SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

EN VIVO

Exámenes preventivos de salud, un hábito que no todos cumplen

Son importantes para prevenir dolencias no transmisibles. En el sistema público representan solo el 20% de las consultas. 

Por Matías García Elorrio
| 26 de agosto de 2018
Foto: Internet.

La salud es una preocupación prioritaria para las sociedades y una forma de mantenerla es la prevención, con la  que se pueden evitar las enfermedades no transmisibles (ENT) que provocan el 71 por ciento de todas las muertes en el mundo. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) unos 15 millones de personas pierden su vida entre los 30 y los 70 años de edad por esas patologías, que son evitables, si se realiza un control médico anual. Los especialistas consultados por El Diario de la República indicaron que el abuso de tabaco, la inactividad física, el consumo nocivo de alcohol y las dietas malsanas incrementan el riesgo de morir por alguna de estas enfermedades. Y coincidieron en que “la detección temprana, el posterior tratamiento y los cuidados paliativos, son componentes fundamentales para prevenirlas".

 

Carina Perretti es coordinadora del Programa Medicina del Interior y comentó que “las consultas de adultos sanos al sistema público para realizarse lo que llamamos Examen Periódico de Salud, diría que son alrededor de un 20 por ciento”. Y aclaró que “esto ha cambiado mucho en los últimos años porque antes tenía el objetivo de realizar varios análisis y los mismos pacientes nos pedían que fuera lo más completo posible. A veces hasta nos exigían algún estudio porque ya se lo habían pedido a un amigo o familiar. Por eso es importante destacar que las medidas de prevención dependen de la edad y los antecedentes patológicos o familiares que tenga cada persona”.

 

Ricardo Vallejos, médico especialista en Medicina Interna, dijo que “en San Luis la gente frente al chequeo preventivo se comporta de la siguiente manera: la mujer es la que está más atenta a cumplirlo y el varón llega a esa consulta porque ha sido su mujer quien lo convenció de venir”. Y destacó que “en el último tiempo ha crecido, pero no por una preocupación personal, sino por reacción a problemas de salud de alguna persona famosa cuando se hace público por los medios de comunicación. Por ejemplo, tuvimos más consultas por accidente cerebro vascular cuando algún famoso fue víctima de ACV o cuando la ex presidenta tuvo un problema de tiroides, entonces aparecieron muchas consultas por ese tema”.

 

Vallejos destacó que “el gran problema de salud que tiene nuestra población hoy es el sobrepeso, seguido por el tabaquismo y el sedentarismo; que además son los factores de riesgo que disparan la diabetes, la hipertensión y el colesterol alto. Y lo peor es que son factores de riesgo modificables: no fumar, hacer actividad física y comer ordenado y variado haría descender a la mitad los niveles de enfermedades y la consiguiente mortalidad".

 

Perretti indicó sobre esa primera consulta que “lo más importante es el interrogatorio y dentro del cuestionario saber si fuma, si toma alcohol o consume drogas. Después se hace el examen físico, la tensión arterial, el peso, la talla y el índice de masa corporal. Luego de eso se prescriben los análisis de acuerdo al resultado del cuestionario y sus antecedentes. Y seguro se pide un control de glucemia y colesterol”.

 

Cuando se trata de adultos en apariencia sanos dijo que “en el caso de las mujeres se pide el PAP (Papanicolau) y Mamografía; mientras que para los hombres son necesarios los análisis sobre la próstata. Y para ambos, cuando son mayores de 50 años, se recomienda la colonoscopía para detectar precozmente el cáncer de colon. Otros dos estudios que se hacen en los adultos son el oftalmológico y el auditivo”.

 

Un aspecto importante de ese control es lo que la médica llamó “consejería”, donde el profesional le habla al paciente sobre la cesasión tabáquica, la alimentación saludable, realizar actividad física y la prevención de accidentes domésticos y viales.

 

Perretti aclaró que “distinto es el caso de los niños porque ellos desde el embarazo de la madre y durante el primer año de vida cuentan con un seguimiento especial de controles médicos que son más exigentes y obligatorios. Y ya en edad escolar empiezan con su libreta sanitaria, la que deben actualizar con el calendario de vacunación y los controles médicos periódicos que allí se les indican”.  

 

Entre las enfermedades no trasmisibles que más detectan los equipos de salud en los lugares que visitan con el Camión Sanitario, la médica generalista señaló a la diabetes como la primera, luego la hipertensión y después “las cardiovasculares que son la causa número uno de muerte en nuestro país”. Y otra patología recurrente es la dislipidemia, que es la alta concentración de lípidos y colesterol.

 

Para Vallejos, la dificultad para que la gente llegue al consultorio “es una cuestión cultural. Porque la prevención en salud no es algo que tengamos en nuestra agenda personal. Lo mismo nos sucede con la alimentación porque la tasa de obesidad en nuestro país aumentó muchísimo en el último tiempo. Tiene que ver con nuestra educación formal y familiar que no tiene como  prioridad preocuparse por la buena nutrición".       

 

La médica del Programa Medicina del Interior recordó que "los distintos equipos del Ministerio de Salud apuntan a la prevención. Y se hacen acciones en forma continua como por ejemplo la cesación tabáquica, el control de las enfermedades crónicas no trasmisibles, la nutrición saludable, la salud bucal, también la audiológica y por supuesto las inmunizaciones que incluye el plan de vacunación. Este último es un pilar fundamental que tenemos para la prevención de enfermedades en nuestra provincia".

 

También explicó que “dentro del Programa de Epidemiología tenemos Inmunizaciones que incluye los testeos de VIH" y aclaró que “el acceso al servicio público de salud en San Luis es totalmente abierto porque existen variadas acciones de prevención y promoción. Cada Programa tiene desplegada una serie de campañas sobre distintas enfermedades de manera continua en los centros de salud que son la manera de llegar a todas las familias, porque son el factor replicador de estas acciones".

 

Además dijo que se trabaja con las escuelas, "sobre todo en promoción de la salud porque es cierto que el adulto sano hace el control médico preventivo cuando es obligatorio. Cuando tramita el carnet de conducir o algún otro trámite que se lo exija, como el preocupacional cuando empieza un nuevo trabajo".

 

Perretti destacó que “el médico de familia es muy importante porque conoce a los integrantes y sus antecedentes y su rol es ser la puerta de entrada a la atención de la salud. Aunque dentro del sistema público nos gusta hablar de equipo de salud, porque están orientados a lo que es la atención primaria, promoción y prevención. A veces un agente sanitario es el que detecta un problema y puede tomar una medida preventiva y lo mismo sucede con la nutricionista, el odontólogo o el obstetra".

 

Comentá vos tambien...