eldiariodelarepublica.com
Alfalfa doble propósito: para la Cuenca y la venta al exterior

Escuchá acá la 90.9
X

Alfalfa doble propósito: para la Cuenca y la venta al exterior

Marcelo Dettoni

El Gobierno creó "Alfazal", una Sapem que, junto a los productores, podrá exportar megafardos a través de la ZAL.

Las semillas de alfalfa que el gobierno provincial les entregó el año pasado a los productores de los alrededores de Villa Mercedes afectados por los excesos hídricos que provocó la aparición del río Nuevo tendrán a partir de ahora un doble propósito.

Por un lado, este cultivo de raíces profundas, que abarca ya 11.500 hectáreas en un radio de 50 kilómetros a la redonda, seguirá extrayendo agua de las napas que están altas y arrasaron con áreas agrícolas. Pero llegó la hora de explotar la pata comercial, a través de un proceso de agregado de valor que debería terminar con esa alfalfa en los países árabes gracias a un proceso exportador que incluye varias aristas.

Por eso San Luis creó "Alfazal", una nueva Sapem (sociedad anónima con participación estatal mixta) que trabajará codo a codo con esos productores para colocar la alfalfa en los países árabes, ávidos por alimentar las vacas de sus tambos en un contexto en el que tienen prohibido el uso de agua para riego. Por eso requieren de pasturas extranjeras que la provincia, con su rico potencial, les puede proveer a partir de 2020.

"La alfalfa está en ascenso, tiene una gran demanda mundial y la Argentina solo produce el 5 por ciento, hay buenos precios internacionales y San Luis tiene el desarrollo logístico para aprovechar esta coyuntura", explicó Sebastián Lavandeira, el titular de San Luis Logística, en las oficinas de la Agrozal ante un auditorio con unas 70 personas, entre agrónomos, contratistas y productores que están interesados en participar del proyecto. Muchos ya tienen alfalfa plantada y otros aseguraron que están dispuestos a hacerlo si las condiciones comerciales son las adecuadas.

La invitación de Alfazal se extiende a productores de todo San Luis, ya que la alfalfa también crece en el corredor Quines-Candelaria (bajo riego) y en algunas zonas del Valle del Conlara. Lavandeira aclaró que la modalidad será la que elijan los productores, ya que hay variantes. "Algunos podrán solo contratar el servicio de henificación (el armado de rollos), otros podrán agregar el compactado para armar megafardos y luego comercializar por su cuenta. Y los que quieran hacer todo el proceso junto con nosotros serán bienvenidos, con ellos podemos armar un modelo de negocio exportador, ya que contamos con los técnicos del INTA para asesorarlos y también con el personal de San Luis Logística", dijo.

La Provincia invertirá, en esta primera etapa, cerca de 40 millones de pesos para la compra de la henificadora, que es la que trabajará en los campos luego de la cosecha de alfalfa; un playón de maniobras para que los camiones puedan descargar la materia prima, un depósito, un galpón de almacenamiento y la compactadora, que es de origen español y estará instalada en octubre. Tendrá capacidad para procesar 20 mil toneladas al año.

Para que la exportación de alfalfa sea un éxito, la nueva empresa contará con el apoyo logístico de la ZAL, que ya tiene experiencia en el embarque de rollos y megafardos, tanto en trenes como en camiones, y con una sociedad con Belgrano Cargas, la empresa ferroviaria del Estado nacional que tiene la concesión de las vías que surcan la geografía de San Luis. Será la encargada de sacar la alfalfa por el puerto que elijan los productores, que puede ser el de Bahía Blanca, Rosario o Buenos Aires, ya que están trabajando para que el tren llegue hasta donde hay que cargar los barcos.

Remediación ambiental y negocio agrícola, todo en un solo proyecto. Para que San Luis siga siendo una referencia ecológica y un polo exportador indispensable para generar divisas genuinas.

 

Estructura al servicio de la producción

Mientras se desarrollaba la presentación de Alfazal, en la playa de maniobras ferroviarias de la Zona de Actividades Logísticas estaban cargando un tren con contenedores de alfalfa, por lo que los productores pudieron observar en vivo y en directo cómo trabaja el equipo que conduce Diego Pájaro, el titular de la ZAL.

Era el primer embarque del año de una empresa cordobesa, que envía contenedores con megafardos rumbo a los Emiratos Árabes y que ya trabajó con la ZAL el año pasado. Sesenta vagones partirán mañana rumbo al puerto de Buenos Aires, a través del servicio del Belgrano Cargas. En San Luis se realiza el trasbordo de los camiones al tren con una grúa pórtico de última generación y personal muy capacitado.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Alfalfa doble propósito: para la Cuenca y la venta al exterior

El Gobierno creó "Alfazal", una Sapem que, junto a los productores, podrá exportar megafardos a través de la ZAL.

Fotos: Juan Andrés Galli.

Las semillas de alfalfa que el gobierno provincial les entregó el año pasado a los productores de los alrededores de Villa Mercedes afectados por los excesos hídricos que provocó la aparición del río Nuevo tendrán a partir de ahora un doble propósito.

Por un lado, este cultivo de raíces profundas, que abarca ya 11.500 hectáreas en un radio de 50 kilómetros a la redonda, seguirá extrayendo agua de las napas que están altas y arrasaron con áreas agrícolas. Pero llegó la hora de explotar la pata comercial, a través de un proceso de agregado de valor que debería terminar con esa alfalfa en los países árabes gracias a un proceso exportador que incluye varias aristas.

Por eso San Luis creó "Alfazal", una nueva Sapem (sociedad anónima con participación estatal mixta) que trabajará codo a codo con esos productores para colocar la alfalfa en los países árabes, ávidos por alimentar las vacas de sus tambos en un contexto en el que tienen prohibido el uso de agua para riego. Por eso requieren de pasturas extranjeras que la provincia, con su rico potencial, les puede proveer a partir de 2020.

"La alfalfa está en ascenso, tiene una gran demanda mundial y la Argentina solo produce el 5 por ciento, hay buenos precios internacionales y San Luis tiene el desarrollo logístico para aprovechar esta coyuntura", explicó Sebastián Lavandeira, el titular de San Luis Logística, en las oficinas de la Agrozal ante un auditorio con unas 70 personas, entre agrónomos, contratistas y productores que están interesados en participar del proyecto. Muchos ya tienen alfalfa plantada y otros aseguraron que están dispuestos a hacerlo si las condiciones comerciales son las adecuadas.

La invitación de Alfazal se extiende a productores de todo San Luis, ya que la alfalfa también crece en el corredor Quines-Candelaria (bajo riego) y en algunas zonas del Valle del Conlara. Lavandeira aclaró que la modalidad será la que elijan los productores, ya que hay variantes. "Algunos podrán solo contratar el servicio de henificación (el armado de rollos), otros podrán agregar el compactado para armar megafardos y luego comercializar por su cuenta. Y los que quieran hacer todo el proceso junto con nosotros serán bienvenidos, con ellos podemos armar un modelo de negocio exportador, ya que contamos con los técnicos del INTA para asesorarlos y también con el personal de San Luis Logística", dijo.

La Provincia invertirá, en esta primera etapa, cerca de 40 millones de pesos para la compra de la henificadora, que es la que trabajará en los campos luego de la cosecha de alfalfa; un playón de maniobras para que los camiones puedan descargar la materia prima, un depósito, un galpón de almacenamiento y la compactadora, que es de origen español y estará instalada en octubre. Tendrá capacidad para procesar 20 mil toneladas al año.

Para que la exportación de alfalfa sea un éxito, la nueva empresa contará con el apoyo logístico de la ZAL, que ya tiene experiencia en el embarque de rollos y megafardos, tanto en trenes como en camiones, y con una sociedad con Belgrano Cargas, la empresa ferroviaria del Estado nacional que tiene la concesión de las vías que surcan la geografía de San Luis. Será la encargada de sacar la alfalfa por el puerto que elijan los productores, que puede ser el de Bahía Blanca, Rosario o Buenos Aires, ya que están trabajando para que el tren llegue hasta donde hay que cargar los barcos.

Remediación ambiental y negocio agrícola, todo en un solo proyecto. Para que San Luis siga siendo una referencia ecológica y un polo exportador indispensable para generar divisas genuinas.

 

Estructura al servicio de la producción

Mientras se desarrollaba la presentación de Alfazal, en la playa de maniobras ferroviarias de la Zona de Actividades Logísticas estaban cargando un tren con contenedores de alfalfa, por lo que los productores pudieron observar en vivo y en directo cómo trabaja el equipo que conduce Diego Pájaro, el titular de la ZAL.

Era el primer embarque del año de una empresa cordobesa, que envía contenedores con megafardos rumbo a los Emiratos Árabes y que ya trabajó con la ZAL el año pasado. Sesenta vagones partirán mañana rumbo al puerto de Buenos Aires, a través del servicio del Belgrano Cargas. En San Luis se realiza el trasbordo de los camiones al tren con una grúa pórtico de última generación y personal muy capacitado.

Logín