Escuchá acá la 96.3
X

En honor a los héroes de Chancay: una tradicional cabalgata que cumple catorce años


Desde hace catorce años, cada 23 de noviembre, un contingente de gauchos sale de San Martín y durante cuatro días viajan por el mismo camino que tomó el Libertador de América, hasta llegar a Las Chacras, Juana Koslay.


La iniciativa surgió de parte del Municipio y dos agrupaciones de la zona, “César Rosales”, de San Martín; y “Barranca Alta”, del paraje que lleva ese mismo nombre. “Esto lo hacemos como homenaje, porque de este departamento surgieron la mayor cantidad de hombres que acompañaron la Gesta Sanmartiniana.


La cabalgata se llama ‘Recorriendo las huellas de la historia’, ya que vamos por los mismos caminos que en 1820 tomó San Martín. Son cuatro días de viaje, hasta llegar al Monumento al Pueblo Puntano, tiene una gran connotación histórica”, contó el intendente de San Martín, Carmelo Mirábile.


En cada edición el promedio de participantes es de unas treinta personas, entre las que se destacan jóvenes y adolescentes, según destacó Mirábile. “Es muy interesante porque aprenden la historia, comprenden el objetivo de la marcha, qué significa, su sentido histórico; y geográficamente conocen límites de departamentos, nombres de ríos, es muy importante esta actividad para ellos”, explicó.


A medida que recorren el territorio puntano se suman vecinos de distintos parajes, hasta llegar a Juana Koslay, donde son recibidos por el Municipio en un acto que hacen en el Monumento al Pueblo Puntano.


Al otro día, ya el 27 de noviembre, participan de un homenaje a los héroes de Chancay en la plaza Pringles de la capital.


El recorrido está cuidadosamente organizado en postas y cargado de historia. El 23 salen desde San Martín a las tres de la tarde, desde la “Casa del poeta”; residencia que perteneció al padre de César Rosales, donde nació el escritor; ubicada frente a la plaza principal del pueblo. “A las 20:30 llegamos al paraje Las Chacras, cenamos y a las 6 de la mañana se parte nuevamente hasta Cerro Bayo, donde almorzamos, descansamos y continuamos a Cerro Largo, donde hacemos noche en la casa del señor Rivero”, detalló el comisionado. Allí realizan una misa de campaña y al otro día a la mañana abandonan las rutas y atraviesan por Inti Huasi hasta Riocito, donde otro vecino los alberga en su hogar.


“De ahí seguimos hasta El Trapiche, dormimos en el salón que nos presta el Municipio, y al otro día se hace una sola tirada hasta llegar al monumento”, relató.


El cansancio se apodera de los gauchos kilómetro tras kilómetro, pero no dejan que empañe la tradición que lleva más de una década. “Hay tiradas muy largas como de Cerro Largo hasta Riocito, son casi nueve horas de viaje a caballo, llegan cansados, a pasar de que están en estado porque son gente de campo. La mayoría llevan dos caballos, o lo hacen a mula, porque resisten más. Nos acompañan la Policía Montada, por seguridad, o por cualquier cosa que surja con los caballos, ellos tienen mucho conocimiento”, indicó.



Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

En honor a los héroes de Chancay: una tradicional cabalgata que cumple catorce años

Hombres y mujeres de todas las edades participan de la extensa cabalgata año tras año y llegan hasta Las Chacras.

Desde hace catorce años, cada 23 de noviembre, un contingente de gauchos sale de San Martín y durante cuatro días viajan por el mismo camino que tomó el Libertador de América, hasta llegar a Las Chacras, Juana Koslay.


La iniciativa surgió de parte del Municipio y dos agrupaciones de la zona, “César Rosales”, de San Martín; y “Barranca Alta”, del paraje que lleva ese mismo nombre. “Esto lo hacemos como homenaje, porque de este departamento surgieron la mayor cantidad de hombres que acompañaron la Gesta Sanmartiniana.


La cabalgata se llama ‘Recorriendo las huellas de la historia’, ya que vamos por los mismos caminos que en 1820 tomó San Martín. Son cuatro días de viaje, hasta llegar al Monumento al Pueblo Puntano, tiene una gran connotación histórica”, contó el intendente de San Martín, Carmelo Mirábile.


En cada edición el promedio de participantes es de unas treinta personas, entre las que se destacan jóvenes y adolescentes, según destacó Mirábile. “Es muy interesante porque aprenden la historia, comprenden el objetivo de la marcha, qué significa, su sentido histórico; y geográficamente conocen límites de departamentos, nombres de ríos, es muy importante esta actividad para ellos”, explicó.


A medida que recorren el territorio puntano se suman vecinos de distintos parajes, hasta llegar a Juana Koslay, donde son recibidos por el Municipio en un acto que hacen en el Monumento al Pueblo Puntano.


Al otro día, ya el 27 de noviembre, participan de un homenaje a los héroes de Chancay en la plaza Pringles de la capital.


El recorrido está cuidadosamente organizado en postas y cargado de historia. El 23 salen desde San Martín a las tres de la tarde, desde la “Casa del poeta”; residencia que perteneció al padre de César Rosales, donde nació el escritor; ubicada frente a la plaza principal del pueblo. “A las 20:30 llegamos al paraje Las Chacras, cenamos y a las 6 de la mañana se parte nuevamente hasta Cerro Bayo, donde almorzamos, descansamos y continuamos a Cerro Largo, donde hacemos noche en la casa del señor Rivero”, detalló el comisionado. Allí realizan una misa de campaña y al otro día a la mañana abandonan las rutas y atraviesan por Inti Huasi hasta Riocito, donde otro vecino los alberga en su hogar.


“De ahí seguimos hasta El Trapiche, dormimos en el salón que nos presta el Municipio, y al otro día se hace una sola tirada hasta llegar al monumento”, relató.


El cansancio se apodera de los gauchos kilómetro tras kilómetro, pero no dejan que empañe la tradición que lleva más de una década. “Hay tiradas muy largas como de Cerro Largo hasta Riocito, son casi nueve horas de viaje a caballo, llegan cansados, a pasar de que están en estado porque son gente de campo. La mayoría llevan dos caballos, o lo hacen a mula, porque resisten más. Nos acompañan la Policía Montada, por seguridad, o por cualquier cosa que surja con los caballos, ellos tienen mucho conocimiento”, indicó.



Logín