SAN LUIS - Lunes 20 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Lunes 20 de Mayo de 2024

EN VIVO

"Mi primo se murió de dengue y no lo contabilizaron entre las víctimas"

Lo aseguró Gabriela Chávez, familiar de otra de las víctimas de la enfermedad causada por el mosquito; un hombre de 67 años.

Por redacción
| 18 de abril de 2024
Villa Mercedes. Aseguran que Chávez murió de dengue en el Policlínico. Foto: Archivo El Diario.

La provincia suma una quinta víctima fatal a causa del dengue. “Durante estos últimos días el Estado publicó la cantidad de fallecidos por dengue y mi primo no está en ese registro”, expresó con indignación Gabriela Chávez, familiar de otra de las víctimas de la enfermedad que arrasa cada vez más en la provincia y sobre todo en Villa Mercedes, que cuenta con el mayor porcentaje de casos.

 

Luego del dolor por haber perdido a un ser querido, Gabriela aguardaba al menos leer el nombre de su familiar entre las víctimas fatales del dengue, pero por el contrario, solo vio publicados cuatro casos y se sorprendió al darse cuenta de que faltaba el quinto, que correspondía a su primo.

 

Roque Chávez falleció el sábado 6 de abril en el Policlínico Regional “Juan Domingo Perón” de Villa Mercedes, dos días después de que le diagnosticaran la enfermedad en ese mismo centro de salud y luego de padecer mucho malestar corporal.

 

“Me parece que el sistema de salud está ocultando un poco la información con respecto al dengue, porque en la ciudad hay muchísimos más casos de los que muestran. Personalmente tengo a una gran cantidad de parientes viviendo en la localidad y sé que hay muchos que actualmente lo tienen, y los encargados de contarlo no están teniendo en cuenta a todos”, se sinceró la prima del fallecido.

 

Además, le contó a El Diario de la República que el hombre de 67 años no sufría de ninguna patología crónica ni tampoco tenía ningún indicio relacionado a otra afección previo a ser internado un día antes de su defunción.

 

El sistema de salud está ocultando un poco la información porque en Villa Mercedes hay muchos más casos de los que muestran (Gabriela Chávez-prima del fallecido)

“Él empezó con los síntomas unos días antes del jueves 4 de abril que le dieron el diagnóstico, tenía mucho dolor de cuerpo y el viernes se le bajó bastante la presión, por eso fue que finalmente lo internaron. En una primera instancia, los médicos pudieron estabilizarlo, pero luego se le volvió a bajar a menos de seis y después de eso fallece de un paro cardiorrespiratorio el sábado 6”, manifestó Chávez.

 

La tendencia del Gobierno, primero, por mantener bajo la alfombra el dengue, y luego, cuando el tema era inevitable, dar en cuentagotas los datos de casos es cada vez más notoria. El lamentable caso de Roque Chávez tuvo que ser expuesto por una pariente y no por el Ministerio de Salud como debería ser.

 

Eso sumado a que el Municipio de la ciudad de la Calle Angosta priorizó otras cuestiones como festivales y recién puso en marcha acciones preventivas cuando la cifra de casos la ubicaban por lejos como la localidad más afectada por el brote.

 

La primera víctima fue Brisa Gatica, la joven de 23 años que murió el jueves 7 de marzo. Su deceso fue confirmado por un familiar, quien después denunció una “dejadez” por parte del sistema público de salud. Luego del revuelo de este caso y que el Estado tratara de justificar su fallecimiento por las enfermedades de base que acarreaba la paciente, a finales de ese mes la dolencia del mosquito se cobró la vida de la segunda víctima, una mujer de 33 años.

 

El 15 de abril se confirmó la muerte de la tercera persona por dengue, también era mujer y tenía 37 años. Finalmente, la cuarta víctima reconocida fue el bebé que nació en El Trapiche, pero como se contagió y falleció en Córdoba el Gobierno puntano argumentó que se contabilizará en la provincia vecina.

 

La salud, un tema delicado manejado con mucha torpeza

 

La salud es siempre un tema muy delicado y sensible, y más aún cuando la provincia atraviesa una multiplicidad de problemas que derivan no solo de las consecuencias del brutal ajuste que el mismo Gobierno aplica al sector, lo que implica un empeoramiento general de las prestaciones, sino de factores como, en este caso, es el mal manejo (y peor comunicación) del brote de dengue que azota al territorio puntano.

 

El Ejecutivo puntano subestimó desde el principio la expansión de las infecciones e incurrió en una cadena de errores a la hora de informar a la población sobre cuestiones sanitarias. Primero fue renuente o al menos mostró una gran lentitud para brindar estadísticas precisas y periódicas sobre la cifra de contagios de la dolencia que transmite el mosquito Aedes aegypti, lo que impidió dimensionar la gravedad de la situación.

 

Un caso paradigmático se da con Quines, en donde se comunicó un número de contagios mucho menor a los que aseveran los lugareños e indican las atenciones en los centros de salud. Un recorrido de El Diario de la República hace pocos días por la localidad descubrió que solo en una cuadra había más de treinta personas con síntomas compatibles con dengue, cuando el Gobierno solo había comunicado hasta ese momento 59 infecciones. El hospital de esa localidad se encuentra colapsado y solo se derivan los cuadros graves o hemorrágicos.

 

Ante una escasa o nula política para combatir el mosquito en el Estado provincial, lo que se refleja en la ausencia de un plan de vacunación o de fumigación sistemáticos, se suma lo que parece ser un intento de justificación de algunos casos fatales por las condiciones de base de los pacientes. Cuando se informó sobre la tercera víctima en la provincia, que correspondió a una mujer de 37 años oriunda de Villa Mercedes, se describieron en detalle todas las patologías de base que sufría, lo que fue una mención poco feliz e innecesaria.

 

Otro ejemplo de desprolijidad manifiesta se dio con el caso del bebe de un año que nació en El Trapiche, que padecía una cardiopatía congénita y que  murió en una clínica de Córdoba, con resultado positivo para dengue durante el período posoperatorio. El parte difundido el martes por el gobierno provincial estaba plagado de errores en relación a las fechas de ingreso, internación y deceso del menor, lo que refleja un desconocimiento y, en definitiva, una distancia en relación al padecimiento de los puntanos por el avance de la enfermedad.

 

Fuera de lo que es el brote de dengue, la torpeza comunicacional del Ministerio de Salud, y del Estado en general, también encontró otra manifestación notoria en la temeraria y errónea aseveración lanzada por la ministra Claudia Spagnuolo de que los médicos de la provincia perciben sueldos mensuales que van desde los 1.500.000 a los 2.000.000 de pesos, dichos que intentaban desacreditar los reclamos del sector y que  fueron refutados en duros términos por los profesionales.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo