eldiariodelarepublica.com
La importancia de hacer una segunda consulta

Escuchá acá la 90.9
X

La importancia de hacer una segunda consulta

Los especialistas indicaron que en muchas ocasiones la consulta se hace de forma prematura, y que ante una evolución que no es la esperada, no realizan una nueva consulta.

Algunos de los casos fatales que hubo que lamentar en el país a raíz de la angina bacteriana tuvieron una particularidad: la queja de los padres hacia los médicos, al asegurar que en una primera consulta no les diagnosticaron lo que después derivó en el peor final para sus hijos. Los especialistas indicaron que en muchas ocasiones la consulta se hace de forma prematura, y que ante una evolución que no es la esperada, no realizan una nueva consulta.

"Los profesionales saben perfectamente cómo atender estos cuadros. Lo que pasa es que en muchos casos las familias acuden demasiado pronto. Entonces cuando el médico ve al paciente, apenas tiene unas líneas de fiebre o la garganta está levemente irritada porque todavía la bacteria no ha hecho todo su efecto. Entonces los síntomas que percibe son leves y no revisten gravedad, para que el profesional tome otra medida", señaló Rodrigo Verdugo, jefe de Epidemiología
Luego agregó: "Por eso recomiendan que si ese cuadro cambia, se agrava con fiebre más alta y permanente, con mayor dolor e irritación de garganta, con presencia de ganglios, puntitos blancos en la garganta, que es pus producida por la lucha del sistema inmune y la bacteria; ahí si tienen que hacer una nueva consulta".

La pediatra Rosana Dutto opinó de igual forma e indicó que ese punto donde "se pierde el retorno" entre los pacientes (o padres de los niños pacientes) se suele dar en muchos casos, que exceden a esta patología en particular. 

"En los casos fatales que hubo, puede ser que a los médicos les pareció clínicamente que no era estreptococo. Pero lo que pasa es que se les advierte a los padres, que la evolución debe ser de tal forma, y si esto no pasa, tienen que volver a consultar. Por ejemplo, si el médico dice que es una angina viral, hoy va a tener mucha fiebre, mañana menos, y pasado mañana ya no debería tener. Eso a veces el padre no lo termina de comprender, el chico sigue con fiebre, y no vuelve a la consulta. Una vez que vuelve, ya puede ser tarde", aseguró.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La importancia de hacer una segunda consulta

Los especialistas indicaron que en muchas ocasiones la consulta se hace de forma prematura, y que ante una evolución que no es la esperada, no realizan una nueva consulta.

Los médicos piden a los padres que estén atentos a los síntomas.  

Algunos de los casos fatales que hubo que lamentar en el país a raíz de la angina bacteriana tuvieron una particularidad: la queja de los padres hacia los médicos, al asegurar que en una primera consulta no les diagnosticaron lo que después derivó en el peor final para sus hijos. Los especialistas indicaron que en muchas ocasiones la consulta se hace de forma prematura, y que ante una evolución que no es la esperada, no realizan una nueva consulta.

"Los profesionales saben perfectamente cómo atender estos cuadros. Lo que pasa es que en muchos casos las familias acuden demasiado pronto. Entonces cuando el médico ve al paciente, apenas tiene unas líneas de fiebre o la garganta está levemente irritada porque todavía la bacteria no ha hecho todo su efecto. Entonces los síntomas que percibe son leves y no revisten gravedad, para que el profesional tome otra medida", señaló Rodrigo Verdugo, jefe de Epidemiología
Luego agregó: "Por eso recomiendan que si ese cuadro cambia, se agrava con fiebre más alta y permanente, con mayor dolor e irritación de garganta, con presencia de ganglios, puntitos blancos en la garganta, que es pus producida por la lucha del sistema inmune y la bacteria; ahí si tienen que hacer una nueva consulta".

La pediatra Rosana Dutto opinó de igual forma e indicó que ese punto donde "se pierde el retorno" entre los pacientes (o padres de los niños pacientes) se suele dar en muchos casos, que exceden a esta patología en particular. 

"En los casos fatales que hubo, puede ser que a los médicos les pareció clínicamente que no era estreptococo. Pero lo que pasa es que se les advierte a los padres, que la evolución debe ser de tal forma, y si esto no pasa, tienen que volver a consultar. Por ejemplo, si el médico dice que es una angina viral, hoy va a tener mucha fiebre, mañana menos, y pasado mañana ya no debería tener. Eso a veces el padre no lo termina de comprender, el chico sigue con fiebre, y no vuelve a la consulta. Una vez que vuelve, ya puede ser tarde", aseguró.

Logín