eldiariodelarepublica.com
Crece un basural en La Punta, a metros de la réplica del Cabildo

Escuchanos EN VIVO!
X

Crece un basural en La Punta, a metros de la réplica del Cabildo


La ciudad de La Punta, modelo en ecología y paisajismo, está perdiendo su prestigio en el cuidado del medio ambiente, ya que a pocos metros de las dos réplicas históricas, que son el ícono de la provincia, crece un basural sin control aparente del Municipio. Los vecinos aseguran que hace años el predio es utilizado como depósito de poda y desmalezado de la localidad, pero que en el último tiempo comenzaron a arrojar todo tipo de desechos en la zona. La mayor aglomeración se encuentra a unos doscientos metros de la calle principal, que es la continuación de la avenida Serrana, por una huella en la que se acumulan montículos de escombros y basura, y que afirman tiene al menos tres kilómetros campo adentro.


El Diario de la Républica recorrió el cúmulo de desechos que se concentra a cuatrocientos metros  al norte del Cabildo Histórico y la Casa de Tucumán, desde la última rotonda de la avenida, y rompe el concepto de espacio verde natural.  Allí se pueden encontrar todo tipo de descartes, que van desde colchones, botellas plásticas, neumáticos, restos óseos de animales, tachos, sillas rotas, carcasas de televisores, ropa y calzados hasta escombros, maderas, aserrín y tapas de tarros de pintura que se mezclan con los restos de ramas, troncos y pastos, producto de la poda de la ciudad.


“Tiran de todo. Por las noches desfilan vehículos que entran y salen en poco tiempo. Pienso que vienen a tirar su bolsita porque el basural cada vez crece más”, comentó Francisco Villegas, quien trabaja de sereno en la zona.


Para Noemí Ibáñez, una vecina de la localidad, el tema no es de ahora sino que tiene unos años. Indicó que siempre aprovecharon ese espacio para tirar escombros porque está apartado de la vista.


“La huella tiene como tres kilómetros y está llena de montículos de desechos. Pero en el último tiempo empezaron a arrojar todo tipo de basura”, indicó indignada.


Otros vecinos consultados opinaron que hace falta un control ambiental y algún tipo de señalización para que la gente no tome el lugar como un espacio de libre descarte.


“Si no hacen algo esto va a seguir creciendo porque la gente lo está tomando como un lugar donde se puede arrojar cualquier cosa. Si es un espacio acondicionado para el tratamiento de la poda entonces deberían cercarlo y poner un cartel”, opinó Marcelo Brol.


“El problema ambiental ya está planteado, ahora hay que pensar la solución. Van a tener que hacer algún tipo de planta de reciclado porque hay todo tipo de elementos. También deberían controlar que las empresas constructoras no arrojen materiales ahí”, manifestó Nélida Lucero.


La acumulación de residuos también se esparce a lo largo del camino de tierra que comienza después del Set de Cine. Cada pocos metros hay escombros, plásticos y desechos orgánicos, que llegan prácticamente hasta el final de la vía, que topa con otra calle. Los vecinos de esa zona señalaron que cuando se junta mucha cantidad los prenden fuego para eliminarlos, porque no pasa nadie a juntarlos.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Crece un basural en La Punta, a metros de la réplica del Cabildo

A cielo abierto. La acumulación de residuos convirtió al espacio natural en un foco de infección, a poco metros del circuito turístico. | Foto: -Martín Gómez

La ciudad de La Punta, modelo en ecología y paisajismo, está perdiendo su prestigio en el cuidado del medio ambiente, ya que a pocos metros de las dos réplicas históricas, que son el ícono de la provincia, crece un basural sin control aparente del Municipio. Los vecinos aseguran que hace años el predio es utilizado como depósito de poda y desmalezado de la localidad, pero que en el último tiempo comenzaron a arrojar todo tipo de desechos en la zona. La mayor aglomeración se encuentra a unos doscientos metros de la calle principal, que es la continuación de la avenida Serrana, por una huella en la que se acumulan montículos de escombros y basura, y que afirman tiene al menos tres kilómetros campo adentro.


El Diario de la Républica recorrió el cúmulo de desechos que se concentra a cuatrocientos metros  al norte del Cabildo Histórico y la Casa de Tucumán, desde la última rotonda de la avenida, y rompe el concepto de espacio verde natural.  Allí se pueden encontrar todo tipo de descartes, que van desde colchones, botellas plásticas, neumáticos, restos óseos de animales, tachos, sillas rotas, carcasas de televisores, ropa y calzados hasta escombros, maderas, aserrín y tapas de tarros de pintura que se mezclan con los restos de ramas, troncos y pastos, producto de la poda de la ciudad.


“Tiran de todo. Por las noches desfilan vehículos que entran y salen en poco tiempo. Pienso que vienen a tirar su bolsita porque el basural cada vez crece más”, comentó Francisco Villegas, quien trabaja de sereno en la zona.


Para Noemí Ibáñez, una vecina de la localidad, el tema no es de ahora sino que tiene unos años. Indicó que siempre aprovecharon ese espacio para tirar escombros porque está apartado de la vista.


“La huella tiene como tres kilómetros y está llena de montículos de desechos. Pero en el último tiempo empezaron a arrojar todo tipo de basura”, indicó indignada.


Otros vecinos consultados opinaron que hace falta un control ambiental y algún tipo de señalización para que la gente no tome el lugar como un espacio de libre descarte.


“Si no hacen algo esto va a seguir creciendo porque la gente lo está tomando como un lugar donde se puede arrojar cualquier cosa. Si es un espacio acondicionado para el tratamiento de la poda entonces deberían cercarlo y poner un cartel”, opinó Marcelo Brol.


“El problema ambiental ya está planteado, ahora hay que pensar la solución. Van a tener que hacer algún tipo de planta de reciclado porque hay todo tipo de elementos. También deberían controlar que las empresas constructoras no arrojen materiales ahí”, manifestó Nélida Lucero.


La acumulación de residuos también se esparce a lo largo del camino de tierra que comienza después del Set de Cine. Cada pocos metros hay escombros, plásticos y desechos orgánicos, que llegan prácticamente hasta el final de la vía, que topa con otra calle. Los vecinos de esa zona señalaron que cuando se junta mucha cantidad los prenden fuego para eliminarlos, porque no pasa nadie a juntarlos.


Logín