Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Asalto en La Punta: “Se llevaron todo para armarse la fiestita”

Tres hombres encapuchados ingresaron a un almacén, apuntaron con un arma a un empleado y robaron bebidas alcohólicas, cigarrillos y un parlante bluetooth.

El violento episodio ocurrió este lunes cerca de las 20:10. Los asaltantes aprovecharon que la noche estaba lluviosa para tomar por sorpresa a un empleado que se encontraba atendiendo solo el comercio.

“Entraron tres hombres con busos con capuchas y cuellos, solo se le veían los ojos. Le pusieron un arma en la cabeza a Mario, el chico que atiende el local los fines de semana, lo obligaron a tirarse  al suelo mientras revolvían el negocio”, relató Cristian Díaz, dueño del almacén “Yael”, uno de los pioneros de la ciudad de La Punta.

Los asaltantes se llevaron botellas de vino y fernet, varios paquetes de cigarrillos y antes de salir cambiaron dos botellas de vodka por un parlante bluetooth, “se llevaron todo para armarse la fiestita”, dijo sarcástico el comerciante.

Díaz señaló que a pesar del enojo que le provocó el hecho, tuvo suerte, ya que sucedió 10 minutos después que saliera con su hijo de 10 años, y que su padre, quien también lo ayuda atender el negocio, estaba en un vecino. Lo que también fue un alivio ya que el hombre sufre problemas cardíacos. “Pudo haber sido una tragedia”, añadió.

 

 

El hombre también contó que un vecino llegó al local en el momento que los tres asaltantes se daban a la fuga, y que alcanzó a ver que uno tenía el cabello teñido de rubio. “Se subieron a un coche negro, similar a un Siena o Chevrolet Astra”, detalló.

“Nos vinimos con mi padres hace 16 años de Buenos Aires para vivir más tranquilos. Es la segunda vez que nos asaltan, la primera me forzaron la puerta y se llevaron varias cosas de valor. Lamentablemente no podemos cerrar porque vivimos de esto”, dijo consternado Díaz.

El mercadito “Yael” se encuentra entre las primeras cuadras de la entrada del alto, (por ruta 3), en la Licitación 1, sobre el bulevar Tobar García.

“No queremos vivir con miedo, como se vive en las grandes ciudades del país, por eso pedimos que haya más seguridad, para que a los que pasamos 12 horas trabajando no nos quiten todo en pocos segundos”, agregó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Asalto en La Punta: “Se llevaron todo para armarse la fiestita”

Tres hombres encapuchados ingresaron a un almacén, apuntaron con un arma a un empleado y robaron bebidas alcohólicas, cigarrillos y un parlante bluetooth.

Foto: Google Maps.

El violento episodio ocurrió este lunes cerca de las 20:10. Los asaltantes aprovecharon que la noche estaba lluviosa para tomar por sorpresa a un empleado que se encontraba atendiendo solo el comercio.

“Entraron tres hombres con busos con capuchas y cuellos, solo se le veían los ojos. Le pusieron un arma en la cabeza a Mario, el chico que atiende el local los fines de semana, lo obligaron a tirarse  al suelo mientras revolvían el negocio”, relató Cristian Díaz, dueño del almacén “Yael”, uno de los pioneros de la ciudad de La Punta.

Los asaltantes se llevaron botellas de vino y fernet, varios paquetes de cigarrillos y antes de salir cambiaron dos botellas de vodka por un parlante bluetooth, “se llevaron todo para armarse la fiestita”, dijo sarcástico el comerciante.

Díaz señaló que a pesar del enojo que le provocó el hecho, tuvo suerte, ya que sucedió 10 minutos después que saliera con su hijo de 10 años, y que su padre, quien también lo ayuda atender el negocio, estaba en un vecino. Lo que también fue un alivio ya que el hombre sufre problemas cardíacos. “Pudo haber sido una tragedia”, añadió.

 

 

El hombre también contó que un vecino llegó al local en el momento que los tres asaltantes se daban a la fuga, y que alcanzó a ver que uno tenía el cabello teñido de rubio. “Se subieron a un coche negro, similar a un Siena o Chevrolet Astra”, detalló.

“Nos vinimos con mi padres hace 16 años de Buenos Aires para vivir más tranquilos. Es la segunda vez que nos asaltan, la primera me forzaron la puerta y se llevaron varias cosas de valor. Lamentablemente no podemos cerrar porque vivimos de esto”, dijo consternado Díaz.

El mercadito “Yael” se encuentra entre las primeras cuadras de la entrada del alto, (por ruta 3), en la Licitación 1, sobre el bulevar Tobar García.

“No queremos vivir con miedo, como se vive en las grandes ciudades del país, por eso pedimos que haya más seguridad, para que a los que pasamos 12 horas trabajando no nos quiten todo en pocos segundos”, agregó.

Logín