparentemente inconexas entre sí. Como una Pocahontas de Traslasierra, de besos con sabor a cristal y cabello como vegetación tupida, la artista descubrió mil colores en el viento.

 

Isa presentó su muestra “Fuera de serie”, que estará expuesta hasta el 25 de agosto en la Sala de Artes Visuales de Amigxs de Merlo. La exposición es, como su nombre presenta, un conjunto de obras que reflejan distintos estadios artísticos.

 

 

Foto: Gentileza Isa Li.

 

 

“Siempre trabajé en serie, más que todo para las muestras, y esta vez sentí la necesidad de romper eso. Si bien hay un hilo conductor en todo, sobre todo en referencia a lo monocromático, la idea era que sea eso, fuera de serie, pero a la vez son varias series dentro de una”, expresó Isa, quien agregó que hacer este trabajo fue imperativo en su carrera y representó un desafío personal, ya que la nueva muestra implicó dejar de lado su paleta de colores vibrantes.

 

Entre las series que atraviesan la exposición hay una compuesta por cinco obras, llamada “Conectar”, en la que el eje son los besos, todos ellos enmarcados con vidrio para que el espectador pueda ser besado a través de su reflejo. Luego, hay una triada en blanco y negro que realizó en 2018 sobre el signo Escorpio y su habilidad de jugar con las luces y sombras. También predomina una colección de once lienzos en tinta con la temática “Mi jardín”, que retratan las plantas habituales que se pueden encontrar en un hogar.

 

 

Foto: Gentileza Isa Li.

 

 

En un mundo de grises, Isa incluyó una única serie en colores vivos, una paleta muy presente en su muralismo, pero no tan recurrente en sus obras de lienzos. “Arcanas” fue una muestra que presentó en 2021 en Casa del Poeta y que contenía "Templanza”, pintada la noche anterior al estreno. Ahora ese cuadro fue complementado con “Inicio”, que creó el día previo a presentar “Fuera de serie”.

 

Isa nació y transitó su infancia en La Pampilla, ubicada en la zona cordobesa de Altas Cumbres. De pequeña su espacio de interacción era el jardín, pero no de infantes, sino el que tenía en su casa. Para ver a un niño debía viajar kilómetros, por lo que observar y retratar la naturaleza se volvió algo que va más allá de lo racional.

 

 “Todo el tiempo voy a ese lugar como refugio, por eso elegí vivir en San Javier, que sigue conservando esta cosa de pueblo y cuidado del medio ambiente. Permanezco vinculada con ese inicio”, razonó. Su familia vendió el campo. Los compradores, unos suizos, le regalaron una caja de lápices y el paisaje se fue con ella.

 

 

Foto: Gentileza Isa Li.

 

 

Cuando tener acceso a la naturaleza a través de la ventana no fue suficiente, Isa la llevó a su cuarto. En la adolescencia pintó sus primeros murales en las cuatro paredes que la habitaban. Luego, inició la carrera de Bellas Artes en Córdoba capital.

 

“No terminé de estudiar. Esa es una de las condiciones que me dejó haber crecido alejada un tiempo de otros. Me cuesta adaptarme a las estructuras de una universidad y una institución”, dijo.

 

Luego, la artista se mudó a la Villa de Merlo, donde aprendió de artistas locales mucho de lo que aplica hoy en sus obras. Pintoras como Mirta Ceballos, Elizabeth Canteros y Viviana Palestini fueron su verdadera escuela.

 

Sin embargo, se puede alejar la sierra de Isa, pero no la artista de la naturaleza. Fue así que hace poco tiempo volvió a instalarse en las altas cumbres cordobesas, pero viaja a su ciudad artística para devolver en forma de cactus y mujeres entre matorrales los colores que las merlinas le dieron.

 

Comentá vos tambien...