eldiariodelarepublica.com
"Operación Hereford": indagaron al transportista por otro delito

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

"Operación Hereford": indagaron al transportista por otro delito

Es por las armas que encontraron en su lavadero de camiones, durante un allanamiento. Dijo que las heredó de su padre. 

El transportista Luis Alfredo Pereyra ya está procesado como sospechoso de ser parte de una asociación ilícita que le robó al productor Julio César Vergés al menos 500 vacas junto al ganadero José Alberto Chiotti, el hijo de este y un empleado rural, Pablo Escudero. Pero ayer, Pereyra fue trasladado desde el Servicio Penitenciario a tribunales, esta vez para responder por otro delito que le imputan: la tenencia de armas de fuego encontradas por la Policía durante el allanamiento del lavadero de camiones que tiene en la avenida José Santos Ortiz y Santa Fe. 
La jueza Penal 3, Virginia Palacios, lo llamó a declaración indagatoria y el transportista hizo uso de su derecho a declarar, informó una fuente judicial. Pereyra "está imputado por 'tenencia ilegal de arma de uso civil condicional'. El padre murió hace algunos años, y se las dejó y ahí estaban. Nunca las ha usado ni nada", refirió Rafael Berruezo, uno de los dos penalistas que defienden al detenido. 
Al morir su padre, las armas quedaron en poder de su madre, quien se las entregó, ya que no quería tenerlas en su casa, dijo el transportista. Afirmó también que las dejó en un depósito en desuso.
"Creo que son dos escopetas y dos armas cortas, una de ellas, calibre 38. La otra no me acuerdo. La verdad, no las exhibieron en la audiencia, y hubiera correspondido, para saber si son las de su padre. Él dijo a ciegas que él tenía las armas", indicó Berruezo. 
Esos elementos estaban en un galpón del lavadero. "Como él nunca las ha usado, no sabe si están aptas para funcionar. Entiendo que son viejas, por lo que no sé cómo están en cuanto a su estado de conservación. Pero están perfectas en cuanto a que no tienen ningún número limado", contó. 
Por lo que dijo el letrado, "supuestamente también había algunas municiones, que la Policía habría secuestrado, que tampoco fueron exhibidas, por lo que no pudimos saber el año" de fabricación. "Calculo que deben ser viejas, por lo que la pólvora debe haber perdido sus efectos", supuso.   
Aclaró que, si bien las armas en cuestión son del padre de su cliente, este no sabe si están registradas, es decir, si el familiar las había declarado en el Registro Nacional de Armas (Renar). 
El miércoles de la semana pasada, la jueza ordenó el procesamiento y el traslado a la Penitenciaría de Chiotti padre, Chiotti hijo, Escudero y Pereyra por "abigeato agravado en concurso con asociación ilícita”. Y, dos días después, Palacios procesó con prisión preventiva a los otros dos detenidos, los empleados rurales Benito Nicolás Quinteros y Gilberto Miranda, por el delito de "abigeato agravado". 
Para la magistrado, hay elementos suficientes como para sospechar que todos ellos tuvieron algún tipo de implicación en las maniobras desplegadas de modo ininterrumpido, desde 2010 hasta el año pasado, para hacerse con la hacienda –fundamentalmente terneros orejanos, es decir, sin marca, señal ni caravana– de Vergés. El campo del que robaron los animales, llamado "La Rinconada", está pegado a "El Paraíso", el establecimiento de los Chiotti al que, según presumen, habrían arreado los vacunos sustraídos para luego continuar su cría allí o trasladarlos a otras haciendas de los Chiotti, o a los campos de otros productores que adquirieron estas vacas. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"Operación Hereford": indagaron al transportista por otro delito

Avenida Santos Ortiz y Santa Fe, allí está ubicado el lavadero de camiones vaqueros de Pereyra. 

Es por las armas que encontraron en su lavadero de camiones, durante un allanamiento. Dijo que las heredó de su padre. 

El transportista Luis Alfredo Pereyra ya está procesado como sospechoso de ser parte de una asociación ilícita que le robó al productor Julio César Vergés al menos 500 vacas junto al ganadero José Alberto Chiotti, el hijo de este y un empleado rural, Pablo Escudero. Pero ayer, Pereyra fue trasladado desde el Servicio Penitenciario a tribunales, esta vez para responder por otro delito que le imputan: la tenencia de armas de fuego encontradas por la Policía durante el allanamiento del lavadero de camiones que tiene en la avenida José Santos Ortiz y Santa Fe. 
La jueza Penal 3, Virginia Palacios, lo llamó a declaración indagatoria y el transportista hizo uso de su derecho a declarar, informó una fuente judicial. Pereyra "está imputado por 'tenencia ilegal de arma de uso civil condicional'. El padre murió hace algunos años, y se las dejó y ahí estaban. Nunca las ha usado ni nada", refirió Rafael Berruezo, uno de los dos penalistas que defienden al detenido. 
Al morir su padre, las armas quedaron en poder de su madre, quien se las entregó, ya que no quería tenerlas en su casa, dijo el transportista. Afirmó también que las dejó en un depósito en desuso.
"Creo que son dos escopetas y dos armas cortas, una de ellas, calibre 38. La otra no me acuerdo. La verdad, no las exhibieron en la audiencia, y hubiera correspondido, para saber si son las de su padre. Él dijo a ciegas que él tenía las armas", indicó Berruezo. 
Esos elementos estaban en un galpón del lavadero. "Como él nunca las ha usado, no sabe si están aptas para funcionar. Entiendo que son viejas, por lo que no sé cómo están en cuanto a su estado de conservación. Pero están perfectas en cuanto a que no tienen ningún número limado", contó. 
Por lo que dijo el letrado, "supuestamente también había algunas municiones, que la Policía habría secuestrado, que tampoco fueron exhibidas, por lo que no pudimos saber el año" de fabricación. "Calculo que deben ser viejas, por lo que la pólvora debe haber perdido sus efectos", supuso.   
Aclaró que, si bien las armas en cuestión son del padre de su cliente, este no sabe si están registradas, es decir, si el familiar las había declarado en el Registro Nacional de Armas (Renar). 
El miércoles de la semana pasada, la jueza ordenó el procesamiento y el traslado a la Penitenciaría de Chiotti padre, Chiotti hijo, Escudero y Pereyra por "abigeato agravado en concurso con asociación ilícita”. Y, dos días después, Palacios procesó con prisión preventiva a los otros dos detenidos, los empleados rurales Benito Nicolás Quinteros y Gilberto Miranda, por el delito de "abigeato agravado". 
Para la magistrado, hay elementos suficientes como para sospechar que todos ellos tuvieron algún tipo de implicación en las maniobras desplegadas de modo ininterrumpido, desde 2010 hasta el año pasado, para hacerse con la hacienda –fundamentalmente terneros orejanos, es decir, sin marca, señal ni caravana– de Vergés. El campo del que robaron los animales, llamado "La Rinconada", está pegado a "El Paraíso", el establecimiento de los Chiotti al que, según presumen, habrían arreado los vacunos sustraídos para luego continuar su cría allí o trasladarlos a otras haciendas de los Chiotti, o a los campos de otros productores que adquirieron estas vacas. 

Logín